900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Por qué en algunos accidentes de tráfico es necesario que intervenga un perito reconstructor? Conoce qué es lo que hace y como puede ayudar con sus conocimientos a las víctimas a reclamar sus daños.

Ya hemos hablado muchas veces sobre la desorientación y falta de información, además del desconocimiento, que sufren la mayoría de las víctimas de un accidente de tráfico cuando tienen que enfrentarse a una reclamación frente a la aseguradora responsable por los daños que han sufrido en el siniestro.

Este desamparo se acentúa en los casos en los que, por una u otra razón, el accidente no está claro. Puede ser por versiones contradictorias, porque directamente el contrario niegue la culpa, o porque la víctima se encuentre, incluso, las pruebas en contra (sobre todo los Atestados) pese a que tiene derecho a reclamar.

En LEGALCAR hemos defendido multitud de supuestos de este tipo, que normalmente suelen acabar en un procedimiento judicial contra la compañía, en el que es necesario acreditar con profesionales especializados el modo de ocurrir el accidente y, por tanto, que la víctima no es culpable y puede reclamar.

Para demostrar este tipo de supuestos, se cuenta en muchas ocasiones con un perito reconstructor de accidentes.

¿Qué es el Perito reconstructor?

El perito reconstructor es una persona cualificada dentro de su sector, que ayuda a un Juez a estudiar alguna cuestión compleja en base a un estudio pormenorizado de todas las circunstancias que la rodean desde un punto de vista técnico.

Este tipo de profesionales pueden elaborar informes tanto por accidentes de tráfico como por accidentes laborales, analizando desde el punto de vista de las leyes de la física cómo se produjo el siniestro.

Normalmente la víctima de un siniestro que tiene este problema ha acudido a asesorarse con LEGALCAR, y es ésta quien valora, a la vista de las circunstancias concretas del caso, la conveniencia de contar con la ayuda de un perito reconstructor para reclamar con garantías a la aseguradora responsable, que, dicho sea de paso, evidentemente va a apoyar la versión de su asegurado con el fin de no pagar.

¿Qué hace un Perito reconstructor?

Hace un tiempo tuvimos que defender en LEGALCAR a un motorista que resultó arrollado por un autobús en la salida de Madrid por la A6.

Resultó herido gravísimo, y tras múltiples operaciones y muchos meses de tratamiento, a consecuencia de las lesiones se le concedió una incapacidad permanente total.

El Atestado no estaba bien elaborado, y con muchas lagunas, atribuía la responsabilidad a nuestro cliente. El importe que se reclamaba superaba el medio millón de euros.

Este caso lo defendimos LEGALCAR con un informe de un perito reconstructor de accidentes.

Como en este supuesto, que se resolvió favorablemente para nuestro cliente tras varias sesiones de intenso juicio, al haber mucha prueba para practicar, ya que la aseguradora también llevó a sus propios peritos, hay muchos accidentes que requieren la ayuda de estos profesionales especializados.

De esta manera, lo que hace el perito reconstructor es recomponer el puzle del accidente a partir de todas las pruebas existentes, para acreditar de una manera técnica la responsabilidad de cada conductor en la producción del siniestro.

¿Cuándo es necesario que intervenga?

Un perito reconstructor puede analizar accidentes laborales y accidentes de circulación, recabando toda la información sobre ese caso, las pruebas de que se dispone, y los datos que necesita para concluir determinando las causas del siniestro, sus consecuencias, y, por tanto, la responsabilidad dimanante del mismo.

En los accidentes laborales, realizan una reconstrucción de todo el proceso del accidente, incluyendo el antes y el después, y las conexiones entre todos los datos relativos al mismo.

En los accidentes de tráfico, interviene en supuestos en los que hay disparidad de criterios sobre el modo de ocurrir el mismo, cuando hay versiones contradictorias o negación absoluta de responsabilidad por parte de la compañía.

El informe elaborado por el perito deberá ser luego defendido en juicio, al que comparece para explicar al Juez de manera pormenorizada su contenido y sus conclusiones.

El trabajo de este profesional es arduo e incluye, entre otras cosas:

  1. El análisis del Atestado emitido por los Agentes de la Autoridad.
  2. Las huellas de frenada de los implicados existentes en la calzada.
  3. La inspección ocular del lugar de los hechos.
  4. La posición final de los vehículos tras el siniestro, así como marcas viales o restos de fragmentos y objetos dispersos por la zona.
  5. Mediciones (de la vía, de los arcenes, de la distancia entre vehículos, cuerpos, objetos, para valorar la fuerza de la colisión, etcétera).
  6. Los daños en los vehículos, y las lesiones concretas sufridas por las víctimas, qué tipo de daño, en qué zona corporal se han producido, etcétera.
  7. Declaraciones de testigos presenciales.
  8. Estudio de las condiciones meteorológicas, hora del día en que se produjo el siniestro, y de estado del asfalto de la vía o la calzada en cuestión.
  9. Discos de tacógrafo, si es el caso, y cualquier otro informe emitido sobre esos hechos (por ejemplo, de la aseguradora).

Con todos estos datos, el perito reconstructor elabora la pericial realizando una valoración técnica sobre la dinámica del siniestro.