El airbag para peatones, una novedosa tecnología

El airbag para peatones, una novedosa tecnología

Si hablamos de airbag todos tenemos claro qué es y para qué sirve este eficaz método de seguridad que nos protege cuando tenemos un percance con nuestro vehículo. En el interior del automóvil los hay delanteros, laterales y para los asientos traseros. En la actualidad, la marca de automóviles Volvo ha diseñado y ha desarrollado el airbag para peatones, un sistema novedoso de seguridad que reduce las posibles lesiones de un peatón en caso de atropello.

Este sistema de seguridad en la parte exterior del vehículo, posee unos sensores que, en el caso de detectar que se está produciendo un atropello, se activan al igual que ocurre en los airbags interiores de los coches. Cuando se activan estos sensores por la presencia de una persona frente al vehículo, se despliega una bolsa de aire en el parabrisas del coche que reduce el imparto evitando así que el viandante impacte sobre la luna delantera del vehículo.

Volvo ha instalado este sistema de protección para los peatones en su modelo V40, un sistema denominado también ‘Pedestrian Airbag Technology’, que en el momento del atropello absorbe la energía por el golpe, hecho por el cual se reducen las lesiones que puede sufrir el atropellado.

Este airbag externo del vehículo implementado por Volvo posee siete sensores y una bolsa que se infla a rápida velocidad en el espacio del parabrisas que reducirá en gran medida posibles golpes y graves lesiones en los peatones que impacten sobre el tras un atropello.

Un tecnología que se ha desarrollado ya que, por ejemplo en Europa, alrededor del 14% de fallecidos en  accidentes viales son viandantes, y el número de lesionados se incrementa en mayor medida, y Volvo con su nueva tecnología pretende reducir dichas cifras. Su funcionamiento es bastante sencillo: si alguno de estos sensores detecta que entra en contacto con algo, se transmite una señal a la unidad que lo controla. Se analiza esta señal y si el sensor interpreta que es una persona, activa dicho airbag exterior.

Cuando este sistema de protección entra en acción, desenvaina el pasador que lo sujeta por lo que se produce una liberación de la parte trasera de dicho capó delantero. A la misma vez, el sistema de protección o airbag exterior se libera y se llena de gas, al igual que ocurre con los airbags interiores del automóvil. Esa bolsa de gas levanta unos 10 cm. aproximadamente el capó que permanece de ese modo un tiempo, por lo que con el impacto del peatón, el hueco creado posibilita que se deforme el capó generando un efecto que amortigua el golpe del atropellado.

En este sistema de protección exterior desde que se activa (a una velocidad de entre 20 y 50 kilómetros por hora) hasta que se infla totalmente, tan solo transcurren centésimas de segundo, por lo que se disminuye en gran medida, los impactos y lesiones del peatón.

¿Quieres hablar con un abogado experto atropellos? te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida