Indemnización por lesiones en accidente

Indemnización por lesiones en accidente

Cuando sufrimos un accidente de tráfico, podemos sufrir daños materiales, daños personales, o ambos. Si se trata de daños materiales la reclamación se dirigirá, exclusivamente, a la reparación del vehículo, de la clase que sea (coche, bicicleta, motocicleta), o en su caso a la gestión del siniestro del mismo, en caso de que los daños materiales sean de tan envergadura que su arreglo superen el valor venal del mismo.

Sin embargo, en el accidente podemos haber sufrido daños personales, es decir, lesiones, y en ese caso, siempre que no hayamos sido culpables, tendremos derecho a reclamar la indemnización que nos corresponda por lesiones en accidente.

¿EN QUÉ CONSISTE UNA INDEMNIZACIÓN POR LESIONES?

Una indemnización por lesiones trata de compensar a la víctima de un accidente de tráfico por los daños y perjuicios sufridos a nivel corporal, en su persona.

Estos daños personales pueden ser de distinta entidad, es decir, más leves, como el tan conocido “latigazo cervical”, que es la lesión más común en accidentes de tráfico, hasta las más graves (casos de grandes lesionados, paraplejias, estados vegetativos), e incluso los fallecimientos, en cuyo caso, las indemnizaciones por lesiones que correspondan serán percibidas por los familiares de la víctima en el sentido y con las particularidades contenidas en la legislación vigente.

Ya hemos apuntado en otros post que no hay indemnización que pueda compensar en la realidad el sufrimiento que padecen tantas víctimas y sus familias y la experiencia traumática que supone sufrir un accidente. Es obvio que si perdemos un familiar en un accidente de tráfico, por mucho que el espíritu de la ley defienda la restitución o reparación del daño causado, nadie nos va a devolver al ser querido que hayamos perdido. Por eso al final y sobre todo en casos tan graves, la indemnización es una compensación económica, pero que realmente no nos va a restituir lo que hemos perdido en el siniestro.

Los tipos de indemnización por lesiones han variado a raíz de la entrada en vigor, el pasado 1 de enero de 2016, del nuevo Baremo de Tráfico, que supuso un cambio radical en la normativa que hasta entonces venía aplicándose, que había quedado obsoleta y muy lejos de otros países de nuestro entorno europeo.

La principal novedad supuso que mientras los casos leves de daños personales se han resentido con el nuevo Baremo, al empeorar las indemnizaciones a percibir-sobre todo con el ya tan conocido “latigazo o esguince cervical”, verdadero caballo de batalla de los abogados de tráfico en su lucha contra las aseguradoras-, en los supuestos de grandes lesionados y fallecidos, la indemnización por lesiones ha mejorado de manera importante, al contemplarse nuevas indemnizaciones, nuevos beneficiarios de las mismas y regularse de manera más clara y justa las cantidades a percibir por los distintos conceptos recogidos en la nueva normativa.

CALCULAR INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Para calcular la indemnización por accidente de tráfico conforme a la nueva normativa, se hace necesario que lo antes posible la víctima acuda a un despacho de abogados especializado, para que se le oriente e informe, por un lado, y para que se le asesore en el modo de tramitar la reclamación, porque si no se cumplen los requisitos correspondientes, corremos el peligro de que fracase la misma.

Por otro lado, la complejidad del nuevo Baremo requiere de especialistas que lo hayan estudiado a fondo, de modo que no quede ninguna partida a la que tengamos derecho sin reclamar, lo que puede ocurrir si desconocemos el Baremo y todas las peculiaridades que contiene.

Dentro de la indemnización por accidente de tráfico por lesiones temporales (los antiguos días de sanidad) podremos reclamar las siguientes partidas:

Perjuicio personal básico

Que viene a ser la cantidad de dinero que toda persona va a percibir por el hecho de haber sufrido un accidente de tráfico con esas lesiones. Se regula en la Tabla 3 del Baremo de tráfico nuevo (Punto 3.A), abonándose la cantidad de 30 euros por cada día que tardemos en curarnos de las lesiones sufridas.

Perjuicio personal particular

Entendiendo por tal aquellas cantidades adicionales que van a tener derecho a cobrar ciertos lesionados si se dan las circunstancias especificadas en el Baremo para cada caso concreto y que implican una pérdida temporal de calidad de vida. Se distinguen:

  • Pérdida de calidad de vida muy grave (equiparable a ingreso en UCI o estados vegetativos o de coma)
  • Pérdida de calidad de vida grave (se equipara a los días en los que el lesionado está hospitalizado)
  • Pérdida de calidad de vida moderada (supuestos en los que el lesionado no puede llevar a cabo las actividades de desarrollo personal habituales, por ejemplo los casos de baja laboral a consecuencia del accidente, o una inmovilización en casa por una fractura de cadera, o un brazo escayolado, indicándose en el artículo 54 del Baremo lo que puede entenderse por “actividades específicas de desarrollo personal”).

Más información sobre la gestión de accidentes graves de tráfico.

Secuelas

Las secuelas podrán ser funcionales o estéticas, y que se indemnizan dependiendo del tipo de secuela, la edad del lesionado, y encontrándose su regulación en cuanto a secuelas por perjuicio personal básico en la Tabla 2.A del Baremo, y en cuanto al perjuicio personal particular en la Tabla 2.B del Baremo.

CÓMO TRABAJAMOS LOS ABOGADOS

Como ya hemos visto, las reclamaciones por lesiones derivadas de accidente de tráfico se han complicado a partir de la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico. La complejidad del mismo, los requisitos que ahora son imprescindibles si queremos que la percepción de la indemnización prospere, y las múltiples variantes recogidas en sus más de 500 páginas, hacen necesaria, más que nunca, la intervención de un abogado especialista en accidentes de tráfico.

Los abogados para accidentes de tráfico trabajamos la reclamación de indemnizaciones desde la experiencia de muchos años batallando contra las aseguradoras. El cambio de normativa nos ha obligado a especializarnos, a aprender, a evolucionar y a profesionalizar mucho más que antes nuestro trabajo, porque de ello va a depender que la reclamación prospere.

Nos hemos encontrado ya, en 2016, casos de lesionados que han intentado por su cuenta llegar a un acuerdo con las aseguradoras. Gran error. Se ha demostrado en el año y pico de vida del nuevo Baremo que el desconocimiento de las víctimas ha servido a las aseguradoras para pagar menores indemnizaciones.

LEGALCAR ABOGADOS

Desde LEGALCAR abogados siempre insistimos en que la víctima de un accidente necesita lo primero información, y después de un asesoramiento personalizado y completo por abogados independientes y ajenos a las aseguradoras, y sobre todo con una especialización cada vez mayor. Nuestro equipo sigue aprendiendo cada día, y sobre todo, ofreciendo profesionalidad y experiencia al servicio de la víctima.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita