El accidente in itinere

El accidente in itinere

El accidente in itinere es aquel que sufre un trabajador al ir o volver de su lugar de trabajo y debe reunir una serie de requisitos para que se considere como tal.

La Ley General de la Seguridad Social recoge en su artículo 115.1 el concepto legal de accidente in itinere que, como ya hemos dicho, es el accidente que se produce en el trayecto de ida o vuelta hacia el lugar de trabajo. Además, es legalmente un accidente in itinere si el accidente tiene lugar a una hora cercana al inicio o fin de la jornada laboral. Ha de ser un tiempo prudencial en función del recorrido y, evidentemente, si este tiempo es mayor por desviaciones que son únicamente personales, el accidente deja de ser considerado in itinere.

Asimismo,es incierto que solo se consideren accidentes in itinere los que ocurren una hora antes o una hora después del horario laboral, pues ello depende de la distancia que exista entre el domicilio personal y el centro de trabajo.

Por otro lado, el trayecto durante el cual se produce el accidente debe ser entre la dirección del domicilio que es vivienda habitual del trabajador  y su puesto de trabajo, o al revés. Por domicilio que usa normalmente el trabajador también se entiende una segunda residencia o un lugar de descanso en vacaciones.

También debemos hacer alusión al medio de transporte empleado. En este sentido, el trabajador debe desplazarse en un medio de transporte adecuado que además coincida con el que habitualmente utiliza para acudir a trabajar, y, claro está, no debe incurrir en imprudencias temerarias o ir contra prohibiciones expresamente fijadas por la empresa.

Accidente laboral y accidente in itinere

Aunque la ley comprende los accidentes in itinere como accidentes laborales, hay algunos aspectos que diferencian a unos y otros. El accidente laboral sucede en el lugar y tiempo de trabajo, de forma que debe existir una relación de causa-efecto entre la labor desempeñada y el percance sufrido.

En términos jurídicos, para los accidente in itinere es necesario probar  que el trayecto que el trabajador estaba siguiendo y durante el cual tuvo lugar el accidente se considera lugar y está dentro del tiempo de trabajo estipulado. Para esto, tendremos en cuenta los requisitos necesarios para considerar un accidente in itinere y que hemos comentado anteriormente.

Consideraciones sobre el accidente in itinere

Para que entiendas aún mejor qué consideraciones hay que tratar en el momento de calificar un incidente como accidente in itinere, pasamos a detallar algunas consideraciones relacionadas con este tipo de accidentes:

  • El accidente in itinere debe ser acreditado por la parte que alega la existencia de dicho accidente, normalmente el propio trabajador.
  • Tiene que existir algún tipo de conexión, como ya hemos mencionado, entre el domicilio personal y/o familiar y la dirección del lugar de trabajo.
  • No se considera accidente in itinere si aún no se iniciado o justo después de finalizar el recorrido hacia el lugar de trabajo o volviendo de éste. Por el contrario, sí es accidente in itinere si el percance ocurre después de haber traspasado el límite del domicilio, como ejemplo dentro del edificio o de camino al medio de transporte que se va a utilizar para ir a trabajar.
  • En el momento que se sufre un accidente in itinere, la primera medida que hay que adoptar es comunicar los hechos al responsable directo en la empresa. Asimismo, acudiremos a la Mutua y no al médico de cabecera.
  • Al hilo del punto anterior, si existe disconformidad con la forma de proceder de la Mutua, debe reflejar su descuerdo en el Libro Registro de la Mutua y, seguidamente, presentarse ante el médico de cabecera, quien valorará la situación.
  • En los accidentes que se consideren graves o muy graves, podremos ir al centro médico más cercano. Aunque, eso sí, después deberemos acudir a la Mutua y remitirles toda la información necesaria.

¿Has sufrido algún accidente in itinere? te llamamos sin compromiso.