900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En este artículo explicamos qué es el Daño Corporal, qué conceptos lo integran, cómo se reclama y en que consiste la indemnización por daño corporal. El Baremo de Tráfico 2016 introdujo conceptos como perjuicio personal básico, perjuicio personal particular o perjuicio personal patrimonial. En otros artículos de nuestro Blog también hablamos de conceptos como Lucro Cesante, Defensa Jurídica o Daño Emergente, conscientes de la falta de información que sufren las víctimas.

¿QUÉ ES EL DAÑO CORPORAL?

El daño corporal es todo aquel daño físico o psíquico que la víctima de accidente de tráfico sufre como consecuencia de un accidente de tráfico. Este concepto integra por tanto, como hemos dicho, lesiones que afecten tanto a la esfera física como a la esfera psíquica de la víctima. Veamos cada uno de los conceptos por separado:

Lesiones físicas

Son aquellos daños que, como su propio nombre indican, afectan al estado físico de la víctima. Este daño puede afectarle de manera temporal, lo que se valorará por el tiempo de curación o estabilización lesional, o de forma permanente, lo que se valorará en las secuelas.

Lesiones psíquicas

Se suelen obviar y, en muchos casos, se descarta su valoración, pero al igual que las lesiones físicas, las lesiones psíquicas están recogidas en el Baremo Legal de Tráfico y son más comunes de lo que se cree. El estrés postraumático es un trastorno habitual tras sufrir un accidente de tráfico y generalmente no se suele reclamar porque las compañías de seguros no atienden a su reclamación, pese a que la Ley es clara en este sentido.

INDEMNIZACIÓN DEL DAÑO CORPORAL

La indemnización del daño corporal sufrido en un accidente de tráfico ha de valorarse para su cálculo, es decir, se ha de fijar una valoración conforme a los conceptos, criterios y extremos contenidos en el Baremo Legal de Tráfico. En este texto legal se reflejan todas las lesiones correspondientes al daño corporal indemnizables. Además, en él se recogen también las puntuaciones de las secuelas, es decir, las puntuaciones de las lesiones permanentes.

La indemnización del daño corporal se calcula en base a dos criterios: como hemos dicho, el tiempo de curación y las secuelas. Por un lado, el tiempo de curación, o tiempo de estabilización lesional si la víctima no se cura del todo de sus lesiones, corresponde con el tiempo comprendido entre el accidente y la fecha de curación de la lesión o la fecha de estabilización lesional.  Por otro lado, las secuelas, que son aquellas lesiones permanentes que, tras aplicar el tratamiento indicado para la lesión, no hayan podido curarse.

Para que la indemnización del daño corporal sea conforme a la Ley y sea justa con la realidad médica de la víctima ha de hacerse una valoración del daño corporal por parte de un Perito Médico especialista.

LEGALCAR ABOGADOS

Cada caso es un mundo y por eso, para conocer exactamente cuánto se puede reclamar por el daño corporal sufrido en un accidente de tráfico, es fundamental consultar con abogados especialistas. La cuantía que se puede reclamar depende de todos los factores comentados en este artículo, por lo que no hay cuantías aproximadas ni horquillas. En nuestro despacho recibimos a diario víctimas de accidentes que nos piden una respuesta sobre su posible indemnización. Nuestra respuesta es siempre la misma: para valorar el daño corporal hay que recurrir a los Peritos Médicos que, en función de la documentación médica y el seguimiento de las lesiones de la víctima elaboran los Informes Periciales.

Si has tenido un accidente de tráfico con daños corporales no dudes en consultarnos tu caso y poner tu indemnización por daño corporal en manos de LegalCar.