Derechos de los viajeros de autobús

Derechos de los viajeros de autobús

Muchos usuarios de transporte público eligen el autobús como sistema para desplazarse, no solo en núcleos urbanos, sino también en trayectos interurbanos o por carretera. En determinadas zonas, el autobús es la única alternativa al vehículo privado, sobre todo en pequeñas poblaciones y zonas rurales.

También ha aumentado el número de viajeros que utilizan este medio de transporte para desplazarse a su destino vacacional.

Por el mero hecho de ser usuario de un autobús, tenemos una serie de derechos que conviene conocer sobre todo si por alguna circunstancia sufrimos un accidente viajando en este medio de transporte colectivo de viajeros.

DERECHOS DE LOS VIAJEROS EN AUTOBUSES

Los derechos de los viajeros que utilizan el autocar o el autobús se recogen en el Reglamento 181/2001 de 16 de febrero del Parlamento Europeo, para supuestos como retrasos, cancelaciones de viajes, daños o pérdida del equipaje etcétera.

Se trata de una normativa que indica que para poder reclamar la compensación que nos pueda corresponder en caso de un retraso o una cancelación, el viaje debe durar más de tres horas o cubrir más de 250 kilómetros de distancia (por ejemplo de Madrid a Barcelona, o de Sevilla a Madrid).

Si el desplazamiento es inferior a los 250 kilómetros, podremos acogernos al Reglamento en lo que respecta a no discriminación en las condiciones de transporte, normas generales de reclamaciones y de información sobre los viajes o los derechos específicos para personas con movilidad reducida.

En caso de desplazamientos de más de 250 kilómetros, tendremos derecho a que nos devuelven el importe íntegro del billete si el usuario tiene un tiempo de espera superior a dos horas, si el trayecto se cancela o si hay un exceso de reservas (overbooking) en el autobús.

Otros derechos recogidos en esta normativa para los pasajeros de un autobús son:

  1. Derecho a la información sobre su viaje, que debe estar disponible en las estaciones de autobús, y si es posible también en internet, incluyéndose datos de contacto para en caso de ser necesario, poder interponer una reclamación.
  2. Derechos por pérdida o daños en el equipaje.
  3. Derecho a que la empresa proporcione a los viajeros, en caso de avería en el autobús, otro transporte hasta el destino, o hasta otra estación donde sea posible seguir el trayecto interrumpido.
  4. Derechos de los pasajeros con movilidad reducida, que además de los comunes para todos los usuarios, disponen de asistencia gratuita en el autobús y en las terminales, incluyendo el ascenso y descenso del autobús, y posibilidad de indemnización por pérdida o deterioro de la silla de ruedas o equipo de movilidad del pasajero.

DERECHOS DE LOS VIAJEROS EN CASO DE ACCIDENTE

Los usuarios de un autobús o autocar, como medio de transporte público, están expuestos a sufrir un accidente de tráfico igual que si viajan en coche o cualquier otro medio de desplazamiento.

Si sufrimos un accidente en un autobús, tenemos derecho a una indemnización siempre, siendo independiente quien haya tenido la culpa en el mismo, si el conductor del autobús o un tercero.

Si el siniestro ocurre por responsabilidad del conductor del autobús, seremos indemnizados por la aseguradora del mismo, mientras que si la responsabilidad es de un tercero, nos abonará la indemnización la compañía de seguros de este último.

Podemos tener derecho a dos tipos de indemnizaciones, que no son excluyentes, y que son la indemnización por RC y la indemnización por el SOV.

La indemnización derivada del Seguro de Responsabilidad Civil (RC) por lesiones y daños causados en accidente por culpa del conductor o de un tercero, se paga con arreglo a lo dispuesto en el Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación).

Esta indemnización comprenderá los daños personales o lesiones sufridas en el accidente (periodo de curación hasta la estabilización lesional, dividida en perjuicio personal particular y perjuicio personal básico, según hayamos estado o no incapacitados para hacer las tareas básicas de nuestra vida diaria, y las secuelas que nos hayan podido quedar, además de cualquier incapacidad derivada del accidente). Y por otro lado comprenderá los daños materiales (indemnización por daño o rotura o deterioro de cualquier objeto que portáramos en el momento del siniestro, como móviles, gafas, etcétera, siempre que acreditemos que las llevábamos en ese momento y tengamos presupuesto o factura de arreglo y fotos)

Por otro lado podemos reclamar la indemnización derivada del Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV), cobertura que todo viajero de un medio de transporte público tiene por el mero hecho de adquirir el billete o tener el título de transporte que corresponda.

Mediante el SOV se nos van a indemnizar las lesiones que suframos en un accidente ocurrido por el desplazamiento del autobús, y se pagan las lesiones con resultado de muerte, o de incapacidad permanente o temporal de la víctima, cuyas indemnizaciones se recogen en un Baremo aparte dividido en varias categorías según la lesión sufrida (RD 1575/1989 de 22 de diciembre).

¿CÓMO RECLAMAR TUS DERECHOS COMO VIAJERO?

Lo normal es que las compañías de autobuses proporcionen al usuario los medios que sean necesarios para poner las reclamaciones que necesiten. Cada compañía tendrá sus propios métodos, aunque lo habitual es comenzar enviando un mail o haciendo una llamada al servicio de atención al cliente que corresponda.

Si el pasajero ha sufrido un accidente de tráfico, es conveniente que ponga también una reclamación a la compañía o empresa de autobuses, donde debe especificar el día, hora, y lugar del accidente, la línea o trayecto que cubría el autobús, y adjuntar copia del billete utilizado, fotografías y copia del informe de primera asistencia sanitaria si la misma se ha realizado en el lugar del accidente, y si no del informe de urgencias, solicitando la indemnización que pueda corresponder. La compañía hará llegar dicha reclamación a su aseguradora, que será la que se ocupe de tramitar la indemnización en caso de ser responsable el conductor del autobús, o bien contestará por escrito al pasajero indicando que no tiene obligación de pago en caso de ser responsable un tercero ajeno al conductor.

LEGALCAR ABOGADOS

 

Cualquier perjudicado o víctima de un accidente de autobús debe asesorarse cuanto antes sobre los derechos que le asisten y qué debe hacer para reclamar la indemnización que le corresponda.

En LEGALCAR abogados llevamos más de 20 años defendiendo los intereses de las víctimas de accidentes de circulación, poniendo al servicio de las mismas un completo equipo de abogados, peritos, laboralistas, reconstructores de accidentes y tramitadores que dan al cliente una cobertura completa y total en la gestión de su siniestro.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita