La compañía RACC y Montesa ha realizado una encuesta para pulsar la opinión de los motoristas, arrojando datos más que interesantes en numerosas categorías. El dato más sorprendente es que la mitad de los accidentes de motos se producen en los primeros 15 minutos de trayecto, aumentando el porcentaje un 15% si se trata de la vía urbana. Datos que revelan ciertas conductas claramente mejorables. Dicho sondeo se realizó a 3.390 conductores, seis de cada diez con más de 10 años de experiencia en moto, con tan solo un 5% en su primer año en moto.

Centrándonos en los accidentes Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana son las comunidades con mayor riesgo de accidentalidad, al contar con un gran componente urbano. Es ese entorno, junto al hombre y las motos de baja cilindrada, los perfiles con mayor riesgo en este aspecto. El 60% de los encuestados reconocía haber tenido un accidente como motorista a lo largo de su vida.

La cilindrada de la moto también es un aspecto importante en lo que a circulación se refiere. A nivel global, es un vehículo presente en el usuario durante todos los días de la semana, con un uso continuo. Cuantos menos kilómetros hace el motorista, de menor cilindrada es su vehículo, y viceversa. Las motos de cilindrada pequeña son las dueñas de la vía urbana, más asociada a este tipo de motos, mientras que las motos de mayor cilindrada dominan la carretera. El 30% de motoristas utiliza scooters únicamente para la movilidad por motivos laborables, siendo el mismo porcentaje de motoristas los que usan motos de gran cilindrada solo para el fin de semana.

Por último, la experiencia en conducción es un aspecto que, muchos de los conductores sobrevaloran a nivel personal. Casualmente son los motoristas de menos de un año de experiencia los que más sobrevaloran sus habilidades encima de una moto, con un 30%, el mismo porcentaje que muestra a motoristas que, con más de diez años de experiencia, se consideran expertos.

CAUSAS DE LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO

 

No hay una única causa para que se produzcan accidentes, por lo que la necesidad de separar entre unas y otras es totalmente procedente. En vía urbana suele haber mayor riesgo de accidente. En vía rápida, el riesgo de lesión grave es mayor, siendo las causas más comunes un tráfico denso, o un asfalto en mal estado provocado por una mala meteorología. Las carreteras convencionales poseen el riesgo de accidente con un animal, con el ejemplo del paso por pastoreo, que en muchos casos conlleva un cierto peligro.

El factor humano, la meteorología e infraestructura y las infracciones son las grandes categorías para definir los factores más influyentes en un accidente, siendo el primero el que más influencia tiene, aglutinando la mitad de los accidentes. En este factor humano podemos encontrar distracciones y actitudes o errores que son claves en el posterior siniestro.

Centrándonos en los motoristas la ausencia de una adecuada formación en ciertos aspectos es también un factor importante para futuros accidentes. Solo el 15% cuenta con una instrucción específica, que haga al motorista mejorar en frenadas, curvas y detección de accidentes. Esa formación específica, según los datos, hace que nueve de cada diez no sufra accidentes, lo que sin duda supone un buen aval. Para los que conducen motocicletas rodar en una carretera bien conservada, así como que haya respeto entre conductores deben ser los aspectos clave a mejorar.

Según los estudios de la RACC hay numerosas recomendaciones, tanto para motoristas como para administraciones y fabricantes. La presencia de las últimas tecnologías en seguridad es fundamental, y por ello se insta a los motoristas a adquirir vehículos que cuenten con ellas, así como que los fabricantes lancen al mercado productos que posean dichas tecnologías. El estilo de conducción debe ser modificado dependiendo de las condiciones meteorológicas, así como estar atento al resto de conductores con el fin de anticiparse a posibles accidentes. A las administraciones también se les recomiendan ciertas reformas, como al modificación de las pruebas para los permisos A de conducción.

El aumento de cursos, campañas y el control de rutas para revisar los efectos de las medidas propuestas son otras de las recomendaciones que se proponen, a fin de mejorar la instrucción de los conductores y que conozcan en su totalidad los riesgos y peligros que puede haber si no se cuenta con una correcta actitud en nuestras carreteras.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico totalmente gratis.