Lesiones y accidentes de tráfico suelen ir de la mano, la mayoría de las veces no se sientan en el momento, generalmente los dolores empiezan 24 horas después del accidente, por lo cual es importante acudir a urgencias para que sean ellos quienes se encarguen de realizarte el chequeo pertinente.

Contaremos el caso de Javier, un motorista de 46 años que fue impactado con un coche que se dio a la fuga, con el golpe Javier cayó de su moto causándole unos raspones y nada más (pensó él), como tenía que ir a trabajar y por miedo a ser amonestado por llegar tarde, Javier decidió no acudir a urgencias, ir  a trabajar y hacer como si nada pasó. Horas más tarde el motorista comenzó a sentir molestias en sus piernas y en el área abdominal, también tenía dificultades para respirar, por lo que tuvo que ir a un centro sanitario  a que le recetaran una pastilla para el “dolor muscular”, luego de hacerle los chequeos pertinentes, la doctora le indicó que tenía que ser operado de emergencia porque tenía una hemorragia interna en el área abdominal, además de la operación necesitó una trasfusión de sangre. También le diagnosticaron rotura muscular en el recto femoral (muslo) por lo cual también tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Para recuperarse de sus lesiones Javier necesitó al menos seis meses de tratamiento rehabilitador después de la cirugía.

Afortunadamente Javier acudió a urgencias ese día, pues las consecuencias pudieron ser mucho peores si esperaba más tiempo. Muchas personas toman esta actitud al sufrir un accidente, incluso muchas nunca van a urgencias y con el paso del tiempo comienzan a aparecer secuelas que pudieron evitarse con un tratamiento rehabilitador, además de perder la posibilidad de reclamar una indemnización.

INDEMNIZACIÓN POR LESIONES

Tras el accidente debes asegurarte de hacer el parte amistoso o llamar a las autoridades, este paso es importante incluso si el otro coche se da  a la fuga, pues de otra manera no podrás reclamar ante el consorcio una indemnización por tus lesiones. En caso de que realicen un atestado, debes saber a qué comisaría pertenecen los oficiales, pues es ahí donde deberás acudir para solicitar dicho atestado el cual necesitarás para comenzar con la reclamación.

También necesitarás todos los informes médicos que tengas a tu disposición de cada visita realizada a urgencias en caso de ser necesario. La acreditación de una  documentación médica detallada y completa podrá garantizar más el éxito en tu indemnización. Debes incluir también documentos que indiquen que estás de baja, incluso si te encuentras en situación de paro, debes entregar la baja en el INEM, pues aunque no estés trabajando por consecuencia del accidente y las secuelas tampoco podrás trabajar en un futuro próximo.

Si tus lesiones temporales, solo podrás reclamar los  días de baja y que has estado recibiendo tratamiento rehabilitador, por los días  de perjuicio personal moderado (impeditivos) recibirás 52 euros diario, por perjuicio personal básico (días no impeditivos) el importe será de 30 euros. Si tu caso es como el que hemos comentado anteriormente, que has necesitado hospitalización, podrás reclamar 75 euros o 100 dependiendo de tu estado.

Dentro de la indemnización también se incluyen las secuelas generadas por la lesión, incluidos los perjuicios estéticos y psicológicos. Javier tras su accidente tuvo un trastorno de estrés postraumático, por lo cual no puede conducir más motos porque al montarse en una revive el momento del accidente, su trastorno fue valorado con tres puntos de secuela.

Otro aspecto que influye en la indemnización por lesiones es el lucro cesante, que se refiere a la cantidad de dinero que la persona ha dejado de percibir por consecuencia de sus lesiones, el cálculo se realiza tomando en cuenta los ingresos netos de la víctima y el resultado de ser multiplicado por el coeficiente actuarial.