¿Cuándo y por qué se indemniza un accidente de tráfico?

¿Cuándo y por qué se indemniza un accidente de tráfico?

Cuándo, por qué y que se indemniza en un accidente de trafico es una de las preguntas más comunes de nuestros clientes que explica nuestro abogado. Para indemnizar por haber sufrido un accidente de tráfico deben darse una serie de circunstancias y el accidentado debe cumplir una serie de requisitos que vamos a ir aclarando a lo largo de los siguientes apartados.

ACCIDENTES DE COCHE Y MOTO

Antes de explicar en qué consisten las indemnizaciones por accidentes de tráfico, es conveniente repasar algunos datos sobre los accidentes de tráfico más comunes en España. Durante 2016 ocurrieron 1,85 millones de accidentes leves, aun la DGT todavía no ha mostrado el balance de la cantidad de heridos el año pasado, pero sí el balance de los fallecidos, ascendiendo a 1.160,  de los cuales 604 fallecidos circulaban en coche y 214 en moto y 118 eran peatones.

Los accidentes de coches, han sido siempre los más comunes, debido a que son el medio transporte favorito de los españoles, los accidentes graves ocurren en vías interurbanas, mientras que la mayoría de accidentes leves ocurren dentro de vías urbanas. Según la DGT, la distracción es uno de los motivos que más accidentes provoca, así como el exceso de velocidad, el irrespeto de las prioridades de paso y conducir bajo los efectos del alcohol o drogas.

En la mayoría de accidentes leves se producen lesiones, aunque al principio no lo parezca, por ejemplo, en un accidente de coche por golpe trasero, casi siempre los ocupantes del coche que ha sido impactado desarrollan una lesión cervical, siendo la rectificación cervical la lesión más común. ¿Sabías que por esta lesión tienes derecho a una indemnización?

¿QUÉ ES UNA INDEMNIZACIÓN?

Antes de nada, vamos a definir qué es exactamente una indemnización. La indemnización es la compensación económica a la que tenemos derecho por las lesiones y los daños materiales sufridos en un accidente de tráfico, pero como no hay un accidente que sea idéntico a otro, la tramitación de la reclamación de indemnización debe ser tratada de manera individual.

¿Por qué decimos que cada caso es único? Pues aunque dos personas hayan sufrido la misma lesión, el tiempo y la forma en la que cada una se recupera de las lesiones es diferente, pues depende de la edad, el sexo, estado de salud, entre otros aspectos.

¿TENGO DERECHO A UNA INDEMNIZACIÓN?

Tienes derecho a una indemnización siempre y cuando no seas el único responsable del accidente de tráfico. Esto quiere decir que también tienes derecho a una indemnización aun cuando tienes parte de culpa en el accidente, lo que se conoce como concurrencia de culpas, esto es, dos o más conductores son responsables del siniestro, aunque en esos casos la reclamación suele ser más complicada porque la contraria siempre va a intentar eximirse de responsabilidad.

El porcentaje de culpa de uno y otro acaba determinando cuánto puede llegar a reclamar cada uno de los implicados en el accidente por los daños personales y materiales. Es muy importante recoger tras el accidente todos los datos posibles sobre las características y causas del mismo para conocer realmente el grado de responsabilidad de cada individuo.

La culpabilidad de un accidente se acredita con un parte amistoso o con el atestado de tráfico, cuando no está muy clara la responsabilidad del accidente, lo ideal es llamar a la Policía o la Guardia Civil,  para que levanten el pertinente atestado y basado en su análisis determinen el porcentaje de responsabilidad que ha tenido cada implicado.

¿CUÁNTO COBRA UN ABOGADO DE TRÁFICO?

Los honorarios de un abogado particular especializado en accidentes de tráfico están cubiertos completamente o al menos en parte por la póliza de defensa jurídica que se incluye en el seguro propio. De esta manera, al contratar un abogado particular nos aseguramos luchar por la máxima indemnización posible y ello sin o apenas coste para nosotros, teniendo la garantía de que se van a defender nuestros derechos por una persona ajena a las aseguradoras.

