He sido atropellado

He sido atropellado

¿Has sido atropellado? Conoce qué hacer en cada caso, qué necesitas para reclamar y cómo pueden ayudarte nuestros abogados para atropello.

Los atropellos son accidentes que en la mayoría de los casos provocan lesiones y daños importantes en las víctimas. El peatón sufre las consecuencias del accidente en su propio cuerpo, de ahí que las lesiones sean más graves y en casos extremos, mortales.

El número de atropellos se ha incrementado en los últimos años en nuestro país, y no siempre son responsabilidad de los conductores. En ocasiones, los despistes o negligencias de los peatones provocan accidentes que podrían haberse evitado con un mínimo de cuidado y la diligencia debida.

Si has sido atropellado y no tienes la culpa, debes conocer qué pasos fundamentales tienes que dar para poder luego reclamar los derechos que te corresponden.
Y es muy importante que tu reclamación sea dirigida por un abogado para atropellos que defienda tus intereses frente a la compañía de seguros obligada a indemnizarte.

SI EL CULPABLE ES EL CONDUCTOR

Si has sido atropellado y el culpable es el conductor, sea de un coche, una moto, un taxi, incluso una bicicleta, podrás reclamar.

Para ello deberás acreditar muy bien quien ha sido el responsable del accidente. Es importante mantener la calma, no moverse, y avisar de inmediato a la Policía o Guardia Civil para que acudan al lugar del accidente a levantar un Atestado.

En el Atestado figurarán los datos de los implicados y podrás no solo demostrar cómo ha sido el atropello, sino también a quién tienes que reclamar.

Si las lesiones que has sufrido son graves es posible que los servicios de emergencia te trasladen a un Hospital, y puede ocurrir que no puedas manifestar a los agentes de la autoridad tu versión del accidente.

Hay que tener mucho cuidado en estos casos y declarar lo antes posible para que esta circunstancia no sea aprovechada por el conductor para eximirse de responsabilidad y echarte la culpa a ti.

Los testigos presenciales pueden ser claves si hay dudas sobre cómo ha ocurrido el atropello. Si es posible, conviene que cojas datos, sobre todo nombre y teléfono, para poder contactar con ellos en caso de que te haga falta porque la aseguradora del conductor que te ha atropellado pretenda imputarte la culpa a ti.

SI EL CULPABLE ES EL PEATÓN

Si el culpable del atropello es el propio peatón, en términos generales no podrá reclamar por los daños y perjuicios sufridos en el accidente.

Los casos más habituales se dan cuando el peatón cruza por lugar indebido. No obstante, hasta este tipo de supuestos deben estudiarse bien con la ayuda de un abogado para atropellos para ver si existe alguna opción de reclamar.

Y esto es así porque en ocasiones, aunque el peatón haya cruzado por lugar indebido, puede haber elementos que determinen que el atropello podía haberse evitado.

Un ejemplo típico es el caso del peatón que cruza por lugar no habilitado pero el coche que le atropella circula con exceso de velocidad.

Si se demuestra este hecho (por ejemplo, con el Atestado que recoja indicios o huellas de frenada, testigos o incluso un perito reconstructor de accidentes, etcétera) sería posible reclamar, al existir una culpa compartida entre peatón y conductor.

No obstante, sería proporcional a la parte de culpa que haya tenido cada uno de los intervinientes. En ocasiones estos casos acaban en juicio, pero pueden defenderse según las pruebas que haya y siempre por abogados para accidente que sean especialistas y hayan valorado previamente todas las pruebas y opciones de reclamación.

¿QUÉ NECESITO PARA RECLAMAR?

Para reclamar necesitas, lo primero, como hemos visto, demostrar quien ha sido el culpable del atropello. El Atestado, o los testigos, son los medios de prueba más habituales e indubitados.

Cuando la culpa está demostrada, hace falta recopilar toda la documentación que sirva para acreditar la entidad de los daños sufridos.

Por un lado, vas a necesitar para reclamar todos los informes médicos y documentación que demuestre las lesiones o daños personales.

Cuantos más informes tengas mejor, entre los que deben incluirse los de urgencias, partes de baja y alta laboral, médico de cabecera, traumatólogo, rehabilitación, pruebas diagnósticas y cualquier otro que sirva para demostrar el alcance de las lesiones.

Normalmente, estos procesos con lesionados graves, son largos en el tiempo porque los periodos de convalecencia también lo son, y las aseguradoras en estos casos tienden, como es común en ellas, a minimizar las lesiones para pagar menos.

NUESTROS ABOGADOS POR ATROPELLO

En un caso de sufrir un atropello la necesidad de contar con un asesoramiento independiente es fundamental si quieres que tus derechos se defiendan con imparcialidad y objetividad.

En LEGALCAR, nuestros abogados para atropello llevan años defendiendo los intereses de las víctimas de este tipo de accidentes, tanto para reclamaciones que culminan con acuerdo amistoso como en los casos en los que es necesario interponer un procedimiento judicial contra la compañía.

Las compañías suelen hacer ofertas muy por debajo de lo que realmente correspondería percibir a los perjudicados, y muchas veces sin contemplar alguno o varios de los conceptos a los que se tiene derecho.

Por eso, resulta fundamental el asesoramiento de un abogado para atropello que sea ajeno a las compañías de seguros.

Y si la víctima del atropello dispone de póliza de hogar, los honorarios del abogado para accidente particular que elija, en la mayoría de los casos, le serán reembolsados en todo o en parte gracias a la cobertura por defensa jurídica.