900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Queremos explicar como se denuncia un accidente en Hipercor y como puedes reclamar tu derecho a una indemnización en el caso de lesiones. A menudo escuchamos por amigos o conocidos o por los medios de comunicación que se ha producido un accidente en un centro comercial o establecimiento público.

La mayoría de las personas desconocen si en esos supuestos pueden reclamar, y que casos son susceptibles de reclamarse, además de no saber la documentación que necesitan para que el requerimiento sea viable.

Este tipo de accidentes no son susceptibles de denunciarse en el sentido estricto de la palabra, debido a la modificación del Código Penal en 2015. Las reclamaciones derivadas de accidentes ocurridos en centros comerciales se van a tramitar en caso de tener que acudir a un procedimiento judicial, siempre por la vía jurisdiccional civil.

Ahora bien, no todas las reclamaciones tienen que acabar necesariamente en un pleito. En realidad, la mayoría de estos casos se resuelven por vía amistosa con la aseguradora que tiene que hacerse cargo.

Para ello, eso sí, vamos a necesitar siempre el asesoramiento de LegalCar en este tipo de reclamaciones para que no solo nos ayude en la gestión del caso, sino también se ocupe de la negociación en nuestro nombre de la indemnización con la aseguradora, partiendo de sus conocimientos de la normativa que es de aplicación a estos casos y de la defensa del mejor interés a favor del cliente, a fin de que no quede ningún concepto sin reclamar.

HIPERCOR

Hipercor es un conjunto de hipermercados españoles que pertenecen al Grupo El Corte Inglés. Distribuye productos de alimentación, droguería, perfumería, moda, hogar y electrónica.

La primera tienda de Hipercor se abrió en Sevilla en 1980, y se ha ido expansionando hasta contar con 41 centros distribuidos por toda España.

El nombre de Hipercor viene tristemente unido a un atentado ocurrido en 1987 en uno de sus centros de Barcelona, donde fallecieron 21 personas.

Como otros tantos centros comerciales, Hipercor cuenta con su seguro de responsabilidad civil para cubrir los daños y perjuicios provocados en accidentes ocurridos en sus instalaciones.

Sin embargo, esto no significa que pueda reclamarse cualquier tipo de siniestro. Así, los accidentes que se producen por culpa exclusiva del cliente, que no iba atento, o que se ha despistado, y se trata de caídas fortuitas donde no interviene nadie más que el propio perjudicado, no son susceptibles de reclamarse, ya que toda la responsabilidad recae en la propia víctima.

Ahora bien, cuando se accidente se debe a caídas provocadas por líquidos o sustancias derramadas en el suelo, baldosines mal colocados, escaleras defectuosas, estanterías que se vencen por el peso de más, y situaciones similares, entonces sí es posible reclamar, por responsabilidad del centro comercial.

Para que este tipo de reclamaciones sean viables necesitaremos una serie de documentos y pruebas sin las cuales será difícil que el caso prospere.

Así, el principal dato a tener en cuenta es que hay que acreditar de manera clara que el accidente se ha producido y que la causa que lo ha ocasionado es ajena a la propia víctima.

Para ello no debemos movernos nunca del lugar del accidente, y hay que llamar tanto a la policía para que levante un parte de siniestro, como a los servicios de emergencias para que nos hagan una primera asistencia médica en el mismo lugar del accidente.

Es importante también recopilar datos de los testigos presenciales, lo cual es relativamente sencillo porque se trata de lugares con gran afluencia de público. Es importante que nos hagamos con el nombre, dirección y teléfono de los testigos por si nos hicieran falta en su momento de cara a la aseguradora.

La primera reclamación debe interponerse siempre en el servicio de atención al cliente del centro comercial donde se ha sufrido el accidente, y lo antes posible. Esta reclamación debe recoger la fecha, hora, lugar exacto donde ocurrió el siniestro, testigos presenciales, fotografías del lugar y la causa del mismo, y los informes médicos iniciales que tengamos, además del parte policial de accidente que nos hayan entregado los agentes.

Esta reclamación se va a cursar por el centro comercial a la compañía aseguradora quien en la mayoría de los casos suele hacer seguimiento médico del lesionado durante el tiempo que dura el proceso.

Teniendo en cuenta la especialidad de este tipo de accidentes, es muy importante que la víctima cuente con ayuda jurídica, acudiendo lo antes posible a un despacho de LegalCar.

Ello es así porque no solo la victima desconoce lo que necesita para que la reclamación salga bien y no nos encontremos con un rechazo por parte de la aseguradora que por cualquier motivo pueda negar la responsabilidad del centro comercial, sino también por el desconocimiento de la normativa que ampara este tipo de procesos y que va a determinar en gran medida los derechos que tiene la víctima y el importe de la indemnización que podrá reclamar en función de los daños y perjuicios causados.

El cálculo se hace una vez que las lesiones de la víctima están estabilizadas, ya tiene el alta médica y cuenta con todos los informes y pruebas de su proceso curativo.

Esta indemnización por daños personales incluye el perjuicio personal particular (tiempo de incapacitación para las tareas habituales de la vida diaria, con o sin baja laboral), el perjuicio personal básico (tiempo de curación de las lesiones fuera del periodo de incapacidad, y que suele coincidir con el tratamiento rehabilitador), y las secuelas que nos hayan quedado.

Se incluyen además de otros factores de corrección de acuerdo con lo estipulado en el Baremo de lesiones de aplicación a estos casos, que es el mismo que para los lesionados de tráfico ((Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de Reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación).

Cualquier gasto adicional (taxis, farmacia, tratamiento de rehabilitación), o perjuicio económico derivado del siniestro es susceptible también de reclamarse acreditando el daño (fotos) y con presupuestos o facturas de reparación (daños en relojes, gafas, móviles, etcétera).

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita