INCAPACIDAD TEMPORAL (IT)

Es aquella en la que el trabajador está impedido para realizar sus tareas durante un tiempo determinado, es decir, es la condición que mantiene el trabajador mientras se recupera de sus lesiones.

Durante ese tiempo la Seguridad Social o la Mutua Laboral será la encargada de controlar la incapacidad a través de los partes de confirmación de la baja.

En estos casos también hay que diferenciar entre las enfermedades comunes (o un accidente no laboral) y los accidente de trabajo (en una situación relacionada con el trabajo) o enfermedad profesional.

El tiempo es limitado, así que si se prolonga más de 365 días el Instituto Nacional de la Seguridad Social decidirá si abrir un procedimiento de incapacidad permanente o otorgar el alta médica. Por supuesto, hay casos en los que se otorga esta condición directamente.