900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Quieres saber cuál es el límite de alcohol en España y de que depende? Hablamos de las consecuencias legales y el juicio rápido por alcohol. Es una triste realidad que en España los accidentes en los que hay algún implicado que da positivo han aumentado en los últimos años, incrementándose el número de fallecidos al volante relacionados con el alcohol y con las drogas.

Pese al aumento de campañas sobre la conducción bajo la influencia de alcohol y drogas y el límite de la alcoholemia en España, muchos conductores siguen conduciendo en estas condiciones, habiéndose llegado en 2015 a un 43,1% de fallecidos que conducían con alguna de estas sustancias en su cuerpo.

¿CUÁL ES EL LÍMITE DE UNA ALCOHOLEMIA?

A estas alturas, prácticamente todos los conductores saben lo peligroso que es conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Pero sin embargo no todos saben exactamente las consecuencias de ello, y mucho menos las responsabilidades penales a las que pueden enfrentarse en el caso de que con su conducción provoquen daños y lesiones a otros usuarios de la vía.

La tasa de alcohol que demos cuando nos hacen un control de alcoholemia es la que va a determinar si estamos ante una sanción administrativa, o si además hemos cometido un delito, tipificado en nuestro Código Penal.

De acuerdo con la normativa existente en nuestro país, la tasa de alcohol para un conductor se encuentra situado entre 0,25 mg/l y 0,50 mg/l, casos en los que será sancionado con una multa de 500 euros y la retirada de cuatro puntos en el carnet de conducir.

Para todos aquellos supuestos en los que el conductor supere los 0,50 mg/l, la multa será el doble y además se le impondrán 1000 euros de multa, junto la retirada de 6 puntos del carnet de conducir, y para los supuestos de conductores que sean reincidentes en el último año la multa se duplicará.

¿DE QUÉ DEPENDE EL LÍMITE?

Como es natural, el alcohol no afecta de la misma manera a todas las personas, y el límite de alcoholemia va a depender no solamente de lo que hayamos bebido, sino también de otra serie de factores que hay que tener en cuenta. Aunque dos personas tomen la misma cantidad de alcohol, es casi seguro que no van a dar la misma tasa, e incluso la misma persona bebiendo lo mismo en dos días distintos, puede tener una tasa diferente.

Así, el alcohol no afecta igual a hombres y a mujeres (normalmente las mujeres se ven más afectadas que los hombres). Otros elementos diferenciadores son la constitución física de la persona que ingiere alcohol, el hecho de haber ingerido o no alimentos junto con el alcohol, la hora del día, la edad, y otras circunstancias tales como la somnolencia, el estar tomando medicamentos, la fatiga, o algunas enfermedades.

Igualmente, no todas las bebidas alcohólicas provocan los mismos efectos. Así, un tercio de cerveza tiene 5 grados de alcohol, mientras que un vino tiene 12, un vermut tiene 17, un licor o brandy tiene 45 y un combinado puede llegar a 50 grados.

Debemos tener en cuenta también que la absorción del alcohol está en función de la velocidad a la que bebamos, de tal manera que cuanto más rápido lo hagamos mayor será tanto la velocidad de absorción como la cantidad de alcohol que pase a la sangre.

limite de alcoholemia

 

CONSECUENCIAS LEGALES POR ALCOHOLEMIA

Las consecuencias legales de sobrepasar el límite de alcoholemia van a depender de la tasa de alcohol que hayamos dado cuando nos hagan la prueba o test de alcoholemia.

Partiendo de las tasas de alcohol que hemos especificado, para los casos en los que el hecho cometido supere la sanción meramente administrativa junto con la retirada de puntos del carnet, y sobre todo en aquellos supuestos en los que el conductor bebido provoca un accidente de tráfico donde resultan lesionados otros conductores u ocupantes de la vía, será denunciado por los agentes de la autoridad y dependiendo de una serie de circunstancias será citado para celebrarse contra él un juicio rápido por alcoholemia.

En los casos en los que nos someten a un control de alcoholemia y damos positivo con una tasa superior a 0,60 mg/l, nos van a imputar un delito contra la seguridad del tráfico, previsto y penado en nuestro Código Penal.

Las consecuencias para el conductor ebrio que ha dado positivo pueden llegar a pena de cárcel si con su conducta ha producido lesiones graves o el fallecimiento de terceros, y responderá con su patrimonio de las penas económicas que se le impongan, ya que en estos casos las aseguradoras contemplan esta causa de exclusión de responsabilidad en las pólizas de seguro.

JUICIO RÁPIDO POR ALCOHOLEMIA

Se celebra un juicio rápido por alcoholemia en los supuestos de delitos con una pena que no supere los 5 años de cárcel. Un abogado alcoholemia puede ayudarte a negociar las mejores condiciones posibles.

En el momento del control de alcoholemia los agentes de la policía entregan al conductor responsable una citación señalando día y hora para acudir al juicio, que suele celebrarse antes de que pasen 5 días desde que se cometieron los hechos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita