Denuncian el archivo de las causas penales de los accidentes de tráfico

Denuncian el archivo de las causas penales de los accidentes de tráfico

Desde la entrada en vigor, el pasado 1 de julio, de la reforma del Código Penal, estamos constatando el archivo sistemático, por parte de la inmensa mayoría de los Juzgados de Instrucción de partidos judiciales de toda España, de los Juicios de Faltas incoados antes de la entrada en vigor de dicha reforma.

En LEGALCAR abogados, nos estamos encontrando con Autos de archivo de procedimientos que incluso llevan tramitándose meses antes del 1 de julio, lo que está provocando una absoluta indefensión a las víctimas, que se ven abocadas a acudir a un procedimiento civil para la reclamación de su indemnización, lo que supone un desembolso económico por parte de la víctima. Incluso está pasando con procedimientos en los que se ha practicado toda la instrucción, y unos días antes de celebrarse el Juicio de Faltas, se acuerda el archivo.

La mayoría de los Autos justifican el archivo con la alegación de que “los hechos no son constitutivos de infracción penal”, independientemente del tipo de accidente, de las lesiones que haya habido, o de si la conducta imprudente está o no tipificada en el Código de la Circulación como imprudencia grave.

LAS QUEJAS DE ASOCIACIONES DE CICLISTAS Y VICTIMAS

 

La Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) y la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA han denunciado estos hechos, que desde LEGALCAR corroboramos porque nos estamos encontrando casos en los que ni siquiera se ha solicitado por el Juzgado de Instrucción el correspondiente Atestado, con lo que lo que se está haciendo es, directamente, prejuzgar el carácter leve de la imprudencia, solo por el mero hecho de tratarse de denuncias interpuestas por las víctimas por accidentes de circulación.

El presidente de DIA, Francisco Canes, destaca que las víctimas de accidentes de tráfico se encuentran ahora con que después de sufrir las consecuencias lesivas de un siniestro, se ven perjudicados por un Código Penal que no les tiene en cuenta, y ha pedido una reunión con el fiscal de Sala Coordinador de seguridad Vial, Bartolomé Vargas, solicitando que elabore una circular con unos criterios de actuación de los fiscales, en base a lo declarado por  Consuelo Madrigal, fiscal general del Estado, y que desde LEGALCAR también reivindicamos, esto es, que se considere como delito leve o delito grave-según el caso- lo que hasta la entrada en vigor de la reforma del Código Penal se consideraba falta de imprudencia.

Estas Asociaciones quieren reclamar a los partidos políticos, de cara a las próximas elecciones generales, que se reforme de manera inmediata el Código Penal, para que de este modo vuelvan a garantizarse los derechos de las víctimas de los accidentes de tráfico, restaurando la imprudencia con resultado de lesiones o muerte.

RECURSOS CONTRA LOS AUTOS DE ARCHIVO

 

En LEGALCAR nuestro equipo de abogados ha recurrido en reforma y subsidiario de apelación los Autos de archivo, por considerar que existe un error en los fundamentos jurídicos de los mismos.

Entre otros razonamientos, entendemos que dentro de la nueva calificación del Código Penal existen lesiones graves por imprudencia menos grave (art.152.1.1) y que para conocer por el Juzgado de Instrucción si existe alguna lesión de este tipo, la víctima tiene que ser reconocida por el Médico Forense, para determinar el alcance de las lesiones y secuelas y solo después se podrá valorar si efectivamente existen las lesiones recogidas en el art.147.

Si los hechos son evidentes por el resultado lesivo y por los daños acreditados en los vehículos, se podrá determinar que el conductor responsable desatendía las mínimas normas de precaución y diligencia, poniendo en riesgo con su conducta imprudente la vida o integridad física de otras personas, y sin prestar la debida atención a las circunstancias del tráfico. Esto, a juicio de esta parte, debe considerarse como una imprudencia grave, apoyado muchas veces por artículos del reglamento de Circulación, que consideran determinadas conductas como graves.

Desde LEGALCAR queremos llamar la atención sobre el dato de que si se tienen dudas respecto a la calificación de los hechos o sobre la conducta grave o leve de la imprudencia, lo que debe hacer el Juzgado de Instrucción, en lugar de limitarse a archivar sistemáticamente todos los procedimientos, es reclamar el Atestado, tomar declaración al conductor denunciado, citar a la víctima a reconocimiento médico forense, y una vez terminada la fase de instrucción, tener todos los elementos necesarios para acordar, o bien el archivo de las actuaciones penales, o bien tramitarlas como delito leve, pero NUNCA llegar a concluir que los hechos no son constitutivos de infracción penal sin antes haber tramitado la instrucción del caso, para no provocar indefensión a la víctima.