900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Los daños personales, es decir, las lesiones, se van a valorar aplicando el Baremo de Tráfico, que se actualiza cada año, y que comprende indemnización por días  (tiempo en el que el lesionado está ingresado, incapacitado para hacer su vida habitual, se tenga o no baja laboral, etcétera), que, con la entrada en vigor del Baremo de Tráfico 2016 ha quedado diferenciado en función del perjuicio en la calidad de vida del lesionado (Muy Grave, Grave, Moderado); y secuelas (estado residual que queda después del tratamiento recibido). Estos días dependiendo de su denominación tienen una cuantía, por lo que se indemniza con 30 euros los días por perjuicio personal básico, 52 los moderados, 75 graves y 100 muy graves en el año 2016, cantidades que cada año se actualizan en base a la revalorización de las pensiones.

Las secuelas también resultan determinantes a la hora de reclamar una indemnización, estas se evalúan de acuerdo al tipo de secuela basado en una horquilla de puntos, que se asignan de acuerdo a su gravedad; para convertir dichos puntos a euros, se toma en cuenta la edad del lesionado, quedando indicado en las tablas del Baremo de Tráfico la cantidad que se debe recibir. Aunque es una afección que va a acompañar al lesionado por el resto de su vida, increíblemente las compañías intentan pagar lo mínimo por ellas, bajando los puntos (infravalorando las lesiones de la víctima) por lo tanto la indemnización.

Además de lo anterior, puede reclamarse lucro cesante, en caso de que pueda acreditarse, y aplicar los factores de corrección, según cada caso concreto, que vienen establecidos en el Baremo para supuestos concretos, por ejemplo, en el caso de grandes lesionados. Para todo ello, es muy importante poner la reclamación de la indemnización por accidente de tráfico en manos de LegalCar, que conocen todos los conceptos que puede comprender la indemnización, a fin de no dejar sin reclamar ninguna partida.