900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Podremos reclamar la indemnización por lesiones en Carrefour en los casos en los que hayamos sufrido un accidente o lesión en algún centro comercial siempre que no haya sido por culpa exclusiva nuestra, es decir, no pueden reclamarse caídas accidentales o fortuitas provocadas únicamente por el cliente.

Sufrir un accidente en un establecimiento público es más habitual de lo que pensamos. En ocasiones las aglomeraciones de público o los despistes pueden provocar caídas imputables únicamente al cliente.

Pero en otras ocasiones el accidente se produce por responsabilidad del Centro Comercial, por ejemplo casos de resbalones por manchas de líquidos o aceites en el suelo, que es un caso muy habitual, o caídas en unas escaleras o rampas mecánicas defectuosas, o baldosas o desniveles en el suelo, incluso accidentes producidos en las puertas de acceso o salida del propio centro comercial.

En estos supuestos es factible reclamar por los daños y perjuicios sufridos siempre que podamos acreditar la responsabilidad del centro comercial.

CARREFOUR

Carrefour es una cadena de distribución de origen francés, y está considerado como el primer grupo europeo y el tercero mundial en el sector.

Nació en 1959, expansionándose hasta que en el año 2000 se fusiona con el grupo, unificándose las cadenas de hipermercados Pryca y Continente y pasando a denominarse Carrefour. En el año 2006 cambiaron la imagen de su marca.

En España cuentan con 200 hipermercados Carrefour, 117 supermercados Carrefour Market, más de 580 supermercados Carrefour Expréss, 143 estaciones de servicio y 415 agencias de viaje.

Carrefour, como la mayoría de centros comerciales, cuenta con un teléfono del Centro de Atención al Cliente (91.490.89.00) y dispone de la opción de rellenar un formulario de contacto en Carrefour.es.

LA INDEMNIZACIÓN POR LESIONES EN CENTROS COMERCIALES

En caso de sufrir un siniestro sin culpa nuestra, existe responsabilidad del centro comercial y por tanto podrá reclamarse.

Comprenderá tanto los daños personales o lesiones que hayamos sufrido, como los daños materiales, por ejemplo en objetos que portábamos en el momento de la caída y que se han dañado como consecuencia de la misma, por ejemplo móviles o gafas.

El importe  va a depender del tipo de lesión sufrida, el tiempo que tardemos en restablecernos y las secuelas, o posibles incapacidades, que nos hayan quedado, si el accidente ha sido de cierta gravedad.

Para reclamar lo que nos corresponda conviene asesorarnos con LegalCar en este tipo de siniestros, que conoce cómo funcionan las aseguradoras de los centros comerciales y la documentación que va a hacer falta para demostrar el accidente y los daños sufridos.

Si el lesionado tiene póliza de hogar, es muy posible que le cubra los honorarios de LegalCar particular que designe para que le gestione la reclamación, gracias a la cobertura por defensa jurídica que tiene incluida en su póliza.

¿CÓMO DEMOSTRARLAS?

Para demostrar las lesiones es muy importante contar con toda la documentación médica que podamos solicitar, ya que la cuantía por este concepto va a depender de lo que conste en la misma.

Así, debemos solicitar asistencia médica in situ, en el mismo lugar del accidente, para que los servicios de emergencias nos hagan una primera valoración, y la misma se realice en el propio centro, lo que nos servirá para demostrar la relación causal entre el siniestro y los daños sufridos.

Tras esta primera asistencia debemos acudir al Hospital más cercano lo antes posible, a fin de que nos hagan un chequeo más completo, y debemos asegurarnos de que en el informe de alta de urgencias se hagan constar la totalidad de los daños sufridos, pues en ocasiones se centran en la lesión de mayor entidad, obviando otras menores, que si necesitan asistencia posterior, de no constar en el informe no se van a reconocer como derivadas del accidente sufrido.

Es muy posible que necesitemos un tiempo para curarnos y tratamiento rehabilitador. Es importante que recopilemos cuantas pruebas diagnósticas nos hagan (radiografías, resonancias, ecografías), y que nos hagan seguimiento médico.

El informe final de rehabilitación con el alta del traumatólogo es necesario para demostrar el tiempo que hemos tardado en curarnos, que se cuenta desde la fecha del accidente hasta el momento del alta. Asimismo si nos han quedado secuelas derivadas del siniestro, las mismas deben estar acreditadas en los informes médicos para poder reclamar lo que nos corresponde por dicho concepto.

Para la valoración de las lesiones derivadas de accidente en un establecimiento público o centro comercial, se utiliza el mismo Baremo que en los accidentes de circulación, es decir, el Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de Reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación), para lo que necesitaremos del consejo de LegalCar para que en función de los daño sufridos nos indique cuales son nuestros derechos y a cuanto puede ascender nuestra indemnización.

EL USO DE TESTIGOS

En un accidente en un establecimiento público o centro comercial, los testigos desempeñan un papel fundamental, ya que en ocasiones, nada más ocurrir el siniestro, los propios empleados del establecimiento eliminan de inmediato cualquier vestigio o resto que haya provocado la caída.

Por ello es muy importante sacar in situ fotos del lugar del accidente y contar con testigos del mismo, lo cual no es difícil porque normalmente en estos lugares siempre hay otros clientes que en caso de ocurrir algo se acercan de inmediato.

Además de llamar a los servicios de emergencia y si es posible a la Policía para que levanten un Atestado, debemos pedir a los testigos sus datos personales (nombre, dirección y teléfono) para adjuntarlos a la reclamación que pongamos en el Centro Comercial.

En caso de tener que ir a juicio porque la aseguradora del mismo o no quiera reconocer el accidente, o realice una oferta por debajo de lo que corresponde al lesionado, podremos citar a los testigos para demostrar la dinámica del accidente y su veracidad.

LEGALCAR

En LEGALCAR hemos tramitado multitud de accidentes en centros comerciales y establecimiento públicos. Nuestra experiencia nos demuestra que con un buen asesoramiento, son raros los casos que hay que reclamar en juicio, pues normalmente las aseguradoras si todo está bien demostrado, acaban pagando después de la negociación pertinente, por lo que es importante contar con la ayuda de un profesional especializado que nos ayude a tramitar la reclamación.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita