¿Cómo evitar atropellos fuera de las vías urbanas?

¿Cómo evitar atropellos fuera de las vías urbanas?

Todos conocemos las normas pero de vez en cuando nos viene bien un recordatorio de cuál es la manera correcta de hacer las cosas, para evitarnos atropellos y percances fatales y ampliar nuestra seguridad como peatones al máximo ya que los peatones no disponemos, al igual que los coches, de un chasis, más allá de nuestro cuerpo, que nos proteja en un impacto por atropello.

Por donde caminar un peatón:

 

Para que todo trascurra de manera correcta, los peatones debemos caminar por el lado izquierdo de la carretera en el sentido contrario a la circulación de los vehículos, de manera que veamos cómo se acercan los vehículos y no se produzcan sobresaltos. Tan solo circularán por la derecha si hubiera algún obstáculo en la carretera que lo convirtiera en inseguro, o si fuera más fácil por alguna otra razón similar. Sino siempre transitarán por la izquierda para aumentar su seguridad. Los que vayan empujando o arrastrando una bicicleta o un ciclomotor de dos ruedas, cualquier carro o aparato similar deben circular por su derecha, al igual que ocurrirá con cualquier agrupación o cortejo al que dirija una persona y los que circulen en silla de ruedas.

Cuando procedamos a cruzar debemos estar alerta para no ser atropellados. En primer lugar debemos comprobar que no viene ningún vehículo por la izquierda y luego repetir la comprobación a la derecha, y antes de iniciar el recorrido volver a mirar la izquierda antes de cruzar dicha carretera. Así evitaremos cualquier percance porque haya podido acercarse algún vehículo a gran velocidad o que no habíamos visto. Ante la duda de si nos dará tiempo a cruzar, vale la pena esperar un poco y realizar el cruce de la manera más segura posible.

Si andamos por carretera y está oscureciendo o ya es de noche, debemos iluminar nuestro paso con alguna linterna o algún mecanismo reflectante que permita que seamos vistos por lo menos 150 metros antes de los vehículos se acerquen a nosotros.

Peatones en grupo:

 

Si vamos en grupo  debemos circular uno detrás de otro peatón, en fila india y se convierte en necesario el llevar una luz blanca o amarilla delante y una roja trasera que marcarán el último del grupo, al igual que cuando circulamos en bicicleta de noche, con sus luces delanteras y traseras para que los vehículos puedan vernos y evitar así cualquier incidente. Si mientras circulamos nos sorprende la lluvia o la niebla se hace más espesa, deberemos incrementar estas medidas que harán que seamos visibles para los vehículos para no ser atropellados.

En la medida que sea posible, evitaremos circular o transitar de noche por carreteras de fuera de poblado. Evitaremos sorprender a los conductores con una maniobra imprevista, y no transitaremos por una autovía, exceptuando alguna emergencia y siempre con los chalecos reflectantes para que seamos vistos. No está permitido hacer autostop en dichas vías y no cruzaremos en plena curva o en un cambio de rasante que pueda dificultar el que el conductor nos vea bien, ni por ningún otro lugar que impida que seamos vistos con suficiente antelación. Y por supuesto, nunca atravesaremos unas vías de tren cuando las barreras del paso a nivel estén bajadas, ni siquiera aun pensando que nos da tiempo porque el tren no se ve.

Peatón, disminuye los riesgos, y aumenta tu seguridad para evitar atropellos.

En LEGALCAR Abogados somos expertos en la reclamación de indemnización por accidente de tráfico.

¿Has tenido un atropello? Deja tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida