900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En los últimos años el uso de la bicicleta como medio de transporte se ha masificado, sobre todo en las grandes ciudades, que incluso han puesto en marcha servicios de alquiler público de bicis para potenciar el uso de este sistema para desplazarse, con las múltiples ventajas que ofrece: son baratas, no contaminan, y son rápidas.

Paralelamente, el número de accidentes de bicicleta también se ha disparado, en parte porque muchos conductores aún no se han habituado a convivir con este medio de transporte, si bien también es cierto que los ciclistas deben respetar una serie de normas para circular que no siempre se ponen en práctica.

La indemnización por accidente de bicicleta a las víctimas va a depender tanto de la dinámica del siniestro como de la entidad de las lesiones sufridas en el mismo.

EL ACCIDENTE DE BICICLETA

Los accidentes de bicicleta pueden darse tanto en vías urbanas como interurbanas, siendo estas últimas las más peligrosas y las que más accidentes graves provocan.

Los últimos siniestros de este tipo ocurridos en distintos puntos de nuestro país, han sido de tal gravedad que han provocado la muerte de varios ciclistas, estando involucrados conductores que dieron positivos en controles de alcohol y drogas.

La principal causa de los accidentes de bicicleta es la distracción, en casi el 90% de los siniestros. En la mayoría de las ocasiones los conductores no respetan la distancia mínima de metro y medio que tienen que dejar entre su vehículo y la bicicleta, sobre todo circulando de noche o con escasa iluminación, provocando situaciones de verdadero peligro en las carreteras que más a menudo de lo que creemos provoca lesiones muy graves o incluso el fallecimiento del ciclista.

Las otras causas de los accidentes de bicicleta más comunes son, como hemos dicho, el alcohol o las drogas, la inexperiencia al volante, el cansancio o incluso el exceso de velocidad.

Los accidentes más comunes se producen por colisión frontolateral, cuando la bicicleta circula a la derecha del vehículo y este realiza un giro hacia la derecha sin percatarse de la presencia del ciclista. El impacto lateral es la segunda causa de accidente, produciéndose cuando el ciclista se cruza en la trayectoria del vehículo que circula con exceso de velocidad o falta de visibilidad. Otros supuestos son las colisiones por alcance trasero, o la colisión con el ciclista al abrir la puerta para salir del vehículo.

INDEMNIZACIÓN POR ATROPELLO EN BICICLETA

Para reclamar es muy importante contar con medios de prueba claros, como es un atestado levantado por las autoridades, que recoja la dinámica del accidente y la culpa clara del contrario.

Es importante también contar con testigos del accidente que puedan declarar en juicio en caso de que por cualquier motivo la aseguradora quisiera negar la culpa. Debemos asegurarnos de dar nuestra versión del accidente, porque en ocasiones las lesiones del ciclista son graves, siendo evacuado del lugar del accidente por los servicios de emergencias sin haber podido dar su versión de los hechos, lo que puede ser aprovechado por el conductor para eximirse de culpa. En estos casos deberemos acudir en cuanto podamos a declarar a la Policía para que quede constancia de nuestra versión de los hechos.

Una vez que tengamos clara la responsabilidad, tendremos que demostrar la entidad de los daños materiales y personales sufridos para poder reclamar indemnización por cada concepto al que tengamos derecho.

Debemos tener en cuenta que, como hemos visto, las lesiones a ciclistas suelen ser de gravedad, entre otras cosas porque el ciclista recibe el impacto en su cuerpo, al estar expuesto físicamente, y por ello los daños personales pueden ser importantes. En ese sentido, el accidente con un ciclista se considera atropello.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita