900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito
 

 

 

DEPARTAMENTO PARA FAMILIARES DE FALLECIDOS

EN ACCIDENTE DE TRÁFICO

AYUDA LEGAL

AYUDA PSICOLÓGICA

ABOGADOS ESPECIALISTAS

 

 

 

 

 

El dolor de perder a un ser querido de una forma tan súbita como en un accidente de tráfico no puede expresarse con palabras. Los familiares del fallecido se encuentran por sorpresa en una situación de cambio radical en sus vidas y deben enfrentarse a un proceso de luto que puede durar toda la vida. Es un doloroso proceso que necesita de la guía de verdaderos especialistas en esta materia. Que podrán ayudar, acompañar y guiar a los familiares en esos momentos tan difíciles.

Por eso, en LegalCar hemos creado un Departamento exclusivo para familiares de víctimas fallecidas en accidentes de circulación. Con el objetivo de ayudarles, desde todas las perspectivas, a enfrentarse a este duro proceso psicológico y legal. La ayuda psicológica en el proceso de duelo es fundamental y, por eso, LegalCar integra en sus servicios la colaboración con psicólogos especialistas en estos procesos de pérdida.

Consulta con abogados y psicólogos especializados.

«Los familiares de los fallecidos necesitan la ayuda de especialistas para recibir la guía legal y de gestión de todos los trámites tras una pérdida traumática. Además, nuestros servicios incluyen la colaboración con psicólogos especialistas en procesos de duelo.«

Jorge Jabalquinto – Director de LegalCar

 

La compañía responsable del accidente debe hacerse cargo de las indemnizaciones de los familiares afectados por la pérdida de su ser querido, atendiendo a la compleja normativa del Baremo de Tráfico. Hay múltiples variables que afectan al cálculo de las indemnizaciones y, por eso, es fundamental contar con la ayuda de especialistas.

 

PARA FAMILIARES DE FALLECIDOS EN ACCIDENTE

 

Ofrecemos cobertura jurídica y psicológica en toda España las 24 horas, los 365 días del año. Te garantizamos nuestra asistencia, profesionalidad y compromiso desde la primera consulta gratuita.

N
Beneficiarios

El Baremo por el que se rige la indemnización por fallecimiento en accidente describe la figura de los beneficiarios, que son todos aquellos familiares con derecho a reclamar una indemnización. Estas figuras no son equiparables a los herederos del Derecho de Sucesiones. Por lo que solo abogados especialistas en fallecimientos en accidentes pueden ayudar a las familias a reclamar lo que les corresponde.

N

Ayuda psicológica: proceso de duelo

El proceso de luto es el momento psicológico que se produce tras una pérdida como un fallecimiento en accidente de tráfico. En LegalCar ofrecemos ayuda psicológica a los familiares a través del departamento de especialistas en los procesos de duelo después de la pérdida en un accidente.

N
Indemnización

La cuantía de indemnización por fallecimiento se extrae de la interpretación de la normativa legal recogida en el Baremo de Tráfico. Solo abogados especialistas en la materia pueden ayudar a los familiares a calcular cuánto le corresponde a cada beneficiario y cómo reclamarlo, ya que existen múltiples variables a computar para realizar el cálculo exacto.

N
Familiares

Los familiares de un fallecido en accidente de tráfico son los verdaderos afectados de ese accidente. Desgraciadamente la pérdida del ser querido supone un hecho tan traumático que difícilmente se supera. En LegalCar acompañamos a las familias en el todo el proceso, poniendo profesionalidad, experiencia y confidencialidad al servicio de los familiares.

N
Proceso legal

Es difícil que estas situaciones se resuelvan de forma amistosa con las compañías de seguros, ya que éstas quieren minimizar las cuantías y tratar de preservar sus intereses económicos. Por eso, los procedimientos de reclamación de indemnización por muerte son un proceso legal complejo que requiere de la intervención de especialistas.

N
Más que un proceso legal

Debemos entender una muerte en accidente como lo que es: un hecho traumático que provoca una irreparable pérdida en el núcleo familiar, que se queda desamparado y desprotegido. Por tanto, hablamos de que toda la gestión de los pasos posteriores al desastre debe considerarse como más que un proceso legal; ya que requiere de la guía y la ayuda de los expertos mejor cualificados en diferentes materias.

«Ofrecemos una atención 24 horas para acompañar a los familiares durante todo el proceso de gestión y reclamación de la oportuna indemnización a cada miembro de la familia con derecho a reclamar.»

Joaquín Torres – Responsable Jurídico  

 

Socios LegalCar

Tramitar una indemnización por muerte en accidente de tráfico en 2019 no es sencillo, hay varias formas de calcular la compensación económica a percibir por fallecimiento, queremos describir quién, qué conceptos y cómo se reclama.

Sufrir la muerte de un familiar o de alguien de nuestro entorno en un accidente de tráfico supone una dura experiencia difícil de superar.

A esa dificultad por lo traumático de la pérdida, se une la necesidad de tramitar la reclamación que corresponda a la aseguradora del responsable del accidente, que resulta muy complicada para las familias, pero a la que tienen derecho cuando el fallecido no es el culpable exclusivo del accidente.

 

 

¿QUIÉN PUEDE RECLAMARLA?

La indemnización por muerte en accidente de tráfico la reclaman y perciben los beneficiarios del fallecido, que son aquellas personas con una relación de parentesco o afinidad específica con la víctima, y que resultan perjudicados por la muerte de aquella.

