INDEMNIZACIONES POR ACCIDENTES CON CAMIÓN

Los principios básicos de una indemnización se mantienen, es decir, la aseguradora del vehículo culpable es quien paga por los daños y perjuicios causados al resto de involucrados en el accidente. Sin embargo, en el caso de los camiones estos pueden tener dos aseguradoras diferentes, pues se exige que tanto el camión como la carga estén asegurados; en algunos casos,  un mismo camión puede tener dos aseguradoras, en este sentido si el camión es el culpable del accidente, dependiendo de la influencia que haya ejercido el peso de la carga en el accidente, la indemnización a los lesionados la realizarán ambas compañías.

Por otra parte, suponiendo que el accidente ha ocurrido por la imprudencia de otro conductor, es la compañía de este que paga por los daños al camión, pero también hay otra cosa a tomar en cuenta, el piloto y copiloto del camión se encontraban trabajando cuando el accidente ocurrió, por lo que el accidente pasa a  ser accidente en jornada laboral. En este caso, será la mutua laboral de la compañía para la que trabaje el conductor la que se haga cargo del tratamiento médico del conductor y del seguimiento. La indemnización como siempre recae en la aseguradora contraria.

Estas son principalmente las diferencias entre un accidente de turismo y uno de camiones; el resto de los puntos son comunes, como por ejemplo poseer el atestado de tráfico para poder reclamar, la recolección de toda la documentación médica que acrediten las lesiones, así como otros documentos que puedan ayudar a obtener la indemnización correspondiente, como facturas de gastos de transportes, pruebas de disminución de ingresos netos (lucro cesante), entre otros.