Accidente de tráfico e indemnizaciones por lesiones

Accidente de tráfico e indemnizaciones por lesiones

Cuando se sufre un accidente de tráfico sin ser culpables del mismo, hay derecho a reclamar una indemnización por las lesiones que hayamos sufrido en el siniestro. Dicha indemnización dependerá del tipo de lesión que hayamos sufrido, el tiempo que hayamos tardado en curarnos de las mismas y las secuelas que nos hayan quedado después de recibir el alta médica.

ACCIDENTE DE TRÁFICO E INDEMNIZACIÓN POR LESIONES

El primer paso fundamental para poder reclamar la indemnización que nos pueda corresponder, es acudir a los servicios de urgencias inmediatamente después de sufrir el accidente. Es muy importante que esa primera asistencia facultativa se realice antes de que pasen 72 horas después del accidente, ya que tras la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016 toda asistencia médica posterior a esas 72 horas no se tendrá en cuenta por la compañía de seguros responsable de indemnizar, al entenderse que se rompe el nexo causal entre el siniestro y las lesiones.

A partir de ese primer informe de asistencia médica el lesionado debe ir construyendo su historia médica hasta el momento en que se encuentre estabilizado de sus lesiones, incluyendo siempre la necesidad de recibir tratamiento rehabilitador para la curación de las mismas, necesario para que ese periodo no se considere paliativo, sino curativo, y pueda computarse a efectos de la indemnización.

Asimismo cuantas más pruebas diagnósticas se realice el lesionado para acreditar que existe lesión, mucho mejor. Esto es especialmente importante en el caso de las cervicalgias, que es la lesión más común en los accidentes de tráfico, y sin embargo la menor valorada y peor pagada por las aseguradoras.

La indemnización por lesiones por accidente de tráfico debe comprender:

  • Por un lado el periodo de curación, que va desde el momento que sufrimos el accidente hasta el momento en que estamos estabilizados lesionalmente, hemos terminado el tratamiento médico y nos han dado el alta. Este periodo se dividirá en días de perjuicio personal moderado (periodo en el que estamos incapacitados para hacer nuestra vida habitual-una baja laboral, un reposo prescrito por el médico, una inmovilización que nos obliga a permanecer en cama o sin hacer movimientos ni esfuerzos bruscos, etc) y y los días de perjuicio personal básico, que serán el resto, es decir, el tiempo en el que, ya estamos haciendo nuestra vida normal pero la compatibilizamos con un tratamiento para mejorar de la lesión sufrida-por ejemplo el tratamiento de rehabilitación.
  • Por otro lado las secuelas que nos hayan podido quedar a consecuencia de las lesiones que hemos tenido. Estas secuelas pueden ser funcionales (por ejemplo el dolor, o la limitación de la movilidad) o pueden ser estéticas (el caso de las cicatrices, o una cojera tras una operación o una fractura).

El nuevo Baremo es mucho más complejo y exhaustivo que el anterior, con una gran cantidad de variantes y posibles factores de corrección que deben tenerse en cuenta para el cálculo correcto de la indemnización por lesiones en un accidente de tráfico, de ahí la importancia de contar siempre con el asesoramiento de LegalCar.

¿QUIÉN PAGA LA INDEMNIZACIÓN?

La indemnización la tiene que pagar la compañía de seguros del vehículo responsable del accidente. La experiencia del equipo de Legalcar lleva muchos años comprobando, y especial tras la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016, que las ofertas de las aseguradoras por lesiones son siempre muy inferiores a lo que realmente corresponde al lesionado.

De ahí que es muy importante que la negociación con la compañía de seguros la realicen siempre especialistas, que conozcan muy bien la normativa y sepan lo que es innegociable en una reclamación, poniendo todos los conocimientos a favor de conseguir para el lesionado la mejor indemnización.

A veces puede ocurrir que sean responsables dos aseguradoras en lugar de una sola, en cuyo caso habrá que dirimir además el porcentaje de culpa que tiene cada una y por tanto qué parte de indemnización tiene que pagar cada una al lesionado.

¿CÓMO SE PAGAN?

Puede alcanzarse un acuerdo entre la aseguradora responsable y la representación de la víctima (normalmente su abogado) de manera extrajudicial, en cuyo caso la indemnización normalmente se abona mediante transferencia a la cuenta corriente que designe el cliente, que previamente tiene que haber firmado el correspondiente finiquito de indemnización.

En otras ocasiones el lesionado puede recoger su indemnización en las propias oficinas de la compañía, donde se la abonan mediante talón bancario nominativo.

Si ha habido que interponer una demanda judicial contra la compañía de seguros responsable porque fue imposible alcanzar un acuerdo amistoso, las cantidades en concepto de indemnización que correspondan al lesionado normalmente se consignan por la aseguradora en el Juzgado, quien tiene que emitir un mandamiento de pago, a nombre del lesionado, que se presenta en el banco y se cobra directamente. Puede que la indemnización se cobre en varias veces, por ejemplo en los casos en los que tras interponer la demanda contra la aseguradora, esta al contestar se allana a una cantidad (que es la que considera que corresponde al lesionado) y la consigna en el Juzgado, cantidad que también se retira mediante mandamiento de pago.

IMPORTANCIA DEL PARTE MÉDICO

Es muy importante insistir en la importancia del primer parte médico de urgencias, al que ya nos hemos referido.

En la mayoría de las ocasiones ese parte médico suele estar incompleto, porque no recoge la totalidad de las lesiones sufridas, ya que al principio el lesionado se suele centrar en el dolor más agudo, y en las horas siguientes es cuando aflora el resto de la sintomatología. Por ello es conveniente pedir los CD con las pruebas radiológicas que nos hagan, que pueden evidenciar lesiones que no se han recogido en el informe de urgencias, y asegurarse de que el mismo recoge todos los síntomas que tenemos.

Si es necesario, en las siguientes 48 horas se debe acudir a urgencias de nuevo o al médico de atención primaria, para que se haga constar en esos informes médicos iniciales todas las lesiones que hemos padecido en el accidente, ya que es la única manera de que luego se nos reconozcan como derivadas del accidente.

900901450 – Teléfono gratuito