¿Qué gastos tiene un juicio rápido por alcoholemia?

¿Qué gastos tiene un juicio rápido por alcoholemia?

Averigua que costas o gastos tiene un juicio rápido por alcoholemia en el caso de control de alcoholemia o si has tenido un accidente por alcohol, un abogado alcoholemia Leganés va a explicar cómo son los costes en un juicio rápido por alcoholemia.

Según la ley de Tráfico la cantidad de alcohol permitida en sangre es de 0,5 g/l en sangres y 0,25 mg/l en aire espirado. En el caso de los conductores noveles y profesionales la tasa disminuye hasta 0,3 g/l y 0,15 mg/l. Hay que tener en cuenta que dependiendo del sexo, altura o complexión entre otros factores a cada persona le afecta mayor o menormente el alcohol.

¿CÓMO FUNCIONA UN JUICIO RÁPIDO POR ALCOHOLEMIA?

Hay dos tipos de juicio rápido por alcoholemia:

Alcoholemia en control rutinario

Son los casos en los que en un control de carretera, la Guardia Civil nos para y tenemos que realizar el test de alcoholemia. Si el resultado supera los 0,60 mg/l habrá un juicio rápido por alcoholemia que se celebrará en los cinco días posteriores más o menos. En este procedimiento el abogado del investigado deberá comprobar que la tasa sobrepasa la permitida y que el aparato medidor está en perfectas condiciones.

Después, se ha de llegar a un acuerdo con el Ministerio Fiscal para que el investigado pueda beneficiarse del tercio de mejora.

Alcoholemia tras un accidente

Son los casos en los que después de un accidente y al realizar el test se descubre que el responsable del accidente iba bebido al volante. Normalmente el juicio rápido se suspende ya que hay que dar tiempo a que se realicen todas las pruebas oportunas. Tras la instrucción puede haber dos escenarios: que se acepte la culpabilidad o que no.

En el primero se llegaría a un acuerdo con el Ministerio Fiscal y las acusaciones si las hubiera, se dicta sentencia y el acusado se beneficiaría de un tercio de la condena penal asumiendo la responsabilidad civil. En el segundo caso se irá a un juicio por alcoholemia.

¿CUÁLES SON LOS GASTOS GENERALES?

En un juicio rápido por alcoholemia hay varios gastos: el del abogado, el del procurador y las costas procesales. El procurador es una figura necesaria desde la reforma del Código Penal. Él es el representante del lesionado en el juzgado, un enlace con el tribunal para entregar y recoger las notificaciones del caso. Además representará a la víctima en el juicio y para ello habrá que darle poderes notariales.

Su coste está tasado y no es un importe fijo, depende de los gastos que ellos hayan tenido que pagar tales como tasas, fotocopias,…Por ejemplo para una demanda de unos 4.000 euros, el procurador no cobraría más de 400.

Respecto a las costas procesales es el gasto del proceso judicial y depende de cada caso.

¿QUÉ ES LO QUE VA A PASAR EN ÉL?

Cuando el juez tenga todas las pruebas, la Fiscalía se reunirá con el abogado del investigado para informarle de la pena que pedirá para él. Si acepta los hechos y la pena, se le reducirá en un tercio y ese mismo día se dicta la sentencia de conformidad. Por el contrario, si el denunciado no está de acuerdo con la pena, la Fiscalía informará al juez de la pena que pide y el abogado del investigado pedirá la absolución alegando el incumplimiento de algún requisito legal que se haya vulnerado.

En ese caso el juez tiene dos opciones: decidir pasar de juicio rápido por alcoholemia a juicio oral, así el procedimiento de juicio rápido se convierte en uno normal o si decide que faltan pruebas y puede pasar de juicio rápido a un procedimiento abreviado.

LEGALCAR ABOGADOS

En LegalCar llevamos centenares de casos al año de este tipo. Somos especialistas en juicios rápidos por alcoholemia. En primer lugar hablamos con el cliente para conocer su historia y poder informarle de la ayuda que podemos ofrecerle.

Sabemos que pasar por un juicio en estas circunstancias no es de buen agrado por eso te vamos a acompañar en todo el proceso para conseguir la mejor situación para el cliente.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita