Ejercicios para cervicalgias

Ejercicios para cervicalgias

Se denomina cervicalgia al dolor sufrido en la zona cervical. Este dolor puede ser derivado de una mala postura, estrés, un movimiento brusco y por supuesto un accidente de tráfico. De hecho, la cervicalgia es el síntoma más común tras una colisión.

Muchas víctimas de accidentes de tráfico son diagnosticados con cervicalgia postraumática o rectificación de la lordosis cervical derivadas del síndrome de latigazo, a pesar de recibir tratamiento rehabilitador, muchos lesionados continúan con molestias como parte de las secuelas.

Para mejorar estos dolores hay una serie de ejercicios recomendados que le sirven a la víctima para paliar el dolor.

EJERCICIOS RECOMENDADOS

Puedes realizar ejercicios de estiramiento al comienzo de tu día, para preparar los músculos para el estrés. Si sientes mucho dolor al realizar estos ejercicios, lo mejor es que consultes con un especialista.

Lo primero que podemos hacer para aliviar la tensión en la zona es realizar un estiramiento, puedes comenzar por ejercicios realizando movimientos de flexión lateral en la zona del cuello, puedes hacer repeticiones de 10 a cada lado. El truco para realizar este ejercicio adecuadamente es hacer como si quisieras tocar tu oreja con el hombro.

Además, puedes realizar ejercicios rotadores, moviendo el cuello de un lado a otro. Puedes hacer repeticiones de 10 series a cada lado. Para completar esta rutina de estiramiento cervical, puedes mover tu cuello de arriba hacia abajo, al subir, debes mirar hacia arriba y al bajar debes hacer como si pegaras la barbilla al pecho.

Si sufres rectificación de la lordosis cervical puedes realizar los ejercicios explicados en este vídeo.

Si pasas mucho tiempo sentado en tu escritorio con una posición poco cómoda para tu cuello y tienes antecedentes de problemas cervicales es recomendable que a media mañana te tomes un pequeño descanso y realices los ejercicios que te comentaremos a continuación.

  • Gira tu cabeza hacia el lado derecho hasta que la barbilla pegue con tu hombro. Mantén la posición por 5 segundos. Repite al lado contrario.
  • Mantén tu columna recta mientras estás sentado y miras al frente, pon tu mano derecha sobre tu oreja izquierda, moviendo tu cuello hacia la derecha. Realiza 3 series de 5 segundos.
  • Haz movimientos circulares con ambos hombros para liberar tensión de los trapecios. Realiza 20 movimientos. Y Cambia el sentido.

EJERCICIOS NO RECOMENDADOS

Si padeces de cervicalgia, no es recomendable que realices movimientos en los que fuerces el cuello, sobre todo si hay dolor muy intenso y rigidez, porque podría empeorarse el episodio de dolor.

Tampoco es recomendable que pases mucho tiempo en una misma posición, sobre todo si esta  posición no es sana para tu columna. Por ejemplo, si trabajas frente a un ordenador y  la pantalla está baja, deberás bajar tu cabeza generando tensión en la región cervical. Es decir, debes mantener el cuello recto y el monitor quedar a la altura de tu vista, no más abajo o arriba.

Debes evitar coger el móvil con el cuello y la oreja, pues al forzar esta posición, puedes provocar tensión en los músculos que rodean al área del cuello. Es importante también que mantengas una buena postura mientras duermes, utilizando almohadas que no sean muy grandes que provoquen una mala posición a  la hora de dormir. Se recomienda que la almohada sea de entre 15 a 18 cm de alto.

Si tienes dolores muy fuertes y problemas de movilidad, es recomendable que acudas a tu médico de cabecera para que te derive al fisioterapeuta en caso de ser necesario y te recete analgésicos. No es recomendable para pacientes con problemas cervicales que reciban masajes por personas que no están tituladas, pues si realizan mal un movimiento puede empeorar el dolor.

¿QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA?

Si sufres de problemas cervicales puede que tengas también los siguientes  problemas:

  • Dolor de cabeza: muchas veces las lesiones cervicales provocan también dolores de cabeza, sobre todo en el área occipital (parte baja del cráneo), dolor en cinta o dolor detrás de los ojos.
  • Mareos: generalmente la sensación de mareo o vértigo de puede generar por problemas en el oído o problemas cervicales. El mareo generado por problemas cervicales se caracteriza por ir acompañado de dolores y tensiones en la nuca, tiene además un comienzo progresivo y empeora en situaciones de estrés.
  • Cervicobraquialgia: las afecciones cervicales como la rectificación de la lordosis cervical, hernias y otras lesiones, provocan dolores en los miembros superiores. Estos dolores vienen derivados de una inflamación en la raíz cervical. Generalmente el dolor afecta solo en uno de los brazos, pero puede pasar en ambos. Este padecimiento se incrementa cuando el lesionado realiza movimientos en los que tenga que subir el brazo. También el paciente puede notar pérdida de fuerza en el brazo  y disminución de reflejos.
  • Parestesias: si sientes que se te duermen las manos con frecuencias puede ser también consecuencia de la molestia cervical y de la cervicobraquialgia.

Es importante que recibas tratamiento rehabilitador tras sufrir un accidente de tráfico;  primero porque si no recibes a tiempo la atención de un fisioterapeuta las molestias pueden ser peores y segundo porque si no realizas el tratamiento dentro de los 15 a 20 días siguientes al siniestro, no podrás recibir tratamiento gratuito como parte del convenio UNESPA.

Si quieres saber más sobre las indemnizaciones por lesiones cervicales consulta nuestros artículos especiales y recuerda que puedes consultar tu caso de forma gratuita con LegalCar.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita