Indemnización por accidente en autobús

Indemnización por accidente en autobús

Explicamos en que consiste la indemnización por accidente en autobús y como conseguirla, en que tiempo y que es indemnizable en este tipo de accidente. Muchos usuarios de medios de transporte público utilizan el autobús como sistema para desplazarse. Ya sea urbano o interurbano, por motivos de trabajo, turismo o lúdicos y de ocio, el autobús es uno de los medios de desplazamiento más usado en grandes ciudades y también en pequeñas localidades.

Tener un accidente viajando como pasajero u ocupante de un autobús donde hemos sufrido daños y perjuicios, nos da derecho a reclamar una indemnización. Para ello es importante seguir unas pautas desde el mismo momento de tener el siniestro, y saber qué seguros nos amparan y cómo reclamar, para lo que es siempre conveniente que contemos con el asesoramiento experto de un abogado especialista en accidentes de autobús.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA INDEMNIZACION POR ACCIDENTE EN AUTOBÚS?

 

Lo primero que debemos saber es que los ocupantes de un autobús que sufra un accidente van a cobrar indemnización siempre, independientemente de quien tenga la culpa en el accidente. Sea responsabilidad del propio conductor del autobús, o de un tercero, podremos reclamar en cualquier caso, al tener la consideración de pasajero.

La única diferencia estará en qué aseguradora tendrá que indemnizarnos, si la del propio autobús (si la responsabilidad es del conductor del mismo) o la del tercero interviniente responsable del siniestro (cuando la culpa es de otro vehículo diferente al autobús).

Para poder reclamar una indemnización por accidente de autobús, lo más importante es demostrar que las lesiones sufridas se han producido viajando en el autobús, para lo cual tiene que haber una relación de causalidad clara entre dicho siniestro y los daños sufridos.

Por ello es fundamental:

  1. Contar con un Atestado o Parte Policial levantado in situ en el mismo lugar del siniestro por los agentes de la autoridad. Si los mismos no comparecen se les debe llamar y no moverse del lugar del siniestro hasta que lleguen. Contar asimismo con testigos del accidente nos ayudará a demostrar la dinámica del mismo si por alguna razón hay versiones contradictorias o se nos niega la culpa.
  2. Solicitar allí mismo la necesaria asistencia médica por los servicios de emergencias para que nos atiendan en el mismo lugar del accidente.
  3. No abandonar en ningún caso el autobús sin haber puesto en conocimiento del conductor que se han sufrido lesiones, ya que de lo contrario no podremos solicitar indemnización alguna.
  4. Conservar el billete de autobús o título de transporte utilizado en ese momento para viajar en el autobús.

 

¿QUÉ CONCEPTOS SON INDEMNIZABLES?

 

Son indemnizables los daños y perjuicios sufridos a consecuencia del accidente, que puedan acreditarse y siempre que haya una clara relación causal entre el siniestro y esos daños sufridos.

Es importante saber que la víctima de un accidente de autobús puede tener derecho a dos indemnizaciones, tanto por responsabilidad civil (RC) como por el seguro obligatorio de viajeros (SOV). Es decir:

  • Se puede reclamar una indemnización derivada del Seguro Obligatorio de Automóviles que se calculará según el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación).
  • Asimismo se puede reclamar otra indemnización según lo dispuesto en el Seguro Obligatorio de Viajeros.

 

El Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV) tiene carácter obligatorio y cubre a todo viajero que utilice medios de desplazamiento destinados al transporte público colectivo de personas. Es un seguro de accidentes que contrata el propio viajero por el mero hecho de adquirir el billete de transporte (sea de autobús, autocar, tren, metro, etc…).

La finalidad del SOV es indemnizar al pasajero cuando sufra daños personales en un siniestro acaecido por el desplazamiento en este caso del autobús como medio de transporte colectivo de personas, y constituye una modalidad del Seguro Privado de Accidentes Individuales, que es compatible con cualquier otro seguro concertado por el pasajero.

Esta indemnización es compatible con la que pudiera corresponder al pasajero por Responsabilidad Civil, y cubre lesiones con resultado de muerte, incapacidad permanente o temporal de la víctima. Se rige por su propio Baremo que establece 14 categorías dependiendo del tipo de lesión sufrida.

A su vez, si existe responsabilidad civil, sea por parte del conductor del autobús o de un tercero, podremos reclamar la indemnización que nos corresponda por este concepto, o bien a la aseguradora del autobús si la responsabilidad es del conductor del mismo, o bien a la compañía de seguros del tercero responsable del accidente.

¿QUÉ TIEMPO TARDARÉ EN CONSEGUIR LA INDEMNIZACIÓN?

 

El tiempo que se tarda en conseguir la indemnización va a depender, sobre todo, de dos factores:

  • Primero, el tiempo que tardemos en curarnos de las lesiones sufridas en el accidente, ya que hasta que las mismas no estén estabilizadas y se pueda valorar no solo el periodo que hemos tardado en restablecernos, sino también las secuelas que nos hayan podido quedar, incapacidades, etcétera, no se podrá realizar la reclamación a la aseguradora responsable.
  • Segundo, la negociación con la compañía de seguros que nos tiene que indemnizar y el resultado de la misma. Para ello siempre deberemos contar con un abogado especializado en accidentes de autobús que nos asesore y dirija esa reclamación.

 

Si se llega a un acuerdo amistoso negociando en base a la documentación médica del cliente, y la oferta de la aseguradora es conforme a los daños efectivamente sufridos, el caso se termina mucho antes y la víctima cobra su indemnización rápidamente. Normalmente el abogado se ocupará, si tenemos derecho a indemnización tanto por RC como por el SOV, a solicitar ambas en la misma negociación.

El procedimiento, no obstante, se alargará si no se llega a un acuerdo extrajudicial y es necesario interponer demanda.

¿CÓMO ES EL JUICIO?

 

Lo habitual en este tipo de accidentes es que si no ha sido posible alcanzar un acuerdo amistoso con la compañía de seguros obligada a indemnizarnos, nos veamos obligados a interponer un procedimiento judicial civil contra la misma.

Esto inevitablemente alarga todo el proceso, no solo porque es necesario acudir a una pericial médica para demostrar la entidad de las lesiones y daños sufridos, sino también porque el colapso de los Juzgados es tal que el proceso judicial puede alargarse año y medio o dos años como poco.

En cualquier momento del procedimiento judicial, no obstante, nuestro abogado puede llegar a un acuerdo con la contraria a través de la negociación, que tendrá que contar siempre con el visto bueno de la víctima, quien tiene la última palabra.

LEGALCAR ABOGADOS

 

En LEGALCAR abogados llevamos más de 20 años defendiendo los intereses de las víctimas de accidentes de autobús, tanto urbanos como interurbanos, y hemos reclamado multitud de indemnizaciones tanto de manera amistosa como en sede judicial, poniendo al servicio de la víctima nuestro equipo de abogados, tramitadores y peritos para conseguir la indemnización que corresponde por los daños sufridos.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita