900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Una distracción al volante, un fallo mecánico o un exceso de velocidad. Cualquiera de estas causas  pudo ser la causante del accidente de autobús que el pasado sábado cuando regresaba a la localidad murciana de Bullas con 55 pasajeros se cobró la vida de 14 personas y que ha dejado una treintena de heridos al precipitarse por un terraplén de 20 metros.  Los peritos tendrán que determinar cuál ha sido la verdadera causa del accidente de este autobús que en 2010 sufrió otro percance donde resultaron heridos 15 menores que volvían de una competición deportiva. Al igual que en esa ocasión donde por suerte no se registraron víctimas mortales, el conductor alegó que le fallaron los frenos.

En esta ocasión donde el conductor del autobús dio negativo en las pruebas de alcoholemia y drogas, momentos antes del accidente le gritó a su compañero, tal y como ha declarado, que no le respondían los frenos del vehículo siniestrado. El conductor ha sido puesto en libertad pero se le imputan varios delitos de homicidio imprudente. Además la titular del juzgado de 1ª instancia número 4 de Cieza ordenó ayer la retirada del carnet de conducir del conductor mientras dure el procedimiento y su comparecencia de manera regular en el juzgado.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, confirmó tras la celebración del funeral por las víctimas en la localidad murciana que la investigación continua, pero que la hipótesis que gana más fuerza en estos momentos es la de la excesiva velocidad. Pero, ¿son contradictorias la conjetura del exceso de velocidad con el testimonio del conductor donde aseguraba que no podía frenar y que no se encontraran en el lugar huellas de frenada? Son circunstancias que podrían ir unidas.

El otro conductor de la misma empresa que viajaba en el autobús siniestrado que condujo durante la primera parte del trayecto hasta la localidad conquense de Honrubia y otros ocupantes del autobús aseguraron que momentos antes del siniestro el conductor gritó desesperadamente que no podía frenar.

Además los peritos están analizando si todos los pasajeros del autobús se habían puesto el cinturón ya que este autobús de unos 10 años de antigüedad contaba con dicha medida de seguridad.

Funeral por las víctimas

Los Reyes acudieron en el día de ayer a Bullas donde presidieron el funeral por las 14 víctimas mortales de este fatal accidente de autobús y con gestos de cariños trasladaron sus condolencias y su total apoyo uno a uno a todos los familiares de las víctimas

Por otro lado, según declaraciones desde la Consejería de Salud de Murcia ha disminuido de once a ocho el número de heridos graves ingresados y también los otros heridos de diversa índole, reduciendo su número de 18 a 15 heridos.

Tercer accidente más grave desde el año 2000

Y es que este accidente ocurrido en la localidad de Cieza es el tercero de los más graves y con mayor siniestralidad ocurridos en España desde el año 2000. En ese año en Soria fallecieron 28 personas, principalmente estudiantes y una quincena de ellos resultaron heridos cuando un autobús chocó contra un camión que trasportaba ganado. Al año siguiente, en 2001, fallecieron 20 jubilados y 13 resultaron heridos cuando se salió de la vía el autobús en el que viajaban.