Jurisprudencia en lesiones graves

Jurisprudencia en lesiones graves

A lo largo de los años, muchas reclamaciones derivadas de accidentes por la circulación de vehículos a motor se han venido resolviendo en los Tribunales. De esa forma, existe una importante jurisprudencia en torno a los accidentes de circulación, en concreto respecto de siniestros acaecidos hasta el 1 de enero de 2016, fecha de la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico.

Sin embargo, llevamos conviviendo con este nuevo Baremo 2016, que introdujo importantes mejoras para el cálculo de indemnizaciones en el caso de lesiones graves y fallecidos, poco más de un año. En este periodo no ha dado tiempo, como es natural,  a que se cree jurisprudencia que pueda servirnos a los profesionales que defendemos los derechos de las víctimas de accidentes de circulación, para utilizar los argumentos que se recojan en esas sentencias en el caso concreto que nos plantee  nuestro cliente.

Esta situación crea de momento una lapso temporal en la interpretación jurisprudencial del nuevo Baremo de Tráfico 2016, ya que habrá que esperar unos años para tener las primeras sentencias que sienten jurisprudencia y que podamos utilizar los profesionales del sector para tener una idea sobre por dónde irá el criterio de nuestros Jueces.

¿QUÉ SIGNIFICA JURISPRUDENCIA?

La jurisprudencia básicamente es la doctrina que emana de los tribunales (normalmente el Tribunal Supremo o los Tribunales Superiores de Justicia). Su valor se encuentra en que con la misma se trata de evitar que una misma situación jurídica se interprete de manera diferente por los Tribunales.

En España,  la jurisprudencia se considera fuente del derecho indirecta. El art. 1.1 del Código Civil indica que en el ordenamiento jurídico español sólo son fuentes del derecho «la ley, la costumbre y los principios generales del derecho».

Por otro lado el art. 1.6 del Código Civil dispone que la jurisprudencia “complementará el ordenamiento jurídico con la doctrina que, de modo reiterado, establezca el Tribunal Supremo al interpretar y aplicar la ley, la costumbre y los principios generales del derecho”.

JURISPRUDENCIA POR LESIONES GRAVES EN ESPAÑA

Como ya hemos indicado, hasta la entrada en vigor, el 1 de enero de 2016, del nuevo Baremo de Tráfico, multitud de reclamaciones derivadas de accidentes de tráfico se han resuelto en los Tribunales.

En la mayoría de los casos se trata de accidentes con lesiones graves, puesto que son los supuestos con mayores discrepancias en su interpretación. Principalmente se trata de supuestos en los que no existe discusión sobre el modo de ocurrencia del accidente, sino en la valoración del alcance de las lesiones sufridas en el mismo.

Muchas de estas sentencias, dictadas en primera Instancia, son apeladas por las compañías de seguros para intentar que en una segunda instancia les den la razón. Los procedimientos se alargan en el tiempo, si bien todos estos trámites son necesarios para que esas sentencias finalmente sirvan de base para apoyar otras reclamaciones parecidas que eviten que haya criterios diferentes sobre un mismo concepto.

¿QUÉ ES UNA LESIÓN GRAVE?

Una lesión grave es aquella derivada de un accidente de tráfico, de la clase que sea, que implica un periodo largo de curación, y que en la mayoría de los casos dejan al lesionado importantes secuelas.

Hay que tener en cuenta que hay casos que comienzan diagnosticados como lesiones leves, y que sin embargo durante el tratamiento se complican por múltiples factores, provocando que al final el proceso médico se alargue.

La lesión grave va a suponer, que la indemnización a percibir por el lesionado siempre va a ser importante. De ahí que en estos casos es muy necesario contar con asesoramiento de LegalCar desde el principio, puesto que va a haber que construir médicamente muy bien todo el evolutivo de la víctima para que cuando llegue su estabilización lesional se puedan demostrar con documentos médicos todo el proceso, y sobre todo las secuelas que le quede a la víctima, que en las lesiones graves suelen ser de gran importancia y van a condicionar de una manera u otra la vida del lesionado.

Ejemplos de ello serían las incapacidades laborales (parcial, total o absoluta dependiendo de las secuelas) que le quedan a la víctima al alta médica. En estos supuestos es importante tramitar también a nivel laboral la incapacidad, para poder reclamarla en ambos campos, el de la responsabilidad civil-con la indemnización- y en el ámbito laboral-si la víctima no va a poder volver a desempeñar el trabajo o actividad que venía realizando antes de sufrir el accidente.

JURISPRUDENCIA ESPAÑOLA EN LESIONES GRAVES POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Los profesionales que como en LEGALCAR abogados venimos dedicándonos desde hace muchos años a ayudar a las víctimas de accidentes de tráfico, contamos con una amplia base de datos de jurisprudencia, sentencias incluso de casos propios que han llegado a las Audiencias Provinciales con resultado satisfactorio para los intereses de la víctima.

Estas sentencias son fundamentales para poder saber cuál es el criterio jurisprudencial de nuestros jueces en España ante cuestiones concretas derivadas de una reclamación por un accidente de tráfico, y de esa manera apoyar nuestras pretensiones con clientes que hayan estado en la misma situación.

Únicamente, de cara a los siniestros ocurridos a partir del 1 de enero de 2016 tendremos que esperar unos años para contar con jurisprudencia sobre la aplicación del nuevo Baremo 2016 a casos concretos.

LEGALCAR ABOGADOS

La experiencia de más de 20 años de Legalcar abogados se pone a disposición de todas las víctimas, entre las que se encuentran las que tienen lesiones graves, por necesitar desde el principio un asesoramiento completo, tanto jurídico como médico e incluso laboral, ya que su largo proceso de curación en el tiempo y la necesidad de probar médicamente todo lo que luego se va a reclamar implica una tarea de seguimiento y control que solo pueden realizar especialistas como los profesionales de Legalcar.

900901450 – Teléfono gratuito