El diagnóstico médico para la indemnización por cervicalgia

El diagnóstico médico para la indemnización por cervicalgia

¿Qué debe decir este diagnóstico médico si sufres una cervicalgia en accidente de tráfico? Conoce cómo se usa en un juicio, qué pasa con los días de baja y la indemnización por cervicalgia en 2018.

Las cervicalgias constituyen el 80% de las lesiones sufridas por las víctimas de accidentes de circulación. Se denomina también en otras ocasiones “latigazo cervical”, y se produce sobre todo en los clásicos alcances traseros, que provocan un movimiento brusco del cuello hacia adelante y hacia atrás.

Al tratarse de la lesión más común en los accidentes de tráfico, también es la peor valorada y por supuesto pagada por las compañías, hasta el punto de que el nuevo Baremo de Tráfico que entro en vigor en enero de 2016 recoge específicamente un apartado dedicado en exclusiva a los traumatismos menores de columna, entre los que se encuentran las famosas cervicalgias.

Teniendo en cuenta las dificultades que van a tener los lesionados para reclamar por este tipo de lesión, es conveniente que la víctima acuda a un despacho especializado en accidentes como el de LegalCar que le indique los pasos a dar para ajustar la reclamación a los dispuesto en el Baremo y que la misma no se haga inviable por algún error en la tramitación.

QUÉ DEBE DECIR ESTE DIAGNOSTICO MÉDICO

El diagnóstico médico que se nos haga en la primera valoración de las lesiones sufridas va a resultar fundamental, ya que es el documento que la compañía va a utilizar para cuantificarla.

¿Qué es lo que ocurre? Pues que en muchas ocasiones la sintomatología asociada a una cervicalgia no aparece de inmediato, sino que las molestias se presentan entre 24 y 48 horas después de sufrir el accidente. Y eso lleva a que muchos lesionados se esperen y no acudan a un hospital en la confianza de que con unos cuantos calmantes se les va a quitar la molestia.

¿La consecuencia de esto? Acuden al hospital a los dos o tres días del siniestro, que es cuando empieza a doler de verdad. Y se encuentran con que cuando quieren reclamar a la aseguradora, la misma les deniega la indemnización porque el Baremo de Tráfico indica que debe contarse con un informe con el diagnóstico médico de lesiones antes de que pasen 72 horas desde el accidente.

Hay que asegurarse bien de que el informe inicial de asistencia contenga absolutamente toda la sintomatología sufrida por la víctima, y además el diagnóstico médico o juicio clínico sea correcto y acorde con los daños efectivamente sufridos.

¿CÓMO SE UTILIZA EN UN JUICIO?

Hay que tener en cuenta que en el baremo se recogen una serie de requisitos o parámetros que tienen que darse para poder tener derecho a percibir una cuantía por cervicalgia.

A la necesidad de tener el primer diagnóstico médico antes de las 72 horas posteriores al siniestro, se une otro criterios muy importante y discutido, que es el de intensidad, es decir, que tiene que haber relación entre la lesión y los daños en el vehículo.

Dentro del baremo no se establece una cuantía mínima de daños, pero, las compañías discuten las lesiones en accidentes con daños menores a 400€, sin embargo, dependerá de la compañía, la lesión y el tipo de caso.

Con esto es fácil imaginar que estos casos terminan en juicio. Al diagnóstico médico inicial de cervicalgia se le va a unir un informe biomecánico que demostrara que las lesiones son coherentes desde un punto de vista biomecánico.

Y por supuesto, LegalCar que defienda el interés del lesionado, llevará a juicio tanto al perito biomecánico como a un perito médico que defiendan, cada uno desde su criterio profesional, la existencia de las lesiones cervicales en la víctima y su relación causal con el accidente.

¿QUÉ PASA CON LOS DÍAS DE BAJA?

El nuevo Baremo indemniza a la víctima el periodo en que haya estado curándose de sus lesiones, que va desde la fecha del accidente hasta que recibe el alta en rehabilitación.

Si el lesionado no coge baja laboral, y compagina sus actividades habituales con el tratamiento rehabilitador para restablecerse, esos días se le van a pagar como perjuicio personal básico.

En las cervicalgias, las bajas laborales son miradas con lupa por las aseguradoras. Es importante tener en cuenta que cada proceso de curación es diferente y que no todos los lesionados necesitan ni los mismos días ni el mismo tratamiento para curarse.