Guía para los accidentes de tráfico

Guía para los accidentes de tráfico

Como hemos comentado en otros artículos, en LEGALCAR consideramos que la administración debería de hacer una labor más intensa para facilitar a los ciudadanos una información directa  sobre los derechos que les asisten cuando tienen un accidente de tráfico, y como han de actuar, y hablamos de una protección directa a todos, ya que cualquiera de nosotros podemos sufrir un accidente, ya sea como peatones, conductores, ocupantes de cualquier tipo de vehículo, etc.

Pasos básicos¿Qué es lo primero que debemos de tener en cuenta cuando hemos sufrido un accidente de tráfico?

LA CULPA DEL ACCIDENTE

  1. Si somos los conductores culpables tenemos derecho a que nuestra compañía de seguros pague al contrario los daños y lesiones sufridas, salvo que vayamos bajo los efectos del alcohol o de drogas, o hayamos producido el accidente de forma voluntaria. Y también tenemos derecho a que nos abonen los gastos médicos o nos pongan un tratamiento para la curación de las lesiones … Solo para el caso de tener un seguro a todo riesgo tendremos derecho a que nos reparen los daños propios. Pero nunca tendremos derecho a ser indemnizados siendo conductores culpables.
  2. Si no somos los culpables del accidente, ya seamos peatones o conductores u ocupantes de cualquier tipo de vehículo, tenemos derecho a que nos indemnicen por los daños sufridos, ya sean físicos o materiales, es decir, tengo derecho a que me arreglen el coche o me paguen el siniestro del mismo, y que me indemnicen por el tiempo que he tardado en tratarme las lesiones y las posibles secuelas que me queden tras el accidente, y los gastos que haya tenido.

Para saber si somos o no culpables, la compañía nos va a pedir que aportemos un parte amistoso o el Atestado, donde queden claros los hechos, hora, lugar, matrículas de los vehículos implicados, los datos de los conductores y en su caso ocupantes, croquis , testigos, si hubo o no lesionados etc.

EL PARTE AMISTOSO

Rellenar el parte amistoso correctamente es complicado si no hemos visto uno anteriormente, ya que aunque parece sencillo, cuando hemos sufrido un accidente de tráfico la victima suele encontrarse en un estado de nervios importante, por lo que es interesante que todos conozcamos de antemano como es, lo que debemos rellenar y familiarizarnos con los términos y datos que se piden. En LEGALCAR abogados consideramos que las autoescuelas deberían enseñar a rellenar un parte amistoso, pues nadie está libre de sufrir un accidente.

EL ATESTADO

Cuando acude la Policía o Guardia Civil al lugar del accidente, lo normal es que si los conductores implicados están conformes con la dinámica del accidente, ayuden a señalizar el siniestro de cara a los demás usuarios de la vía, para que no haya peligro para otras personas, les insten a rellenar el parte y llamen a los servicios médicos si hace falta.

Para los casos que haya lesionados y para aquellos supuestos en los que haya discusión sobre la dinámica del accidente, los agentes de la autoridad realizan un  Atestado, que podrá ser solicitado por la compañía de seguros, el lesionado o por su abogado. En el Atestado se recogen las manifestaciones de las partes  implicadas, testigos, daños materiales, estado de la vía y en ocasiones un reportaje fotográfico y estudio biomecánico y reconstrucción del accidente, aunque esto último suele hacerse solo en casos de accidentes graves.

Si no estamos conformes con lo que indica el Atestado nos veremos obligados a demandar y a acudir a juicio, ya que las compañías normalmente se quedan con la versión que de el Atestado y no hacen oferta indemnizatoria.

Una vez tenemos resuelto el problema de la culpa viene como reclamar las lesiones.

LAS LESIONES

Cuando tenemos un accidente en el que no somos culpables tenemos derecho a que nos indemnicen por el tiempo que hemos tardado en curarnos y las posibles secuelas que nos hayan podido quedar a consecuencia del accidente. Para ello existe un Baremo de tráfico donde queda reflejado en una serie de tablas las lesiones que se indemnizan y su valor en puntos, y esos puntos se transforman en dinero en función de la edad d ela víctima.

Para poder valorar las lesiones conforme al Baremo, hay que interpretar la documentación médica que tiene el lesionado, y es aquí donde vienen las discrepancias con las compañías de seguros, ya que la interpretación es muy subjetiva según quién la valore, por lo que en muchas ocasiones se llega a Juicio al no poder llegar a un acuerdo en la forma de valorar dichas lesiones.

Para ello es fundamental tener en cuenta tres puntos importantes:

  1. La documentación médica, ya que al final las lesiones que un abogado especialista en accidentes de tráfico puede reclamar para la víctima serán aquellas que queden reflejadas en la documentación, y por tanto la compañía de seguros no abonará ninguna lesión que no aparezca en la documentación médica, y que en su momento sus propios peritos entiendan que viene directamente del accidente. También es habitual que aunque las lesiones estén diagnosticadas en la documentación médica las compañías las quieran minimizar, sobre todo a la hora de valorar si dejan o no secuelas.
  2. La importancia de acudir a consultar lo antes posible con un despacho de abogados de tráfico, que además de informar a la víctima va a ayudarle con el seguimiento médico. Es fundamental siempre que se vaya al médico solicitar los correspondientes informes, y cuántas pruebas médicas nos hagan.
  3. La pericial médica para poder defender frente a la aseguradora las lesiones de la víctima, y que va a determinar en su informe el tiempo de tratamiento necesario que ha tenido el lesionado y qué secuelas le quedan. Para realizarlo, el perito se basará en la documentación médica y en la exploración. Este informe será el que luego servirá para contrarrestar el que presente la aseguradora.

También hemos de recordar que todos los gastos generados por el accidente de tráfico hay que reclamarlo, siempre con facturas o presupuestos de arreglo.

Por último un consejo que en LEGALCAR abogados siempre damos: antes de firmar cualquier posible indemnización con la compañía de seguros debe de consultarse con con un abogado especialista.