Los familiares que tienen derecho a que la aseguradora del responsable del accidente les indemnice por la muerte de un familiar en accidente de tráfico son:

  • El cónyuge viudo, en los casos en los que no se haya separado legalmente ni se encuentre inmerso en trámites de divorcio en el momento del accidente. Se incluyen en este apartado a las parejas de hecho inscritas en el Registro.
  • Los ascendientes, que son los padres de la víctima fallecida. Si el hijo tenía más de 30 años en el momento del fallecimiento la cantidad se incrementa.
  • Los descendientes, que son los hijos del fallecido, siendo indiferente el número de hijos que sean. Las cantidades en estos casos varían según la edad que tengan en el momento de la muerte del progenitor.
  • Los hermanos, perciben una compensación que varía dependiendo de la edad que tengan el momento del fallecimiento de la víctima.
  • Los allegados, figura nueva introducida por el Baremo actual y que se refiere a aquellas personas que acrediten convivencia de al menos 5 años con la víctima fallecida y que tienen con ella un especial vínculo emocional o de afectividad.

 

CONCEPTOS RECLAMABLES

Los beneficiarios del fallecido en un accidente de tráfico pueden reclamar, según indica el baremo de Tráfico 2016, tres conceptos distintos:

  1. El perjuicio personal básico (Tabla 1.A)
  2. El perjuicio personal particular (Tabla 1.B)
  3. El perjuicio patrimonial, que a su vez se divide en lucro cesante y daño emergente (Tabla 1.C).

El perjuicio personal básico es el que sufre cada beneficiario del fallecido por el mero hecho de serlo.

En cambio, el perjuicio personal particular es el que sufren algunos de los beneficiarios atendiendo a sus circunstancias y grado de afectividad o vinculación con el fallecido.

Se recoge en la Tabla 1.B del Baremo que valora 9 tipos de perjuicio personal particular, como son la discapacidad física o psíquica del beneficiario del fallecido (que sea superior al 33%), el ser el único perjudicado de su categoría, el fallecimiento de progenitor único o la convivencia del perjudicado con el fallecido.

En cuanto al perjuicio patrimonial, se divide en lucro cesante y daño emergente y se recoge en la Tabla 1.C del baremo de Tráfico.

El primero se refiere a perjuicios económicos derivados del fallecimiento de la víctima, mientras que el segundo hace referencia a los gastos y pagos que los beneficiarios tienen que asumir a consecuencia de la muerte del familiar (sepelio, entierro, desplazamientos y manutención de familiares al lugar de siniestro, o repatriación).

 

EL SEGURO DE VIDA

Cuando sufrimos la pérdida de un familiar en un accidente se produce una situación ya de por sí traumática y complicada. Esta, además, provoca el inicio de un proceso de reclamación que no solo se ciñe a la compensación económica para sus beneficiarios cuando no ha sido el responsable del accidente.

El tomador de esa póliza designa libremente a las personas que quiera que sean sus beneficiarios. Pueden ser una o varias y siempre pueden modificarse en vida las veces que quiera mientras esté vigente el seguro.

La aseguradora te pedirá una serie de documentos. Estos pueden variar de unas a otras pero en términos generales son los siguientes:

  1. Certificado de Defunción
  2. La póliza del seguro de vida contratado
  3. DNI del fallecido
  4. Si es el cónyuge quien lo reclama, el certificado de matrimonio. Si son los hijos, el Libro de Familia. Sirven para identificar a los beneficiarios de la póliza.
  5. Cuando el fallecimiento es por un accidente de circulación suelen pedir, además, el Atestado y la autopsia. Además de una copia de las actuaciones judiciales si las hay.
  6. Certificado del Registro de Última Voluntad y testamento y justificante de abono del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

La compañía tiene un plazo de tres meses para hacer el pago de la suma asegurada. Se cuenta desde la notificación por escrito del fallecimiento y la aportación de los documentos exigidos.

El modo de pago del capital asegurado puede ser:

  1. El abono de una sola vez en pago único de la cantidad estipulada en la póliza.
  2. El pago a través de una renta vitalicia. Se calcula atendiendo a la esperanza de vida del beneficiario y se divide la cantidad en cuotas a pagar mensualmente.
  3. En forma de renta temporal. Es decir, mediante pagos durante un número de años.

 

LAS POLIZAS DE SEGURO

Asimismo es importante comprobar todas las pólizas de seguro que tuviera la víctima, por si hay opciones de reclamar otros conceptos, y estudiar muy bien la propia póliza del seguro del vehículo de dicha víctima, puesto que según qué póliza y según qué compañía se recogen coberturas incluso para el caso de que el conductor fallecido haya sido el causante del siniestro.

De ahí la importancia de consultar a LegalCar, porque es claro que de por sí, la aseguradora nunca va  dar el paso de ofrecer una indemnización aunque esté contemplada en la póliza, y es por ello que debe ser un abogado experto en este tipo de reclamaciones quien defienda frente a la compañía de seguros los derechos de los fallecidos, sean o no culpables, pues de ello va a depender el éxito de la reclamación.

ASESORAMIENTO LEGAL

Cuanto mayor son los daños indemnizables, mayores problemas nos encontramos para tratar de calcular una indemnización conforme a cada supuesto.

Por esta razón resulta esencial recurrir en estos casos a un abogado experto en accidentes de tráfico. Los abogados de LegalCar a las compañías aseguradoras conocen a la perfección la normativa y, además, comparte de forma directa el interés de la víctima por obtener la máxima indemnización posible.

 

DEPARTAMENTO EXCLUSIVO PARA FAMILIARES DE FALLECIDOS EN ACCIDENTES DE TRÁFICO

Solicita tu llamada

Escribe tu teléfono y te llamamos gratis