Fructífera reunión de ‘Stop Guardarraíles’ con miembros del Parlamento Gallego

Fructífera reunión de ‘Stop Guardarraíles’ con miembros del Parlamento Gallego

Por fin parece que les escuchan. Sí, aunque parezca mentira tras tantos años de lucha, la Plataforma Stop Guardarraíles ha conseguido un compromiso por parte del grupo parlamentario popular gallego para el estudio  de la implantación y creación de nuevos sistemas protectores para los motoristas en las vías comarcales gallegas.

Y es que algunos de los componentes de esta plataforma han llevado a esta reunión las más de 100.000 firmas que han recogido para la sustitución de los actuales medios de protección para motoristas y demás conductores de las calzadas gallegas, que por desgracia, en un gran número de ocasiones, más que protegerlos, ha acabado con sus vidas.

Los miembros de esta plataforma se han reunido con Alejandro Gómez Alonso y su portavoz, May Aguilar ha manifestado sentirse muy contenta con los resultados obtenidos tras esta fructífera reunión y esperas que los responsables extiendan este compromiso a todas las ciudades españolas, ya que los actuales medios de protección o guardarraíles son devastadores y los causantes de muchas muertes y amputaciones cuando sufren accidentes.

¿Has tenido un accidente de moto? te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida

:::: Actualizamos la noticia con nuevo contenido ::::

200.000 euros para sustituir los guardarraíles peligrosos en Vigo

En la ciudad de Vigo se ha conseguido todo un logro ya que las Concejalías de Tráfico y Fomento, tras más de un mes de duro trabajo, han conseguido ubicar todos los guardarraíles peligrosos que se expandían a lo largo de las carreteras de la ciudad. En total, más de 10 carreteras y más de 4 kilómetros de estos quitamiedos van a sustituirse. Una actuación que rondará un coste de cerca de 200.000 euros.

Principalmente, la mayor actuación se llevará a cabo en la avenida Clara Campoamor que lleva a la Universidad. Aquí se van a instalar cerca de la mitad de las protecciones nuevas que constarán de la instalación de una chapa bajo la superior para conseguir evitar que los motoristas o los que circulen en bicicleta puedan colarse con esta chapa instalada tras un accidente o en los casos más graves que se estaban sucediendo, que eviten los golpes con los postes de sujeción que provocaban en muchas ocasiones amputaciones o incluso en las más graves, llegaban a perder la vida. Una chapa que será instalada en más de 2.000 metros de carretera.

Muchos otros viales de la ciudad se verán beneficiados por estas mejoras. En unos casos se conservará la estructura de guardarraíl que hay en estos momentos y se les aplicará la segunda chapa de protección de la que hablábamos anteriormente. En otros de los viales donde estos quitamiedos están en mal estado, se eliminarán totalmente y se instalarán nuevos. En total será necesaria la sustitución completa  de 1,3 kilómetros por este mal estado, y en 3 kilómetros se acoplará esa chapa y las terminaciones de esas barreras con remate hasta el suelo de manera progresiva o abatimientos.

La localización de estos quitamiedos peligrosos se da por finalizado en este primer inventario realizado, pero dichas concejalías que han puesto en marcha esta medida han asegurado que no descarta que pueda aparecer alguno más, pero que si aparecieran se irán interviniendo. Una medida que se ha llevado a cabo tras la recogida de más de 100.000 firmas el pasado mes de septiembre a través de la plataforma Change.org para terminar con este modelo de quitamiedos muy criticado, principalmente por los colectivos motorista y ciclista, por las graves lesiones y número de fallecidos que producen.