900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Un estreno siempre es algo especial. Por ejemplo, me viene a la mente lo que suponen los grandes estrenos de Hollywood: alfombra roja, vestidos largos, pajaritas, brillantes, carmín y muchas sonrisas para la foto. O cuando estrenas piso, la ilusión de elegir los muebles, los cuadros, la decoración, quién se queda cada estancia, dónde irá esto o aquello.

Pero este estreno es distinto: en LegalCar estrenamos Blog para dar nuestro peculiar punto de vista de todo aquello que rodea el mundo del tráfico en España, desde la legislación, contaminación, actualidad hasta comentarios de casos reales que resolvemos en nuestras oficinas.

Para estrenarme he elegido un hecho que está afectando a miles de víctimas de accidentes de tráfico en toda España y que supone una problemática que está en manos de los gobiernos autonómicos el resolver. Hablo del atasco que existe en la tramitación de las solicitudes de informes periciales forenses como método de resolución extrajudicial en las reclamaciones de tráfico.

La primera semana del año me acerqué por una sede de Oficinas de Reclamaciones Extrajudiciales de una ciudad que no diré para proteger la privacidad de sus trabajadores. Tuve el gusto de comentar con dos asistentes toda la gestión interna que allí tienen. Me contaron su funcionamiento y la dinámica habitual de trabajo cuando reciben las solicitudes. Pero rápidamente me expusieron que el gran colapso de trabajo que soportan.

Ahora mismo, en esta Oficina de Reclamaciones Extrajudiciales, están tardando una media de entre 7 a 9 meses en citar a las víctimas de accidentes de tráfico para la consulta con el médico forense.

En otra Oficina de Reclamaciones Extrajudiciales, localizada en una de nuestras preciosas islas, el retraso es aun peor y más desesperanzador: una asistente de la Oficina ha cogido la baja laboral de forma indefinida y no hay personal que le sustituya. Los expedientes, nos han comentado en esta Oficina, quedan en suspenso hasta que esta persona se recupere.

Esto supone un gravísimo retraso que solo perjudica a las víctimas, que ven cómo sus reclamaciones se alargan “ad infinitum” y que los médicos forenses les citan para, prácticamente, un año después del alta médica. No hay que olvidar que la solicitud forense se puede presentar solo cuando la compañía ha enviado la oferta motivada correctamente (este asunto da para unos cuantos artículos de Blog más) dentro de los 90 días después de iniciar la reclamación extrajudicial con el requerimiento de pago. Por tanto, si sumamos a esos 3 meses toda la larga espera hasta que el forense explora a la víctima, estábamos hablando de una media de un año. Y esto no te asegura que el caso se resuelva, porque las compañías pueden discutir el informe pericial forense.

¿Posibles soluciones? Una reforma legal para reformular los trámites extrajudiciales en la resolución de conflictos de tráfico (acortar plazos, crear un procedimiento más sólido que contemple sanciones a las partes que no cumplan con sus obligaciones), más forenses a disposición de las víctimas y mayor compromiso de las compañías en esta resolución de conflictos.