Indemnizaciones por lesiones en accidente de tráfico

Indemnizaciones por lesiones en accidente de tráfico

Conoce en qué consisten las indemnizaciones por lesiones en un accidente de tráfico, la incapacidad temporal y las lesiones permanentes, qué dice el Baremo y cómo te pueden ayudar nuestros abogados.

La mayoría de los accidentes de tráfico tienen como consecuencia que las víctimas sufren algún tipo de daño corporal. Sea más o menos grave, ese daño se traduce en unos perjuicios que requieren tratamiento para recuperarse, y que generan en la víctima el derecho a reclamar una indemnización por las lesiones sufridas.

Lógicamente, según el accidente de tráfico y otros factores concurrentes las indemnizaciones por lesiones varían.

Para valorarlas correctamente y saber todo lo que debe tenerse en cuenta en la cuantificación, la víctima tiene que buscar la ayuda de un abogado para accidente que te ayude en la interpretación del Baremo de Tráfico y te oriente e informe sobre qué debe pedirse a la aseguradora y por qué.

INCAPACIDAD TEMPORAL

En un accidente de tráfico las indemnizaciones por lesiones se cuantifican teniendo en cuenta dos amplios conceptos: la incapacidad temporal del lesionado y las secuelas que le hayan podido quedar tras alcanzar la estabilización lesional.

Cuando hablamos en un accidente de tráfico de incapacidad temporal, nos referimos al periodo de tiempo que tarda la víctima en recuperarse de sus lesiones, que abarca desde el día del accidente hasta el momento en que recibe el alta médica por la estabilización de esos daños.

Este periodo de tiempo durará más o menos dependiendo del tipo de lesiones sufridas por el perjudicado.

La incapacidad temporal no solo afecta a lesionados que tengan una baja laboral a causa del accidente de tráfico. Incapacitado temporalmente puede estar un ama de casa que no trabaja, un niño o un jubilado.

Lo mismo ocurre, aunque no tengan baja laboral como tal, con aquellos lesionados que a causa de las lesiones sufridas tiene que estar, por ejemplo, inmovilizados (imaginemos una fractura de cadera que obliga a pasar un tiempo en reposo absoluto, o una fractura en el brazo, que se tiene que curar con una escayola y que a causa de la misma la víctima necesita ayuda para realizar sus tareas habituales porque no puede valerse por sí mismo.

Igualmente, la incapacidad temporal no es igual en todos los casos. Dentro de ese periodo que hemos dicho, puede haber días en los que el lesionado está ingresado en la UCI (en lesiones muy graves), o pasa un tiempo hospitalizado. Son días de incapacidad temporal a todos los efectos.

Dependiendo de cómo se divida ese periodo según el lesionado haya estado en UCI, Hospital, de baja o incapacitado para realizar sus tareas o en periodo de curación por sus lesiones, la cuantía de la indemnización será diferente.

LESIONES PERMANENTES

Cuando el lesionado finaliza su periodo de curación y recibe el alta, puede ocurrir que no haya quedado bien. Las lesiones permanentes se refieren a las secuelas, es decir, todo aquel dolor, limitación, o perjuicio que tenga el lesionado aun después de su estabilización lesional.

Las secuelas pueden ser funcionales y estéticas. Para valorarlas, se tiene en cuenta la edad del lesionado, así como el número de secuelas y la puntuación de cada una de ellas. Mediante una fórmula correctora, se realiza el cálculo y se acude a unas Tablas recogidas en el Baremo de Tráfico para determinar la indemnización por secuelas que puede corresponder a la víctima.

Además de esto, hay muchos lesionados que a consecuencia de las secuelas que les han quedado, tienen que pedir una incapacidad permanente, que puede ser parcial, total, absoluta o gran invalidez en los casos más graves.

Esta incapacidad genera el derecho de la víctima a reclamar una indemnización conforme el Baremo de Tráfico por esta incapacidad, que es compatible con la pensión por incapacidad a la que tendría derecho por la Seguridad Social.

Además de todo lo anterior, la indemnización por lesiones abarca otros muchos conceptos, como las operaciones médicas a las que se haya tenido que someter el lesionado (que se pagan), el daño moral (dependiendo del número de secuelas, o la puntuación de las mismas), o los gastos de asistencia futura derivados de esas secuelas (pensemos en sillas de ruedas, prótesis, rehabilitación ambulatoria o domiciliaria, o adecuación de vivienda).

BAREMO DE INDEMNIZACIONES POR LESIONES EN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Como hemos visto, deben tenerse en cuenta muchos factores a la hora de calcular en un accidente de tráfico las indemnizaciones por lesiones.

Para cuantificarlas, debe acudirse al conocido como Baremo de Accidentes de Tráfico, que es el Sistema establecido para valorar los daños y perjuicios que sufren las víctimas de accidentes de tráfico (Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas en Accidentes de Circulación, Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de Reforma del Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación).

Se trata de un sistema muy complejo, que solamente se interpreta correctamente por profesionales relacionados con la responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación.

El Baremo establece todos los conceptos, partidas y cantidades susceptibles de ser indemnizadas, atendiendo a una serie de criterios y acudiendo a unas Tablas que indican las indemnizaciones por lesiones a percibir.

En el caso de las lesiones, la incapacidad temporal se calcula dividiendo el perjuicio personal básico y perjuicio personal particular (muy grave, grave o moderado según son días de UCI, Hospital o de baja o incapacitación, respectivamente).

Y en el caso de las secuelas (lesiones permanentes), el Baremo establece una serie de Tablas donde se recoge la cantidad exacta a percibir por este concepto según la edad del lesionado y el número de puntos de secuela una vez aplicada la fórmula correctora.

¿CÓMO TE PUEDEN AYUDAR LOS ABOGADOS?

Ya hemos visto que en un accidente de trafico las indemnizaciones por lesiones no se calculan fácilmente. Si a esto le añadimos que las aseguradoras suelen ofrecerlas siempre por debajo de lo que corresponde y en mínimos, es fácil entender que el perjudicado necesita ayuda.

Los abogados para accidente son los expertos en responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación que mejor pueden orientar a la víctima.

Las ventajas son obvias: se trata de abogados independientes, que defienden en exclusiva el interés del perjudicado frente a la compañía.

Interpretar el Baremo y calcular la indemnización no es tarea sencilla. Por lo que recomendamos a los lesionados contactar con un abogado especialista, para asegurarse de obtener la indemnización justa que le corresponde.

Por eso desde LEGALCAR ABOGADOS insistimos mucho en la necesidad de que las víctimas de accidentes de circulación cuenten con un respaldo legal fiable y seguro frente a las aseguradoras.