900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Cuando en LegalCar Abogados recibimos a un cliente hay dos preguntas que siempre nos hacen en la reunión, la primera es cómo saber si voy a ganar un juicio y la segunda cuanto les puede corresponder de indemnización por accidente de tráfico.

Los abogados que formamos LegalCar siempre explicamos a nuestros clientes que, en los juicios de tráfico se discuten dos cuestiones:

LA RESPONSABILIDAD EN EL ACCIDENTE

La responsabilidad se refiere a determinar quién tiene la culpa en el accidente.  Para poder saber si tengo derecho o no a una indemnización tengo que demostrar la culpa o responsabilidad del contrario en el accidente, ya sea de forma exclusiva o con una concurrencia. Dicho de otra forma, tengo que demostrar que el otro vehículo fue culpable al 100% del accidente o si yo también fui culpable en qué porcentaje fue el contrario responsable del accidente.

Para  tener un porcentaje alto de probabilidad de ganar el caso respecto a la responsabilidad,  es importante contar con partes amistosos elaborados correctamente, testigos, fotografías, Atestados de los agentes de autoridad ya sean policía municipal o guardia civil de tráfico, informes periciales de reconstrucción de accidentes, etc. Cuanto más prueba tengamos a nuestro favor más opciones tendremos de poder justificar al Juez nuestra versión del accidente.

LA ENTIDAD DE LAS LESIONES

Las lesiones, ya que una vez determinada la responsabilidad de la aseguradora en el accidente, hemos de cuantificar la indemnización, y ello se realiza con la valoración de las lesiones. Se indemniza por los siguientes conceptos:

  • Días de hospital, son todos aquellos que el lesionado ha pasado la noche en el Hospital (por ejemplo después de una operación quirúrgica el tiempo que esté en observación en planta).
  • Días impeditivos, son aquellos días que estoy impedido para hacer mi actividad habitual, para aquellos que estén trabajando serán los días de baja laboral, y para aquellos que no lo estén será la baja por el INEM o en su caso el periodo cuyas lesiones sean claramente impeditivas (por ejemplo, una fractura de la tibia, el tiempo que se esté con escayola).
  • Días de curación, son todos aquellos días en los que , ya estando bien para realizar la actividad habitual, se esté no obstante realizando tratamiento rehabilitador que mejore de las lesiones ( por ejemplo en una cervicalgia todo aquel tratamiento realizado por el fisioterapeuta que implique mejora en su estado).
  • Secuelas funcionales, que son aquellas lesiones permanentes que quedan en la víctima después de realizar un tratamiento (por ejemplo limitación de movilidad del hombro, que significa que el lesionado ha recuperado una parte de la movilidad pero otra la ha perdido llegando al tope de mejoría)
  • Secuelas estéticas, que son todas aquellas que generen un menoscabo de la imagen del lesionado  (por ejemplo cicatrices producidas por una operación, o aquellas producidas por un corte, etc)
  • Incapacidad permanente parcial, son aquellas lesiones que generan una limitación al lesionado para realizar parte de su trabajo habitual, pudiendo realizar otras tareas dentro de su puesto de trabajo (por ejemplo, un camarero que pueda cobrar y realizar tareas de limpieza pero no llevar una bandeja  o cargar peso)
  • Incapacidad permanente total, que se genera cuando por las lesiones producidas se produce una limitación en todas las tareas del trabajo habitual, impidiendo al lesionado realizarlas( por ejemplo el camarero al que le han amputado una pierna tras el accidente)
  • Incapacidad absoluta, que se genera cuando las lesiones son de tal importancia que impiden al lesionado realizar cualquier tipo de trabajo.

EL ÉXITO EN UN JUICIO PARA INDEMNIZAR LAS LESIONES

Para tener una alta probabilidad de éxito en la reclamación de las lesiones, se ha de tener un seguimiento médico, es decir, un seguimiento por parte de un abogado especialista que vaya haciendo una valoración de la documentación médica que pueda aportarle el lesionado.

Dicha documentación médica es fundamental, todo aquello que no aparezca en un informe médico no se podrá defender en juicio ya que no se podrá demostrar que existe. Los informes periciales médicos son fundamentales para realizar la valoración de las lesiones sufridas por los lesionados, ya sean traumatólogos, o especialistas en valoración del daño corporal. En muchas ocasiones son ambas cosas.

Estos peritos son parte fundamental para explicar el porqué de la valoración de las lesiones y si existían o no, por ello cuanto más informes médicos se tengan, más opciones hay de defenderlo mejor por parte del Perito.  A esto hay que añadir como documentos médicos tanto el tratamiento rehabilitador (fisioterapia) como farmacológico (medicamentos  prescritos, como por ejemplo el SERC para los mareos, que demuestran dicha sintomatología).

Las pruebas médicas también son importantes para poder saber si un lesionado tiene o no una patología previa degenerativa, por ejemplo lumbar, necesitaremos una resonancia magnética para poder discernir si estamos hablando de una agravación de artrosis previa o de un cuadro clínico derivado de protrusión discal.

La compañía de seguros llevará a su perito de parte, quién defenderá que la intensidad del impacto no es suficiente para generar lesiones, que la lesión es previa, que no existe nexo causal o incluso que no existe. Por eso, para garantizar un buen éxito en dicha reclamación es importante contar con la documentación médica completa y lo más detallada posible.

LEGALCAR ABOGADOS

Y siempre recomendamos en LEGALCAR acudir lo antes posible a un abogado especialista, que es quien mejor conoce la tramitación del procedimiento y puede dar las pautas para garantizar el éxito en la reclamación.