El gran problema de los camiones

El gran problema de los camiones

El gran problema de los camiones proviene del hecho de que representan el principal medio de distribución de mercancías en España, al tiempo que su presencia en carretera se traduce en un mayor índice de siniestralidad de los vehículos pesados.

Los camiones son, por tanto, imprescindibles en la cadena de transporte y ello por diferentes motivos que tienen que ver con la versatilidad y flexibilidad de este tipo de vehículos para el transporte de mercancías de un punto geográfico a otro. Más si cabe en España que en otros países de nuestro entorno debido, fundamentalmente, a dos factores. Por un lado, el retraso del desarrollo industrial y, por otro, la importancia de la industria de transformación en este desarrollo por encima de la industria pesada, donde principalmente se emplea el ferrocarril.

Pero hablábamos de que existe una problemática que acompaña a la utilización de los camiones como son los accidentes de tráfico en los se encuentran implicados los vehículos pesados de mercancías en carretera. Antes de nada, hay que comentar que a pesar de lo mencionado anteriormente y que existen más posibilidades de que en un accidente con camiones haya víctimas mortales, los accidentes de camiones siguen siendo mucho menos probables que los accidentes de tráfico de turismos.

Accidentes de tráfico de camiones

La mayor parte de los accidentes de tráfico de camiones tienen lugar en vías interurbanas, y los accidentes donde fallecen personas suelen ser debido a una colisión frontal, principalmente en carreteras convencionales.

No ocurre así en las autopistas, donde el número de accidentes de tráfico no es mayor aunque sí lo sea el número de camiones en la carretera. ¿La razón? En los accidentes de camiones en autopistas normalmente no están involucrados otros vehículos, a diferencia de lo que sucede en las carreteras convencionales.

Asimismo, los tipos de accidentes que se producen en las autopistas son muy diferentes a los de otro tipo de carreteras. Mientras que en una autopista el accidente más común es aquel que se origina tras la colisión por detrás de un coche contra un camión, en las carreteras convencionales los accidentes de tráfico están relacionados con un choque frontal o frontolateral.

Por otro lado, los motivos que están tras la mayoría de los accidentes de tráfico de camiones son similares a los del resto de accidentes de otros tipos de vehículos, y casi siempre hacen referencia a un fallo humano. La razón principal de los accidentes de camiones es la distracción durante la conducción, seguida del hecho de no mantener la distancia de seguridad obligatoria, la invasión parcial del sentido contrario de la vía o los giros incorrectos.

¿Cómo aumentar la seguridad de los camiones?

 

Tal y como hemos visto, el mayor número de accidentes de camiones se provocan en carreteras convencionales, de modo que una medida de seguridad al respecto sería trasladar estos vehículos pesados a otras vías segregadas.

Otra vía para aumentar la seguridad de los camiones sería establecer un servicio de información inmediata desde la Dirección General de Tráfico para que los camioneros conocieran la ruta más aconsejable que deben tomar en casa caso. Con ello se evitaría que los camiones interfiriesen en el tráfico y, por ende, que se produjera mayor riesgo de accidentalidad.

También es conveniente la puesta en marcha de inspecciones mecánicas sorpresa a los camiones en las carreteras, donde el objetivo no es otro que descubrir algún tipo de deficiencia de considerable gravedad  y que pudiera poner en riesgo la seguridad del vehículo.

Estas y otras medias resultan trascendentales para hacer frente al gran problema de los camiones en las carreteras, pues, de una manera o de otra, los vehículos pesados significan mucho para el transporte de mercancías y el desarrollo económico y los demás vehículos deben seguir conviviendo con ellos.

¿Quieres que te llame un abogado experto en accidentes de tráfico? Completamente gratis.