Si se produce una muerte en accidente de moto, se une al hecho un verdadero drama para la familia del fallecido, al margen de todos los trámites que hay que hacer, la pérdida de una vida humana nunca será compensada con ninguna indemnización, por muy elevada que sea.

Sufrir un accidente de motocicleta ya es de por sí una experiencia traumática que suele provocar importantes daños materiales y también personales en la víctima.

NUESTRO MÁS SENTIDO PÉSAME

En LEGALCAR hemos vivido casos muy dolorosos de accidentes de tráfico con fallecidos, entre los que hemos tramitado varios accidentes de moto, donde hay colisiones tan violentas que producen el fallecimiento inmediato del motorista, accidentes que suelen producirse con este resultado en colisiones a alta velocidad.

Nuestra primera misión es acompañar a la familia y trasladarles nuestro más sentido pésame. Nada es imaginable a vivir una situación tan delicada, abrumadora y dolorosa como es perder a un ser querido en un accidente de tráfico.

Nuestra segunda misión como especialistas es informar y solucionar. Todo lo que está a nuestro alcance en esos momentos en los que hace falta que LegalCar esté ahí para dar esos primeros pasos con las aseguradoras implicadas y solucionar lo más inmediatamente posible los trámites más urgentes y necesarios lo hacemos con diligencia y prontitud para ahorrar a la familia del fallecido esos pasos y que de esa forma se ocupen de lo que verdaderamente importa en ese momento, que es acompañarse y consolarse unos a otros.

Una vez pasan esos momentos iniciales, la tramitación de una reclamación por fallecimiento es mucho más rápida que en un accidente con lesiones, donde hace falta que pase un tiempo más o menos largo para ver el tiempo que tarda la víctima en curarse y las secuelas que puedan quedarle para calcular la indemnización que le pueda corresponder y reclamarla.

INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE MOTO A FAMILIARES

El nuevo Baremo de tráfico que entró en vigor en enero de 2016 mejora sustancialmente las indemnizaciones derivadas de fallecimiento en accidentes de tráfico, recogiéndose en los artículos 61 a 92.

¿Qué familiares tienen derecho a indemnización según el nuevo Baremo como beneficiarios?

  • En primer lugar el cónyuge viudo, que no esté separado legalmente ni haya iniciado los trámites de separación o divorcio, y siempre que pueda acreditar la convivencia durante mínimo 15 años, percibiendo cantidades añadidas por cada año adicional que haya convivido. Se incluyen, como novedad, la posibilidad de percibir indemnización en el caso de las parejas de hecho.
  • Los ascendientes, refiriéndose en este caso a los padres de la víctima, aumentando la indemnización para el caso de que el hijo fallecido tenga más de 30 años, y en caso de faltar alguno de los padres, el importe de la indemnización pasaría a sus padres, es decir, los abuelos de la víctima.
  • Los descendientes, que se refiere a los hijos de la víctima, variando el porcentaje de la indemnización en función de la edad de cada uno de los hijos.
  • Los hermanos, que percibirán una indemnización que va a depender de la edad.
  • Los allegados, que es una novedad introducida por el nuevo Baremo 2016 en la que se incluyen a aquellas personas que hayan convivido un mínimo de 5 años con la víctima, siempre que la convivencia pueda acreditarse, y que tengan una cercanía a ella por afectividad o parentesco, como por ejemplo el caso de hijos de padres divorciados que conviven con la nueva pareja de su progenitor.

La indemnización por fallecimiento en accidente de moto comprende varios apartados a valorar:

  • Perjuicio personal básico: que se indica en la Tabla 1.A del nuevo Baremo, y para este supuesto de fallecimiento hace referencia al perjuicio que sufre cada beneficiario de la víctima fallecida por el hecho de serlo.
  • Perjuicio personal particular: que se indica en la Tabla 1.B del nuevo Baremo, que se va a adicionar al perjuicio personal básico mencionado, y que va a hacer referencia a otro tipo de perjuicios a valorar, que estarán relacionados con la dependencia o vinculación con la víctima, y que según la tabla son:
  1. Discapacidad física o psíquica del beneficiario (superior al 33%), siempre que sea previa al accidente o consecuencia del mismo.
  2. Convivencia del beneficiario con la víctima.
  3. Perjudicado único de su categoría.
  4. Condición de único perjudicado.
  5. Fallecimiento de progenitor único.
  6. Fallecimiento de ambos progenitores en el mismo accidente.
  7. Fallecimiento del único hijo.
  8. Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto.
  9. Perjuicio excepcional: este apartado se trata de una especie de cajón desastre en el que entrarían otros supuestos distintos a los anteriores, si bien hasta que los tribunales no empiecen a pronunciarse sobre qué casos encajarían en este punto, será motivo de discusión con la aseguradora.
  • Perjuicios patrimoniales: que se recogen en la Tabla 1.C del nuevo Baremo, y que se corresponde con los gastos y los perjuicios que nos haya podido producir el fallecimiento de la víctima, y que a su vez en el Baremo se contempla como lucro cesante y como daño emergente (un ejemplo serían los gastos de entierro del fallecido).

CÓMO TRABAJAMOS

El equipo de LegalCar, especialistas desde hace más de 20 años en accidentes de tráfico, han tramitado en varias ocasiones accidentes de moto con resultado de muerte.

Nuestra labor se centra en ayudar a la familia en el duro trance que les toca vivir, acompañándola en el proceso desde el principio.

Ya hemos indicado que tratamos en esos primeros momentos de agilizar los primeros trámites necesarios para gestionar después la reclamación. Trámites en los que es necesario contactar cuanto antes con las aseguradoras y resolver de manera rápida los primeros pasos de modo que la familia de la víctima solo se ocupe de lo que es verdaderamente importante en estos casos.

La otra tarea de LegalCar es trabajar y ayudar, poniendo en marcha todo el proceso de la reclamación atendiendo a las circunstancias personales, sociales y patrimoniales del fallecido, pues ya hemos visto que los conceptos que se pueden reclamar son variados y distintos dependiendo de dichas circunstancias, por lo que hay que atender al caso concreto para poder desglosar, aplicando los conocimientos y el manejo del nuevo Baremo de tráfico, y a partir de ahí trabajar en las relaciones con la aseguradora que tenga que hacerse cargo de las indemnizaciones para tratar de tramitar el expediente lo antes posible para ahorrar sufrimiento a la familia.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita