900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Al sufrir un accidente de tráfico o de cualquier otro tipo, como en un centro público o viajando en transporte público, tenemos derecho a percibir una indemnización por accidente.

Esta indemnización por accidente puede variar mucho en función de las circunstancias en que se produzco y, evidentemente, de si se trata de un accidente de coche, de moto, biclicleta, al viaja en transporte público o si lo sufrimos en el interior de un centro comercial.

Indemnización por accidente de coche

Ante un accidente de coche, lo primero que de debemos saber es que nos corresponde una indemnización por los daños materiales o la reparación del vehículo. También podemos reclamar una indemnización por la lesionas que hayamos podido sufrir en el accidente, y es un perito médico experto en valoración del daño corporal el encargado de valorar el alcance de dichas lesiones. El informe que emite termina por definir la cantidad a abonar por parte de la aseguradora.

En caso de que necesitemos sesiones de fisioterapia para nuestra recuperación, tenemos derecho a que se nos abone todos los gastos derivados, siempre y cuando que la factura se encuentre dentro del tiempo que el médico forense ha estimado para la cura.

Asimismo, puedes reclamar y ser indemnizado por gastos de transporte que son consecuencia de haber sufrido el accidente, es decir, un coche de sustitución, facturas de taxi, metro o autobús.

Para facilitar todos los trámites y asegurar el buen discurrir de todo el proceso, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en accidentes de coches.

Indemnización por accidente de moto

Las indemnizaciones y reclamaciones por accidentes de moto son más complejas que las anteriores, pues se suelen producir con más frecuencia situaciones en las que el lesionado sufre lesiones que no le permiten dar su versión en el Atestado.

Cuando reclamamos una indemnización por lesiones físicas en un accidente de motocicleta, cuenta con abogados especialistas en este tipo de accidentes, ya que, como hemos comentado, la importancia de las lesiones es en estos casos mucho mayor.

En lo referente a la reclamación por daños materiales, aquí todo transcurre de manera más automática. Damos el parte a la aseguradora que ordenará una peritación de los daños, si los daños son superiores al valor venal de la moto, se abonan éstos, si no se realiza la reparación de la moto.

Indemnización por accidente de bicicleta

Los ciclistas representan la parte más débil en el ámbito de la circulación de vehículos porque no tienen el respaldo de una entidad aseguradora. En un accidente de bicicleta, al igual que en cualquier otra clase de accidente, se pueden reclamar todos los daños materiales y personales donde toda o parte de la culpa se pueda atribuir a un tercero.

Así que, y en virtud de lo expuesto, cualquier ciclista que sufre un atropello tiene derecho a una indemnización por los daños sufridos cuando la responsabilidad del accidente no sea del todo suya. De esta manera, un ciclista no tiene derecha a recibir una indemnización cuando la propia víctima es la única responsable del accidente.

Indemnización por accidente en transporte público

Lo primero que debes saber es cualquier viajero que sufre un accidente en transporte público tiene derecho indemnización, aún cuando el conductor no es responsable directo de dicho accidente.

Los ocupantes de transporte público que sufren un accidente deben notificar al conductor del mismo qué lesiones han sufrido para que éste realice un parte interno a su compañía. Las lesiones sufridas son valoradas por un médico perito experto en valoración del daño corporal y el Seguro Obligatorio de Viajeros cubre, siempre que estemos en posesión del billete de viaje, la indemnización por estas lesiones.

Indemnización por accidente en centro comercial

Cuando sufres un accidente en un centro comercial a consecuencia de una caída o un resbalón, puedes reclamar una indemnización al centro comercial en cuestión, siempre y cuando el accidente no haya sido culpa nuestra. Nos referimos a accidentes cuya responsabilidad no recae sobre nuestra persona aquellos que se producen por resbalones al estar el suelo mojado, problemas con escaleras mecánicas o puertas correderas, o caídas y tropiezos en el parking por el mal estado de bolardos o sujeciones que sobresalen.

Es recomendable asesorarnos a través de un abogado especializado en accidentes en centros comerciales para saber qué pasos debemos dar y lograr la indemnización que merecemos por este tipo de accidentes.

¿Tienes dudas en tu reclamación? te llamamos sin compromiso.