900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

La plataforma “Ponle freno-AXA” de Seguridad Vial ha elaborado mediante varios estudios el perfil del  accidente de circulación que más se repite en las carreteras españolas.

El estudio ha conseguido comprobar estadísticamente que los menores de 21 años en coches de más de 12 años son los más proclives a sufrir accidentes de tráfico. Tanto el tiempo con carnet de conducir del conductor como la antigüedad del vehículo son un gran factor de riesgo, ya que ni el conductor tiene la suficiente experiencia para reaccionar al accidente ni un coche tan antiguo consta de las medidas de seguridad suficientes como para minimizar daños y lesiones personales.

Asimismo, los conductores de mayor edad tienden a sufrir muchos menos siniestros que los jóvenes: apenas un tercio. Esto se debe según el Centro de Estudios a que las personas más mayores usan menos el vehículo, tienen menos prisas, no conducen en horas puntas de tráfico y tienen menos distracciones tecnológicas.

Los conductores jóvenes tienen una frecuencia de accidente del 60’57%, por encima del 50% en el que se sitúa la media. Si además conducen un vehículo de más de 12 años, la frecuencia se dispara hasta el 142%.

JÓVENES CON COCHES VIEJOS

La edad media de los coches que tuvieron víctimas mortales en un siniestro es de 13’6 años. Según un estudio de siniestralidad de la Dirección General de Tráfico, cuando el vehículo tiene de 10 a 14 años el riesgo de muerte se incrementa en un 60%. Esto se debe al deterioro del mismo, así como a la carencia de sistemas de seguridad suficientes para evitar lesiones o al mal estado de los mismos, como pueden ser los frenos, el sistema ABS, los airbags o el cinturón de seguridad.

La siniestralidad que se registra en Madrid es un 72% superior a la media de España. Le siguen, aunque con bastante distancia de por medio, Andalucía con un 15%, Melilla con un 7’4% y Asturias con un 3%. La Comunidad Valenciana es la Comunidad Autónoma que presenta menor frecuencia de accidentes.

LOS JÓVENES Y LOS ACCIDENTES DE MOTO

La motocicleta es uno de los vehículos favoritos de los jóvenes. La expansión de su uso, sin embargo, también ha traído consecuencias negativas. De esta forma, un estudio ha demostrado que cerca del 28% de los pacientes ingresados por traumatismos se deben a accidentes de moto. Las causas suelen repetirse: no usar el casco, circular con exceso de velocidad y consumir alcohol o drogas antes de conducir, suelen ser las más habituales.

Antes de conducir una motocicleta debemos tener en cuenta que el riesgo de heridas graves en caso de accidente es mayor, por lo que también debemos ser doblemente responsables en cuanto a nuestros hábitos y a tomar medidas de seguridad para evitar caídas y colisiones.

ATROPELLOS A MAYORES DE 65 AÑOS

El tráfico no sólo lo forman los vehículos, sino también los peatones. Principalmente en vías urbanas debemos tener un especial respeto por las normas de seguridad, ya que los peatones sufren heridas mucho más graves y tienen mayor riesgo de muerte si se ven envueltos en algún tipo de accidente. Los más comunes se producen cruzando pasos de cebra, víctimas de un conductor distraído, o caminando por la calzada en un sitio por el que no se debe hacerlo.

Además, el rango de edad que suele sufrir peores heridas en un atropello es el que engloba a los mayores de 65 años, ya que suelen ser más frágiles y proclives a sufrir heridas internas.

Para solucionar este problema los conductores deben tomar conciencia de que la vida de otras personas puede estar en sus manos, y ser así más responsables circulando a velocidades correctas, respetando la señalización y manteniéndose alerta de posibles invasiones de la vía. Del mismo modo, el peatón debe mostrar más responsabilidad cruzando solo por los lugares habilitados para ello y siempre y cuando la señalización correspondiente lo permita. También deben colaborar las corporaciones políticas locales, provinciales y estatales para que se produzca un correcto mantenimiento de los semáforos y los pasos de cebra.

CONSEJOS PARA SER UN BUEN CONDUCTOR

A continuación, te ofrecemos siete consejos para ejercer una buena conducción:

  1. Mantén siempre la distancia de seguridad: Intenta no acercarte nunca a menos de cinco metros del coche de delante. De este modo, tendrás más tiempo para reaccionar en caso de accidente o de que el coche al que seguimos frene bruscamente.
  2. Respeta los límites de velocidad: Los límites de velocidad están marcados porque son los límites máximos a los que podemos circular de forma segura. En el momento en el que los superamos nos convertimos en una amenaza para el tráfico.
  3. Usa el cinturón de seguridad: El cinturón de nuestro vehículo puede salvarnos la vida en caso de accidente. Úsalo siempre, colocando la banda horizontal en la cintura y la diagonal justo por encima del hombro. Nunca te quites la banda diagonal y uses la horizontal por encima de la barriga, porque podrás provocarte lesiones internas a la altura del abdomen.
  4. Concéntrate en la carretera: Cuando te sientes en el asiento del conductor tu única preocupación debe ser conducir. Olvida el móvil, la radio o comer mientras conduces; porque lo más probable es que acabe en tragedia. Debes estar atento a todo lo que pasa a tu alrededor y, para ello, tus cinco sentidos deben estar en la carretera.
  5. Respeta las zonas peatonales: Recuerda que el peatón es frágil y debemos protegerlo en la medida de lo posible. Mira bien cuando pases por un paso de cebra, y cerciórate de que todos los peatones han terminado de cruzar cuando el semáforo se ponga en verde para ti.
  6. Conoce el código de circulación: La teoría no es solo para el examen de conducir. Debemos recordar y conocer las señales de tráfico, así como la aplicación de las prioridades y la existencia de prohibiciones.
  7. Reacciona a bien y a tiempo: Cuando vemos un peligro nuestro instinto tiende a apartarnos de él, lo que automovilísticamente se suele traducir en un volantazo. Esta maniobra nos puede provocar un mal mayor al que queríamos evitar, así que lo mejor es conocer el entorno y tomar una decisión sin dejarnos llevar por el pánico. Muchas veces frenar o adelantar con suavidad nos puede librar de un accidente. Para que esto sea posible sigue los consejos que ya hemos dado: respeta la distancia de seguridad y concéntrate en la carretera.

LEGALCAR ABOGADOS

En Legalcar Abogados contamos con un sistema de atención personalizado y gratuito mediante el que te daremos los mejores consejos en caso de haber sufrido un accidente. Somos un gabinete de abogados especializado en accidentes de tráfico con un 95% de casos ganados por toda España. Según nuestra política de empresa, si no cobras tu indemnización, nosotros no cobramos tampoco.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico gratis.