900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Si has sufrido un accidente de tráfico, probablemente tengas muchas dudas y preguntas. En este artículo de LegalCar te explican lo que debes saber para reclamar.

Detrás de un accidente de tráfico hay una historia, que siempre es traumática para las víctimas en mayor o menos medida, y que pone en marcha un proceso que culmina con la percepción por el perjudicado, de una indemnización por los daños personales y materiales sufridos que intenta compensar económicamente el perjuicio padecido en el accidente.

Seguramente si estás leyendo este post, es porque muchos conceptos, factores y elementos relacionados con un siniestro se te escapan, de la misma manera que a otros muchos perjudicados, porque como es natural, una víctima no tiene por qué saber o conocer los aspectos legales de una reclamación por accidente de tráfico.

¿QUÉ ES LO QUE NADIE CUENTA?

Si sufres un accidente de tráfico y no te asesoras debidamente, vas a tener varios problemas, porque lo primero que padece una víctima de un siniestro es la desinformación.

Casi todo el mundo sabe que una vez sufrido el accidente, el perjudicado tiene que dar un parte a su compañía de seguros. ¿Y después qué?

Si no has tenido nunca un siniestro, lo normal es que no tengas ni idea de por dónde empezar: ¿Qué hago con los daños de mi coche, o moto, o bicicleta? ¿Dónde tengo que ir para que me traten de las lesiones sufridas? ¿Qué tengo que hacer si es un accidente laboral? ¿Tengo derecho a que me paguen los gastos que estoy teniendo por culpa del accidente? ¿Quién me paga el tratamiento médico? ¿Y las pruebas médicas que necesito? ¿Me van a pagar ese viaje que tenía contratado y no puedo hacer por culpa del siniestro? ¿Tengo que conformarme con lo que me ofrece la compañía de seguros?

Estas y otras muchas preguntas son las que se hace una víctima de accidente, que no recibe información y asesoramiento por parte de un LegalCar, si el lesionado no cumple con una serie de requisitos, no podrá reclamar todo lo que le corresponde.

Lo que nadie cuenta, pero todos los que desde hace muchos años sabemos, es que detrás de la reclamación por accidente de tráfico hay un complejo proceso en el que, para las aseguradoras, la víctima es lo que menos importa.

Otra cosa que seguro desconoces es que las compañías de seguros tienen una serie de acuerdos y convenios entre ellas, que suponen que su interés siempre es el de la compañía y nunca el de la víctima.

Las ofertas de las aseguradora obligada al pago están siempre por debajo de lo que corresponde percibir al perjudicado, que no cuenta con criterios ni conocimientos ni información para poder rebatirlos y reclamar con garantías lo que les corresponde.

Con este panorama, es fácil concluir que la víctima de un accidente necesita ayuda, y la necesita siempre, al margen de que el accidente sea mayor o menor, porque su derecho como perjudicado debe ejercerse con garantías.

LO QUE TIENES QUE SABER

Lo primero que tienes que saber es que nunca debes gestionar un accidente de tráfico por tu cuenta. Es un error siempre. Y basta que la compañía de seguros sepa que no estás asesorado, para que se mueva rápido para no darte tiempo a informarte, y te ofrezca una indemnización que no se corresponde con los daños que has sufrido.

También que como en todas las disciplinas del derecho, la responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación es una especialidad, que requiere de conocimientos y de experiencia por parte de los profesionales dedicados a esta materia.

Otro aspecto importante a tomar en cuenta es que desde enero de 2016, fecha en que entró en vigor el nuevo Baremo de Tráfico, y desde que se reformó el Código Penal, en 2015, ha cambiado la forma en la que se tramitan las reclamaciones por accidentes de tráfico.

¿QUÉ PUEDES CONSEGUIR?

Lo más importante que puedes conseguir es que se te indemnice de manera justa por todos aquellos conceptos a los que tienes derecho.

Como las ofertas de las compañías son siempre por debajo de lo que realmente te va a corresponder, necesitas estar asesorado, informado, saber en cada momento del proceso qué es lo que tienes que hacer, y que documentos tienes que pedir para demostrar tanto la culpa del contrario, como la entidad de los daños que hayas sufrido.

Con asesoramiento y ayuda de especialistas, estarás cubierto en todas las fases del proceso, y tendrás la garantía de que un profesional que conoce la normativa va a defender tus derechos como corresponde.

Por ello, vas a conseguir una indemnización justa, acorde con los daños tanto personales como materiales que hayas tenido, y por todos los gastos y perjuicios directamente relacionados con el accidente que son susceptibles de reclamarse.

En Legalcar contamos con un equipo cualificado y que se forma y evoluciona cada día. Somos especialistas y solo nos dedicamos a esta materia.