En caso de que hayas sido víctima de un atropello, debes saber que si dispones de un seguro de hogar, tienes derecho también a la cobertura de defensa jurídica, de hecho esta suele ser superior a la de las pólizas de coches.

En caso de ser ocupante, pocas compañías le ofrecen la cobertura de defensa jurídica a tercero, pero contratar los servicios de un abogado especialista en accidente de coche o moto garantizará que obtengas la máxima indemnización, la mayoría de los despachos especialista cobra por porcentaje y en el caso de Legalcar no cobramos nada por adelantado y si el lesionado no cobra indemnización, tampoco lo hacemos nosotros, ratificando nuestro compromiso con las víctimas.

¿CÓMO SE CUANTIFICA UNA INDEMNIZACIÓN?

La indemnización empieza a cuantificarse desde el mismo instante que el accidentando es atendido en urgencias por las lesiones del accidente. La documentación médica que certifica los daños físicos del accidente al poco de ocurrir éste es nuestro mejor aliado a la hora de reclamar una indemnización, y debe ser lo más completa posible.

Y es que la cuantía de la indemnización depende de la capacidad que tengamos para demostrar las lesiones que hemos sufrido en el accidente de tráfico. De ahí la importancia del informe médico que nos sirve para probar el nexo causal entre el accidente y las lesiones, sobre todo si días después del siniestro las dolencias van en aumento, además de pruebas médicas, tratamiento rehabilitador, etc.

Las indemnizaciones se realizan a partir de la suma de varios conceptos,  entre los que se incluyen el tiempo en el que el lesionado se ha recuperado, las posibles secuelas derivadas del accidente,  los daños patrimoniales, el aumento de costes de movilidad, gastos médicos, lucro cesante, ayuda de terceras personas, entre otros conceptos aplicados a lesiones más graves que comprometen la vida del lesionado.

INDEMNIZACIONES A OCUPANTES

Los ocupantes en un accidente de tráfico siempre tienen derecho a una indemnización por los daños personales y materiales, aunque viajen en el coche cuyo conductor es el responsable del accidente. La tramitación de una reclamación de indemnización para los ocupantes de una motocicleta es más delicada que en un accidente de coche, puesto que en el primero las lesiones físicas tienden a ser de mayor gravedad. La necesidad de probar las lesiones y el modo de hacerlo es igual que en cualquier otro supuesto.

CONDUCIR BAJOS LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

En un accidente de tráfico donde hay algún conductor que da positivo por consumo de alcohol existen varias situaciones que pueden darse. Si somos el conductor que conducía ebrio, sólo tenemos derecho a una indemnización si la culpabilidad del accidente no recae exclusivamente sobre nosotros. Cuando el conductor que conducía en estado de embriaguez es el contrario y además es el culpable del accidente, siempre tenemos derecho a una indemnización por las lesiones y daños materiales sufridos. Y si somos ocupantes de algunos de los vehículos implicados, tenemos derecho a una indemnización en cualquier caso.

¿QUÉ OPCIONES TIENES PARA RECLAMAR?

Para reclamar un accidente de tráfico tienes diferentes vías y opciones que pasamos a detallar a continuación:

  1. Extrajudicial: Consiste en llegar a un acuerdo con la compañía de seguros, sobre la indemnización que le corresponde al lesionado, con la reforma del Baremo de Tráfico, se obliga a intentar llegar a un acuerdo con la compañía antes de acudir a la vía civil.
  2. Vía civil: Si no se logra llegar a un acuerdo con la compañía de seguros, lo recomendable es interponer a una demanda, para esto es necesario contratar a un perito médico para que realice su evaluación, dicho informe pericial será contrastado con el del perito de la compañía y el juez decidirá quién tiene la razón, para este procedimiento necesitarás además un procurador.
  3. Contencioso administrativo: Este procedimiento queda reservado para accidentes que tienen que ver con caídas en la vía pública o en parques y se tramita frente a la Administración responsable en cada caso.

 

Llámanos y te ayudamos a resolver tus dudas, sin ningún compromiso.

900901450 – Teléfono gratuito