He tenido un accidente no culpable

He tenido un accidente no culpable

No ser culpable de un accidente de tráfico además de ser un alivio, significa que puedes reclamar una indemnización por tus daños ¿Sabes qué puedes  reclamar una indemnización por accidente de tráfico?

El primer requisito para comenzar una reclamación por perjuicios derivados de un siniestro de tráfico es no ser culpable absoluto del mismo, así que si has sido víctima recientemente, no te preocupes por tus daños y gastos derivados del accidente porque la aseguradora tiene el deber de  indemnizarte, pero para que puedas cobrar todo lo que te corresponde, debes tomar en cuenta todo lo que te contaremos en este artículo.

¿Cómo demuestro que no soy culpable del accidente?

Si has firmado parte amistoso y lo has rellanado correctamente, con todos los datos y la firma de ambos, no necesitarás otro documento para demostrar la culpabilidad del otro involucrado. Esta opción suele ser la más rápida para comenzar con las gestiones de la indemnización.

Pero, sabemos que hay algunos casos en los que la dinámica del accidente no es tan clara  o la gravedad es mayor, por lo que hay que llamar a la Policía local o a la Guardia Civil, para que sean estos quienes mediante el análisis del siniestro determinen la responsabilidad del mismo.

Hay algunos casos muchos más complicados, en los que el parte policial tampoco es correcto, por lo que la víctima se ve en la obligación de contratar un perito reconstructor de accidentes para que elabore el informe y poder demostrar – si es el caso- su inocencia.

En Legalcar hemos tenido casos en los que hay que discutir la culpa, incluso casos muy graves como fallecimientos, que hemos podido discutir porque efectivamente el parte policial no estaba redactado correctamente. Si tienes dudas sobre tu responsabilidad en el accidente, ponte en contacto con nuestro equipo y te ayudaremos a saber si tienes derecho a una indemnización.

¿Quién se hace cargo de mis daños?

Por los daños responde la compañía aseguradora contraria ya que es el responsable civil de los perjuicios que cometa su asegurado. Si el vehículo en cuestión circulaba sin seguro vigente, la reclamación debe dirigirse al Consorcio de compensación de seguros. Otro caso que puede ocurrir es que el culpable del accidente sea un ciclista o un peatón, en este caso si no tienen una aseguradora deberían responder con su patrimonio, haciendo más difícil la reclamación.

Si el accidente ha ocurrido porque el conductor circulaba bajo los efectos del alcohol, igualmente su aseguradora te pagará tu indemnización, pero después puede repetirle tus gastos, sin embargo esto no te perjudica ni afecta de ninguna manera.

¿Cómo reclamar mi indemnización?

Reclamar una indemnización, si nunca has sufrido un accidente no es tan fácil como parece, hay muchos detalles que debes tomar en cuenta y te recomendamos que para que logres obtener la cantidad justa que te corresponde te dejes asesorar por nuestros especialistas.

Para empezar debes saber que si no acudes a urgencias dentro de las primeras 72 horas, no cumplirás con el criterio cronológico que exige el Baremo de tráfico y perderás el derecho  a ser indemnizado por tus lesiones.

Además del parte amistoso/ atestado policial y el informe de urgencias dentro del plazo, deberás presentar toda la documentación médica derivada de tu caso, incluyendo baja laboral si estas trabajando o un documento que certifique que no puedes hacer tus actividades habituales.

Por otra parte, también tienes derecho a realizar tratamiento médico en cualquier clínica que esta adjunta al convenio UNESPA, además de las terapias, la compañía te indemnizará por el tiempo que has estado acudiendo al centro, hasta tu alta por mejoría o por estabilización lesional.

Si además de daños personales has tenido daños materiales, como que se te ha roto el móvil, daños en el casco, ropa que llevabas ese día o cualquier objeto que se haya afectado por el siniestro, también se pueden reclamar, pero hay que saber acreditarlo.

Otro punto que también preocupa es mucho es el relacionado a la reparación del coche, por un convenio entre compañías, será tu propia aseguradora la que se encargue de arreglar los daños que ha sufrido tu vehículo. Te recordamos que solo podrás beneficiarte de un coche de sustitución, si así está pactado en tu póliza.

Si eres autónomo y tus ingresos se han visto mermados debido a tus lesiones, tienes derecho a reclamar el lucro cesante, te adelantamos que la reclamación por este concepto puede complicarse mucho si no cuentas con la asesoría adecuada.

Como te habrás dado cuenta, son muchos los detalles que influyen en una indemnización por accidente de tráfico y cada detalle cuenta. Por eso te recomendamos que te pongas en contacto con Legalcar para que podamos darte la información personalizada de acuerdo a tu caso y ayudarte a reclamar tu compensación.

Nuestro día a día con víctimas  nos hace saber de primera mano, que con una lesión por muy leve que sea, lo que menos necesitas son quebraderos de cabeza con trámites legales, así que confía en nuestro equipo tu caso y tú solo dedícate a recuperarte.