¿El seguro se hace cargo si das positivo en un accidente?

¿El seguro se hace cargo si das positivo en un accidente?

Explicamos la responsabilidad de los seguros en caso de dar positivo en alcohol en un accidente de tráfico y la función de un abogado particular, los accidentes de tráfico en el que alguno de los implicados da positivo en un control de alcoholemia se han incrementado en nuestro país en los últimos años.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, en el año 2016 los fallecidos en carretera con presencia de sustancias como alcohol y/o drogas en su organismo han supuesto un 40%, cantidad que en el presente año va camino de incrementarse.

Las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol, no solo afectan al propio conductor, pese a que muchos de ellos confían en su capacidad de conducción yendo bebidos, sino que pueden provocar gravísimas consecuencias en caso de provocar un siniestro en el que se ven afectados otros usuarios de la vía.

RESPONSABILIDAD DEL SEGURO EN CASO DE ALCOHOLEMINA

La mayoría de los conductores saben que conducir bajo los efectos del alcohol trae consigo consecuencias, si bien conocen únicamente que se les va a imponer una multa y la retirada de puntos del carnet de conducir.

Lo que sin embargo desconocen muchos de ellos es a qué se van a enfrentar si sobrepasan los límites establecidos en la ley, y sobre todo las consecuencias penales si provocan un accidente con heridos y daños materiales, y las consecuencias económicas para su patrimonio, en la creencia errónea de que al estar amparados por su seguro obligatorio, el mismo se va a hacer cargo de todo en caso de siniestro.

Nada más lejos de la realidad. En caso de provocar un accidente conduciendo bajo los efectos del alcohol, lo primero que debemos saber es que nuestro seguro no nos cubre las consecuencias económicas del accidente.

Las víctimas del mismo, podrán reclamar las indemnizaciones que les corresponda por los daños materiales y personales sufridos en el siniestro, y nuestra compañía de seguros, en la mayoría de los casos, se hará cargo de abonar las mismas a los perjudicados.

Sin embargo, una vez indemnizados y cuando el conductor imputado por el Delito contra la Seguridad del Tráfico haya sido condenado por sentencia, su aseguradora va a ejercer contra el mismo el derecho de repetición en el plazo de un año para reclamarnos las cuantías económicas desembolsadas para indemnizar a los perjudicados, cantidades de las que tendremos que responder con nuestro patrimonio. Y esto lo hará la aseguradora solo cuando no haya otro seguro más que el obligatorio o bien cuando habiendo también seguro voluntario, la cláusula que excluye la cobertura está expresamente aceptada por el asegurado.

Esto es así porque las pólizas de seguros establecen una cláusula de exención de responsabilidad en el caso de que su asegurado conduzca bajo los efectos del alcohol. Por tanto, si hemos provocado daños materiales y/o personales, de una u otra forma tendremos que responder de los mismos, lo que implica que si estos son de elevadas cuantías, podemos llegar a arruinarnos, al margen de la pena que se nos imponga en aplicación de los dispuesto en el Capítulo IV del Código Penal por haber cometido un Delito contra la Seguridad del Tráfico.

¿PODRÁS USAR LOS SERVICIOS DEL ABOGADO DEL SEGURO?

Como ya hemos visto, en caso de accidente conduciendo bajo los efectos del alcohol, en el que hemos provocado daños materiales y/o personales a otros usuarios de la vía, nuestra aseguradora va a indemnizar a los perjudicados, pero después ejercerá el derecho de repetición contra el conductor causante del siniestro, el propietario y el asegurado, según indica la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Conducción de Vehículo a Motor, en su artículo 10, apartado a y c, teniendo un año de plazo para ello:

“El asegurador, una vez efectuado el pago, podrá repetir:

  1. Contra el Conductor, el Propietario del vehículo causante y el Asegurado, si el daño causado fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.
  2. Contra el tercero responsable de los daños.
  3. Contra el Tomador del seguro o Asegurado, por las causas previstas en la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, y, conforme a lo previsto en el contrato, en el caso de conducción del vehículo por quien carezca del permiso de conducir.
  4. En cualquier otro supuesto en que también pudiera proceder tal repetición con arreglo a las leyes.

 

Nuestra compañía de seguros no va a poner a nuestra disposición un abogado para nuestra defensa, por lo que deberemos buscar un especialista a nivel particular.

¿PUEDES UTILIZAR LOS SERVICIOS DE UN ABOGADO PARTICULAR?

Lo aconsejable en estos supuestos de alcoholemia es acudir a un LegalCar para que nos lleve la defensa de la alcoholemia en los Tribunales. Debemos asegurarnos de que es especialista en alcoholemias, para que pueda asesorarnos desde sus conocimientos y experiencia.

Dicha defensa puede realizarse por nuestro abogado tanto en caso de que nos citen a un juicio rápido, como en el supuesto de que el procedimiento se tramite por la vía de las Diligencias Previas.

Si nos citan a un juicio rápido por alcoholemia, para supuestos de delito con penas que no excedan de los 5 años de cárcel, nuestro abogado tratará de llegar a un acuerdo con el fiscal, si reconocemos los hechos y no somos reincidentes, lo que va a suponer una reducción en un tercio de la pena, y se culminará con la correspondiente sentencia.

Si el procedimiento se tramita por Diligencias Previas, nuestro abogado se personará junto con un procurador en el Procedimiento y llevará nuestra defensa hasta la conclusión del mismo con la correspondiente sentencia.

¿CÓMO TRABAJAN LOS ABOGADOS PARTICULARES LAS ALCOHOLEMIAS?

En las alcoholemias, el abogado particular que nos represente nos indicará en qué consiste el procedimiento, que significa que estemos imputados, a qué penas nos exponemos dependiendo de la tasa de alcohol que hayamos dado, si hemos provocado un accidente con daños materiales y/o personales, y qué pasos tenemos que dar.

El abogado particular trabajará en la defensa de su cliente personándose en el Procedimiento y cono conocimiento de todos los trámites que se vayan realizando (peritación de daños materiales, valoración de las lesiones de los perjudicados a través de los Informes de Sanidad Forense), y preparando la defensa del juicio que en su momento se celebre, buscando en todo momento lo mejor para el cliente.

En los casos de defensa de las alcoholemias no podemos hacer uso de la cobertura por defensa jurídica incluida en nuestra póliza, por lo que deberemos abonar los honorarios al abogado de nuestro bolsillo, que estarán en función del trabajo realizado.

LEGALCAR ABOGADOS

 

En LEGALCAR abogados somos expertos en alcoholemias, partiendo de nuestra política de defender siempre una conducción responsable y segura, y que si bebemos nunca debemos conducir.

Ponemos a disposición de nuestros clientes un completo servicio de defensa de accidentes de tráfico en el que de una u otra forma haya habido una alcoholemia.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita