Innovaciones que aumentan la seguridad en conducción

Innovaciones que aumentan la seguridad en conducción

Las nuevas tecnologías en el automóvil avanzan en pro de aumentar la seguridad de los vehículos durante la conducción y por tanto, la seguridad de los conductores. En este artículo hacemos un repaso de las últimas innovaciones tecnológicas que han ido apareciendo en estos últimos tiempos:

  • Los coches conectados o vehículos inteligentes: Los investigadores tratan de dotar de inteligencia a los automóviles mediante una serie de voces interactivas que ayudan a los conductores a través de la recomedación de rutas, ayuda a la hora de indicar las distancias existentes hasta la próximas estación de servicio donde reportar, por ejemplo o que colaboran con el conductor cuando le surgen dudas. A través de un ordenador los conductores reciben respuestas precisas y en el caso de no tener una respuesta, un operador actualizará las respuestas correctas para solventar las dudas de futuros conductores. Un claro ejemplo lo vemos en Toyota que está a punto de lanzar esta nueva tecnología en el país nipón con el ‘T-Connect’.
  • La posibilidad de conducción autónoma: Las marcas de coches más punteras del mundo están en constante investigación para la consecución de vehículos que circulen sin ser guiados por el conductor. Mercedes con su modelo Clase S500 ya lo fabrica con un radar que ofrece la posibilidad de calcular inconvenientes y peligros a largas distancias o que avisa del ‘estado’ de los semáforos.
  • Presión en las ruedas controlada: La reputada marca de neumáticos Continental ha desarrollado un nuevo neumático que tiene la capacidad de ‘leer’ la presión, el estado de las gomas y su posible carga gracias a unos sensores ‘instalados’ en los neumáticos. Estos sensores tienen la capacidad de notificar estos datos a los conductores.
  • Los detectores de los ángulos muertos del vehículo: Muchos accidentes hasta el momento ocurrían porque los conductores eran incapaces apreciar la presencia de otro vehículo por culpa del ángulo muerto. Actualmente se utilizan unos sensores que van instalados en los parachoques posteriores de los automóviles que son capaces de avisar de manera sonora o acústica la presencia de vehículos en los carriles contiguos, evitando así, muchos accidentes.
  • Instalación de sistemas pre-colisión en los automóviles: estos sistemas son capaces de detectar posibles colisiones y actúa para la reducción de posibles lesiones durante las mismas. Se activa el pretensor del cinturón de seguridad, a la vez que emite una alerta para el conductor y ‘coloca el asiento para reducir estas posibles lesiones tras la colisión. Además con estos sistemas se evitan posibles atropellos mediante la dirección asistida de los vehículos unida a la fuerza de frenado de dichos automóviles.