¿En qué casos cobraré una indemnización por accidente como ocupante?

¿En qué casos cobraré una indemnización por accidente como ocupante?

Te explicamos los casos y circunstancias en los que puedes cobrar una indemnización como ocupante por un accidente de tráfico si has sufrido lesiones y daños.

Muchos siniestros de tráfico provocan daños en los ocupantes. Sea de coche, de moto, pasajeros de un taxi, o de un medio de transporte público, los ocupantes se diferencian de los conductores en que son meros elementos pasivos en el siniestro.

Esto significa que el ocupante es víctima siempre, por lo tanto, será indiferente si viaja en el vehículo culpable o no, porque siempre va a tener derecho a cobrar una indemnización por los daños sufridos en el accidente.

Lo único que cambia es quién será la compañía de seguros que deba indemnizarles.

Así, si viajan en el vehículo culpable será su aseguradora quien se tenga que hacer cargo de la indemnización, mientras que el conductor culpable no podrá reclamar nada.

Y si viajan en el vehículo que no es responsable del siniestro, podrá reclamar igualmente, pero será indemnizado por la aseguradora del culpable, al igual que el conductor del vehículo en el que viaje, que también podrá reclamar.

¿Qué puede reclamar un ocupante?

La indemnización como ocupante engloba todos los daños sufridos en el accidente, tanto personales como materiales.

Los daños materiales no se refieren al arreglo del vehículo o moto en la que viajan, que lógicamente tienen que ser reclamados por su titular-salvo que el ocupante sea el propietario, aunque en ese momento no condujera-, sino a todo perjuicio que no sea un daño personal sufrido en el accidente.

Por ejemplo, si en el accidente se nos rompen unas gafas, se nos daña un teléfono móvil, o un ordenador que llevábamos en una mochila, o incluso una maleta llena de enseres personales, podremos reclamar indemnización por estos conceptos.

En cuanto a las lesiones, la indemnización como ocupante no varía de la indemnización al conductor. Es decir, el ocupante será indemnizado por los daños personales tanto en lo que respecta a su periodo de curación (perjuicio personal básico y perjuicio personal particular) como en lo que respecta a las secuelas o incapacidades que le queden tras el alta médica.

Para el cálculo de la indemnización como ocupante, se toma igualmente como referencia el Baremo de Tráfico.

Para interpretarlo y valorarlo, conviene asesorarse con un abogado, sobre todo si las lesiones son graves, ya que el Baremo incluye muchos conceptos que se indemnizan y hay que conocerlos para poder reclamarlos.

Además, el ocupante puede reclamar el perjuicio patrimonial, que se divide en lucro cesante (cualquier perjuicio económico derivado del siniestro) y daño emergente (cualquier gasto derivado del siniestro, como farmacia, rehabilitación, o desplazamientos, entre otros).

En caso de fallecimiento del ocupante en el accidente, serán sus beneficiarios quienes podrán reclamar y percibir una indemnización de conformidad con lo dispuesto en los artículos 61 a 92 del Baremo de Tráfico.

¿Cómo se reclama una indemnización como ocupante?

En principio, la reclamación de una indemnización como ocupante no difiere mucho de cualquier otra derivada de un accidente.

La diferencia, como hemos visto, respecto de los conductores, es que el ocupante cobra indemnización siempre. Por tanto, lo único que hace falta es saber quién ha sido responsable del accidente para reclamar a su aseguradora.

Al ocupante, por tanto, al igual que al conductor, le interesa tener muy clara la culpa en el siniestro, ya que, en caso de duda sobre el modo de ocurrir el accidente, puede encontrarse con que ninguna de las compañías de seguros implicadas en el siniestro quiera hacerse cargo de la indemnización.

También puede encontrarse con problemas en un accidente con culpa compartida, es decir, donde ambas partes son culpables del mismo en un porcentaje. En estos supuestos, sería necesario valorar ese porcentaje y el ocupante puede encontrarse con que tiene que reclamar a ambas aseguradoras.

Por tanto, lo primero que debe tener claro el ocupante en caso de accidente es que tiene que conocer a quien tiene que reclamar, y para ello es siempre recomendable que acuda a un abogado para asesorarse.

Si el ocupante viaja en el vehículo no culpable, podrá reclamar su indemnización a la par que el conductor del mismo, lo que suele ser habitual.

En caso de viajar como pasajero en un medio de transporte público, la indemnización a percibir por el ocupante puede ser doble, por un lado, la correspondiente al Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV), y por otro la que corresponde al Seguro de Responsabilidad Civil (SOA), dependiendo de quien haya sido el culpable del accidente.

¿Necesitas un abogado?

Para reclamar una indemnización como ocupante en un accidente, vas a necesitar siempre la ayuda de un abogado.

Los motivos son muchos, empezando por el desconocimiento de la normativa y la falta de información que vas a tener por parte de la compañía de seguros, máxime si no eres el conductor.

En segundo lugar, porque como en cualquier accidente de tráfico, la carga de la prueba la tiene la víctima, y, por tanto, el ocupante que ha sufrido lesiones tiene que preocuparse, por un lado, de acreditar quien es responsable del accidente, y por el otro, demostrar la entidad de los daños que ha sufrido para que le indemnicen por ellos.

En tercer lugar, porque cuando la dinámica del accidente no esté clara o en casos de concurrencia de culpas, el ocupante puede tener problemas para saber a quién tiene que reclamar su indemnización.

Es necesaria la intervención de un abogado para rebatir las  ofertas de las aseguradores si son inferiores a lo que realmente lo corresponde y negociar con argumentos jurídicos, médicos y periciales la indemnización para el ocupante, llegando, si es necesario, a la vía judicial.

La experiencia de LEGALCAR abogados nos ha demostrado que la mayoría de los ocupantes tienen problemas para reclamar su indemnización.

Por tanto, si tienes que reclamar tu indemnización como ocupante, no esperes para recibir asesoramiento. LEGALCAR pone a tu disposición un completo equipo de abogados, peritos, reconstructores de accidentes y cualquier otro profesional que necesites para que percibas, con garantías, la indemnización que te corresponde.