La bici como medio de transporte en Madrid

La bici como medio de transporte en Madrid

La bici como medio de transporte se ha convertido en los últimos años en una alternativa para todos aquellos que quieren desplazarse por las ciudades utilizando un sistema fácil, económico, rápido, no contaminante y bueno para la salud.

La masificación en el uso de la bicicleta ha provocado la implantación de tramos de carril bici en la ciudad de Madrid, para facilitar a los usuarios de las mismas los desplazamientos por la ciudad. En Madrid, en los últimos años se ha incrementado el uso de la bici en un 50%.

Además de lo anterior, tanto en Madrid como en otras ciudades españolas se han implantado sistemas de alquiler público de bicicletas, que son utilizados tanto como sistema para desplazarse de manera habitual al trabajo, por ocio, o para hacer recados por la ciudad, como por los turistas que nos visitan.

¿HA AUMENTADO LA SINIESTRALIDAD CON LA BICI?

Paralelamente al incremento en el uso de la bicicleta, han crecido el número de accidentes de tráfico donde ha intervenido una bicicleta (hasta un 20% según las estadísticas).

No podemos olvidar que los ciclistas circulan desprotegidos, y en una eventual colisión, siempre van a llevarse la peor parte. A todos los efectos se consideran atropellos, ya que el ciclista recibe directamente el impacto del golpe en su propio cuerpo, y, por tanto, las posibilidades de lesionarse son mucho mayores, al igual que ocurre con los peatones.

En muchas ocasiones falta concienciación ciudadana de los conductores sobre el conocimiento de las normas de circulación y derechos de los ciclistas. En otras ocasiones, sin embargo, son los propios ciclistas quienes infringen las normas de circulación, pudiendo provocar accidentes (atropellos de peatones, principalmente), de los que van a tener que responder personalmente.

¿CÓMO DEBE UTILIZARSE LA BICI COMO MEDIO DE TRANSPORTE EN MADRID?

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que los ciclistas tienen tanto derechos como obligaciones, y en aras de una buena convivencia con el resto de usuarios de vehículos rodados, deben respetarse para evitar situaciones de riesgo.

En una ciudad tan grande como Madrid, y donde existe tanta circulación, los ciclistas corren un riesgo siempre, y las estadísticas indican que el 70% de los siniestros en bici se producen en ciudades, si bien los accidentes mortales de ciclistas suelen darse en vías interurbanas.

Para circular correctamente por la ciudad, los ciclistas deben, por encima de todo, hacerlo con mucha precaución, circulando siempre que puedan, por los carriles bici habilitados específicamente para ellos.

Cuando no hay carril bici, el ciclista debe circular por el centro del carril y hacerlo por el carril derecho salvo que vayan a girar a la izquierda. De esta forma se trata de evitar que los vehículos los sobrepasen sin respetar la distancia de seguridad.

El ciclista debe indicar siempre las maniobras, y no circular con exceso de velocidad. Si cruzan un paso de peatones deben bajar de la bici y caminar con ella al lado, y lo mismo en zonas donde haya mucho tráfico peatonal, no pudiendo circular por las aceras, aunque en este punto, cada localidad establece su propia normativa.

Por seguridad, el ciclista debe llevar casco, luces nocturnas y conducir sin auriculares para poder estar del todo atento a las circunstancias del tráfico.

¿DEBE CONTRATARSE UN SEGURO PARA BICICLETAS?

Definitivamente, si eres usuario habitual de la bici como medio de transporte, es muy recomendable que contrates un seguro de responsabilidad civil para tu bici.

Cada vez son más las aseguradoras que disponen de seguros específicos para bicicletas, que sirvan para cubrir los daños que puedas producir a terceros.

Dentro de estos seguros puedes optar por uno básico, que cubriría, por ejemplo, los daños causados al atropellar a un peatón, y que incluye cobertura médica para el ciclista en caídas y similares.

Si quieres completar ese seguro, puedes optar por el complemento del seguro de asistencia en viaje, sobre todo para casos en los que se sale habitualmente a circular con la bici por carretera, o los seguros de robo, que dependen de la cobertura, pero suelen cubrir el robo en vivienda o fuera de ella cuando la bici esté sujeta con candado a una farola, un banco o similar.

¿QUÉ TENGO QUE HACER SI SUFRO UN ACCIDENTE DE BICICLETA EN MADRID?

Lo primero es mantener la calma, y avisar a la Policía para que levante un atestado. Si no eres culpable exclusivo del siniestro podrás reclamar la indemnización que te corresponda por los daños y perjuicios sufridos, para lo que vas a necesitar la ayuda de un abogado para accidente de bicicleta que te asesore desde el primer momento sobre los pasos a dar.

También puedes firmar un parte amistoso con el contrario para que la culpa esté bien acreditada y luego la aseguradora no ponga problemas para el pago de la indemnización.

Una vez esté clara la culpa, será necesario valorar el alcance de los daños sufridos, tanto materiales como personales. Puedes reclamar la reparación de la bicicleta, que tendrá que ser peritada, o si la misma no es susceptible de arreglarse, pedir el pago del siniestro.

En cuanto a las lesiones, los ciclistas suelen sufrir daños importantes al estar especialmente desprotegidos, por lo que conviene avisar a los servicios de emergencias para la primera asistencia en el lugar del accidente, y si no acudir de inmediato al Hospital para pasar un chequeo completo y un diagnóstico de todas las lesiones sufridas. Será necesario realizar rehabilitación y cuantas pruebas diagnósticas requiera el lesionado para determinar el alcance de las lesiones sufridas.

¿CÓMO SE RECLAMAN LOS DAÑOS A LA ASEGURADORA RESPONSABLE?

Para reclamar los daños se toma como referencia el Baremo de Tráfico 2016. La indemnización a percibir será mayor o menor dependiendo del alcance de esos daños, pero es fundamental contar con la ayuda de un abogado para accidente de bicicleta, ya que las víctimas desconocen los pasos a seguir y la normativa que es de aplicación, un error en los primeros días puede suponer el fracaso de la reclamación.

No puede realizarse la reclamación hasta que la víctima esté restablecida y se pueda computar tanto el periodo de curación que haya tenido (perjuicio personal básico y particular) como las posibles secuelas que queden una vez reciba el alta médica.

Si las lesiones son graves y generan una incapacidad, también debe ser reclamada, así como el perjuicio patrimonial (lucro cesante y daño emergente) y cualquier gasto derivado del siniestro.

El abogado para accidente de tráfico que designemos realizará el requerimiento a la aseguradora, que dispone de tres meses para hacer una oferta motivada de pago. Como normalmente estas ofertas están por debajo de lo que corresponde, será necesaria una negociación con la compañía que puede culminar con un acuerdo amistoso, o si no es posible, será necesario interponer un procedimiento judicial.

LEGALCAR ABOGADOS

En LEGALCAR ABOGADOS contamos con un equipo específico de abogados para accidente de bicicleta, que conocen a fondo la normativa y que ofrecen a la víctima una cobertura integral, para garantizar que la reclamación sea un éxito y abarque todos los conceptos a los que el perjudicado tiene derecho para que su indemnización sea justa y adecuada a los daños sufridos.