La importancia de un atestado

La importancia de un atestado

Cuando sufrimos un accidente de tráfico, podemos optar por rellenar un parte amistoso con la contraria o, si se niega o si queremos tener otro documento que acredite la culpa, llamar a la Policía o Guardia Civil para que elabore un Atestado. Solemos pensar que el Atestado nos puede ayudar, y normalmente es así, pero en ocasiones los agentes pueden ver el accidente de una forma distinta a la nuestra o incluso hacer el Atestado sin nuestra declaración, por ejemplo en los accidentados graves, donde cuando llega el grupo de Atestados ya han sido evacuados al hospital por los servicios de emergencias.

ATESTADO A FAVOR

Este es el Atestado en el cual nuestra versión de los hechos es compartida por los agentes, ya sea porque el conductor contrario acepta su culpa claramente en su declaración o ya sea por la valoración de los propios agentes a la hora de estudiar el accidente, como son;

  • Posición de los vehículos
  • Punto de colisión
  • Daños materiales
  • Testigos
  • Marcas de frenada
  • Restos de los vehículos
  • Cámaras de seguridad
  • Calculo de velocidad
  • Otros

En estos casos no suele haber problemas a la hora de llegar a un acuerdo con la compañía, ya que lo único que pueden discutir son las lesiones. Es posible que la compañía prefiera, si la indemnización es muy alta, contratar un perito reconstructor de accidentes para pelear la dinámica del accidente del Atestado, pero no es lo habitual.

ATESTADO EN CONTRA:

Este caso es el peor que nos podemos encontrar, ya que nuestra declaración o nuestra versión de los hechos no ha sido tomada en cuenta y la culpa se nos va a achacar a nosotros. Lo que implica que la compañía contraria no va a querer abonar ninguna lesión ni gastos producido del accidente, todo lo contrario, nuestra propia compañía va a abonar lo que corresponda al contrario, lo que implica otro problema más  a la hora de pelearlo, ya que la compañía contraria aprovechará dicha circunstancia para aportarlo en juicio. Los motivos por los que podemos tener un Atestado en contra son variados:

  • Declaración de testigos
  • Posición de los vehículos
  • Error en la transcripción de los datos de los vehículos
  • Daños materiales
  • Punto de colisión
  • Otros

En el caso de que no estemos de acuerdo con el juicio crítico del Atestado hay que estudiar el mismo para encontrar puntos débiles donde poder atacar en Juicio, y estos se pueden encontrar en posibles fotografías, o declaraciones contradictorias etc.

Nos encontramos con un problema añadido desde el 1 de julio del presente año, ya que en esta fecha entró en vigor la reforma  del Código Penal, y desde ese momento los accidentes de tráfico se dirimen en un procedimiento civil. Esto implica un gastos mayores, vamos a necesitar  un procurado, un perito médico,  pero lo más importante es que en caso de que el juez entienda que el accidente es culpa nuestra no solo no obtendremos indemnización sino que  además tendremos que pagar las costas del procedimiento ( pago de abogado y procurador de la parte contraria).

Para este tipo de procedimientos recomendamos un estudio a fondo del Atestado y valorar con posibles peritos reconstructores de accidente si merece la pena la reclamación judicial, pudiendo en muchas ocasiones buscar una concurrencia de culpas, es decir,  decir buscar una culpa compartida en el accidente, lo que implica un derecho a indemnización en el porcentaje que el Juez entienda.

ATESTADO CON CONCURRENCIA DE CULPAS

Este supuesto significa que ambos conductores han sido declarados como culpables del accidente de tráfico, lo que implica que nuestra indemnización sea reducida normalmente al 50%. El porcentaje que legalmente se puede reclamar en estos casos va desde una horquilla de 75%-25%.  Hay opciones de que la compañía acepte ese porcentaje o no, en dicho caso se acudirá a juicio a pelear los porcentajes. Igualmente ocurre en caso de que no estemos de acuerdo con dicha valoración, necesitaremos un estudio previo del Atestado y aportar testigos o fotografías que puedan apoyar nuestra versión.

ATESTADO SIN JUICIO CRITICO

Estos casos son aquellos donde la policía o Guardia Civil no valora la culpabilidad de los intervinientes, reflejando en el Atestado (o Parte de Accidente) únicamente las versiones de ambas partes, por lo que cualquiera de las dos puede tener razón. El típico caso de este supuesto es el de quién se salta el semáforo en un cruce sin testigos, es decir, quién se ha saltado un semáforo cuando ambas partes mantienen que su semáforo estaba en verde.

En resumen, los Atestados son un elemento más de la prueba que nos puede ayudar o nos pueden perjudicar en una reclamación, por lo que es importante contar con un despacho de abogados especialista que este acostumbrado a pelear este tipo de problemas.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico totalmente gratis.