Derechos como ocupantes de un taxi

Derechos como ocupantes de un taxi

Te explicamos todo lo necesario sobre el proceso de reclamación en caso de indemnización como ocupante de un taxi y las pruebas que has de aportar, en muchas ocasiones, un accidente de tráfico afecta a los ocupantes de los vehículos implicados en el mismo.

Los ocupantes de un taxi pueden también sufrir un accidente de tráfico, como pasajeros de un vehículo público de transporte. Lo más importante que debe saber el ocupante que ha sido víctima de un accidente de tráfico es que si ha sufrido daños personales tiene derecho siempre a reclamar la indemnización que le pueda corresponder, independientemente de que la culpa del siniestro haya sido del taxi en el que viajaban o del otro vehículo implicado.

EN CASO DE ACCIDENTE

En caso de accidente de tráfico como ocupante de un taxi, podemos reclamar indemnización siempre y en todo caso, al no ser conductores. La única particularidad en los accidentes con ocupantes es determinar qué compañía de seguros tiene que indemnizarlos.

Así, si la responsabilidad es del taxi en el que viajamos, tendrá que hacerse cargo de la indemnización la aseguradora del propio taxi, mientras que si la culpa es de otro vehículo implicado en el siniestro, es su compañía de seguros quien deberá indemnizarnos.

Para determinar quién se tiene que hacer cargo de la indemnización hay que tener claro quien ha sido el responsable del siniestro. Para ello es fundamental que si sufrimos un accidente llamemos de inmediato a la Policía o Guardia Civil para que acudan a levantar un Atestado que deje claro como ha ocurrido el accidente y quien ha tenido la culpa. De esa manera sabremos a quien tenemos que reclamar.

Si las partes firman un parte amistoso en el que queda clara la culpa, el mismo sirve para tener los datos de las partes implicadas y la responsabilidad, y deberemos hacer una foto con el móvil o pedir una copia para reclamar las lesiones como ocupante. Conviene hacer constar en el mismo que los ocupantes han sufrido lesiones y si hay daños en objetos, equipaje o cualquier otra cosa que iba en el taxi en el momento del siniestro, recogerlo en el parte.

Los testigos también pueden ayudarnos a determinar la responsabilidad, por lo que conviene tener sus datos por si la compañía responsable quisiera discutirnos la culpa.

Si hubiera una culpa compartida entre dos vehículos, los ocupantes tendrán derecho a que s eles indemnice por la totalidad de sus daños y perjuicios, si bien en ese caso serán las dos aseguradoras de los vehículos responsables quienes tendrán que pagar y en proporción a los porcentajes de culpa de cada uno de ellos.

INDEMNIZACIÓN COMO OCUPANTE DE UN TAXI

La indemnización como ocupante de un taxi deja fuera la reclamación de daños materiales, que solo podrá hacerla el propietario del vehículo auto taxi en el que viajábamos. El ocupante podrá reclamar los daños personales o lesiones que haya sufrido en el accidente.

Para poderlos reclamar es fundamental que si no nos han atendido in situ los servicios de emergencias, acudamos lo antes posible al Hospital para que nos hagan un reconocimiento completo y las pruebas necesarias para determinar el alcance de las lesiones. En cualquier caso nunca pueden pasar las primeras 72 horas tras el accidente sin asistencia porque la aseguradora podría no querer pagar indemnización alegando la ruptura del nexo causal. El informe del Hospital deberá recoger la totalidad de las lesiones sufridas, ya que lo que no conste en los primeros informes dentro de esas 72 horas luego no podrá reclamarse como lesión derivada del siniestro.

La indemnización comprenderá por un lado la totalidad de los días que hemos tardado en curarnos de nuestras lesiones. Si hemos estado de baja laboral o incapacitados para hacer las tareas básicas de la vida diaria esos días se nos pagarán como perjuicio personal moderado. Los días que sin baja o incapacidad hayamos estado tratándonos de las lesiones, sobre todo con la rehabilitación, se indemnizan también como perjuicio personal básico.

Si después del alta médica tras el tratamiento rehabilitador nos han quedado secuelas derivadas de las lesiones sufridas, podremos reclamar indemnización por las mismas de conformidad con las Tablas establecidas en el Baremo de Tráfico 2016. Igualmente, cualquier incapacidad sobrevenida a raíz del accidente, sea parcial, total o absoluta, también debe indemnizarse como perjuicio derivado del mismo.

Si el ocupante del taxi accidentado llevaba objetos en el mismo que se han dañado (por ejemplo gafas, teléfonos móviles, ordenadores, equipaje, etcétera) se podrá reclamar indemnización por esos daños, siempre que acreditemos que los llevábamos en el taxi en el momento del accidente, para lo cual es importante hacer constar esos daños en el parte amistoso o en el Atestado.

EL PROCESO DE RECLAMACIÓN

El proceso de reclamación de la indemnización del ocupante de un taxi debe hacerse siempre con LegalCar, pues las aseguradoras aprovechan el desconocimiento de las normas y legislación que tienen las víctimas de un accidente para ofrecer indemnizaciones muy por debajo de lo que realmente les corresponde.

El proceso durará más o menos dependiendo de si LegalCar consigue un acuerdo amistoso, o por el contrario, es necesario interponer un procedimiento judicial civil contra la aseguradora.

El tiempo que marca el inicio de la reclamación está condicionado por el tiempo que tarde el ocupante lesionado en curarse, pues no es igual una lesión normal de cuello que previsiblemente en tres meses estará estabilizado, que una fractura que exige un periodo de baja o incapacidad y una recuperación más larga en el tiempo.

Una vez el lesionado haya alcanzado la estabilidad lesional, y tenga toda la documentación médica necesaria acreditativa de las lesiones sufridas, el LegalCar realizará la reclamación a la compañía, que tiene tres meses para realizar una oferta motivada de pago. Si la misma es insuficiente o no se realiza por cualquier motivo (respuesta motivada), será necesario realizar una pericial médica que acredite las lesiones sufridas y reclamar de nuevo a la compañía.

En caso de alcanzarse un acuerdo amistoso se pondrá fin el proceso con la firma de un finiquito y el cobro de la indemnización. Si no es posible o la oferta sigue estando por debajo de lo que corresponde percibir al ocupante lesionado, habrá que demandar a la aseguradora, iniciándose un procedimiento civil que puede alargarse hasta dos años, debido a la saturación de nuestros Tribunales. En cualquier momento de ese proceso judicial, no obstante, puede llegarse a un acuerdo con la aseguradora, en base a las negociaciones que realice LegalCar, que en cualquier caso siempre tendrá que ser aceptado por la víctima, que tiene la última palabra.

EL INFORME MÉDICO Y LAS PRUEBAS

Los informes médicos y las pruebas diagnósticas para determinar el alcance de las lesiones sufridas son fundamentales de cara a la reclamación de la indemnización que corresponda.

La aseguradora no va a pagar pon ninguna lesión que no aparezca desde los primeros informes médicos dentro de las 72 horas posteriores al accidente. Tampoco indemnizará por secuelas si no aparecen claramente determinadas en los informes de alta y en las pruebas diagnósticas.

LEGALCAR

En LEGALCAR hemos tramitado innumerables reclamaciones de indemnizaciones derivadas de accidentes de circulación sufridos por ocupantes de taxi. La especial circunstancia de este tipo de siniestros en los que hay que determinar bien quien tiene que indemnizar a la víctima, al ser pasajeros. Por ello siempre es fundamental contactar con LegalCar para que la víctima esté desde el principio debidamente asesorada y defendida.

 

Llámanos sin compromiso y te informaremos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita