Indemnizan a un motorista por lesiones de un guardarrail

Indemnizan a un motorista por lesiones de un guardarrail

Si quieres saber porque se indemnizan a un motorista por lesiones de un guardarrail te aconsejamos que leas esta información hecha por abogados de tráfico. En los accidentes de motocicleta tanto el conductor como los posibles pasajeros sufren consecuencias peores ya que están desprotegidos y reciben el impacto directamente en el cuerpo. Además, es posible reclamar una indemnización aunque no hayamos colisionado con otro vehículo porque durante la maniobra para esquivarlo podemos haber caído al suelo, sufriendo de todas formas daños materiales y personales. En este tipo de accidentes el motorista es el único que sufre daños.

Resulta fundamental pedir ayuda a la Policía Municipal o a la Guardia Civil para que recojan los datos del accidente e intenten conseguir testigos, ya que dada la entidad de las lesiones en este tipo de accidentes lo más seguro es que nos trasladen al hospital, y tardaremos unos días en poder facilitar nuestra versión de la dinámica del accidente. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos las aseguradoras intentarán hacernos responsables del siniestro, ya que las pólizas de seguro para motos son menores, y eso no nos conviene.

Las indemnizaciones para accidentes de moto deben contemplar tanto los daños personales como los daños materiales, incluido la reparación de la motocicleta o su valor venal, más el de afección, si no puede ser reparada.

INDEMNIZACIÓN A UN MOTORISTA COMO CONDUCTOR

La motocicleta es el vehículo en el que el conductor tiene más probabilidades de sufrir lesiones en caso de accidente, y la mayoría de las veces se les atribuye a estos la responsabilidad del siniestro. Sin embargo, las estadísticas demuestran que sólo en uno de cada cuatro accidentes el responsable es el conductor de la moto. Por ello se promueven tantas campañas de concienciación, tanto para conductores de coche como de moto, con el objetivo de aumentar la seguridad de los motoristas y convertir las vías en espacios en los que ambos vehículos puedan coexistir sin peligro.

La cuantía de la indemnización se fijará en función de varios aspectos. El primer aspecto es la responsabilidad del accidente, que se determinará según las pruebas existentes: el parte amistoso o el atestado policial, o incluso los posibles testigos del mismo. El primero lo firmaremos con el otro conductor cuando ambos estemos conformes pero, si el conductor contrario se niega a colaborar, tendremos la opción de llamar a la Policía o Guardia Civil para que realicen el pertinente atestado.

Además de por la responsabilidad, la indemnización variará su cantidad dependiendo de los daños que hayamos sufrido. En este apartado tenemos dos tipos de daños: daños personales y daños materiales. Los daños personales serán aquellas lesiones físicas y psíquicas que se produzcan a consecuencia del accidente, y  deberá tenerse en cuenta el tiempo hospitalizado, el tiempo impedido y el de curación, así como las posibles secuelas. Los daños materiales los calculará un perito y contemplarán los daños que hayan sufrido tanto la moto como los objetos que lleváramos encima en el momento del accidente.

INDEMNIZACIÓN A UN MOTORISTA COMO OCUPANTE

Si viajamos como pasajero en una moto nunca tendremos la culpa del siniestro y siempre seremos indemnizados, aunque el conductor de la moto en la que viajábamos sí fuera el responsable. La forma de reclamar es la misma que en el caso del conductor, explicada anteriormente, salvo por un par de excepciones. Si el conductor de la moto no es responsable del accidente, podremos pedir una indemnización conjunta. Si es el culpable, podremos exigir a la aseguradora de la moto en la que viajábamos el pago de la indemnización.

LAS LESIONES DE LOS MOTORISTAS

Como ya hemos mencionado, los riesgos de sufrir lesiones en un accidente de moto se disparan debido a la desprotección de los ocupantes de la misma. La motocicleta no cuenta con una carrocería que recoja el impacto por nosotros ni con un cinturón de seguridad que nos mantenga pegados al asiento.

Las lesiones más graves que puede sufrir un motorista son la pérdida de una extremidad a causa de un traumatismo, lesiones medulares o cerebrales, y la fractura de algún hueso. Estas lesiones requieren un seguimiento médico exhaustivo pues además de necesitar el ingreso hospitalario cuentan con un tiempo de recuperación y rehabilitación muy largos. En los peores casos, quedan secuelas permanentes e irreparables, por lo que la indemnización debe contemplar los cuidados de terceras personas, prótesis o sillas de ruedas; así como los daños psicológicos y discapacidades que deriven del siniestro.

Es conveniente contar con asesoramiento profesional desde el primer momento para evitar que quede algún concepto sin reclamar. Aquí tienes más información sobte ¿Cómo se indemniza a un motorista tras un accidente?.

ACCIDENTES DE MOTO CONTRA GUARDARRAILES

Los guardarrailes o quitamiedos son unos sistemas de protección de acero que se pueden encontrar a los laterales de casi todas las carreteras y todas las autovías y autopistas. Se componen de largas pieza horizontal que van sujetas al suelo mediante otras verticales. Estos sistemas son muy eficaces para evitar que los coches se salgan de la vía en caso de accidente, pero pueden suponer un peligro terrible para los motoristas. El choque contra las piezas verticales de los guardarrailes puede provocar en el cuerpo del motorista traumatismos graves en órganos internos, fracturas óseas e incluso la amputación de algún miembro.

La última regulación de la normativa que afecta a los quitamiedos elaborada en 2004 se prohibió la utilización de este tipo de sistema sustituyéndolo por uno que no dejara las piezas verticales descubiertas, así como acolchando y protegiendo los que todavía no estaban siendo sustituidos. Con la aprobación de esta regulación se empezaron a usar en las carreteras refuerzos de poliespan, poliuretano, madera y plástico para aumentar así la seguridad de los usuarios de motocicleta.

TIENES DERECHO A UNA INDEMNIZACIÓN

En Legalcar somos expertos en accidentes de moto, consúltanos completamente gratis. Te ofrecemos el mejor servicio legal para que consigas una indemnización adecuada a tu situación. Disponemos de un servicio de consultas 24 horas y tramitamos casos en toda España. Además, solo cobramos si ganamos el caso y el cliente percibe una indemnización. Consúltanos gratuitamente y sin compromiso.

LegalCar: asesoramiento legal en accidentes de tráfico gratis.