900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Un abogado especialista en tramitar accidentes de moto, como los del despacho de LegalCar, es el profesional que mejor puede asesorarte en caso de sufrir un accidente de este tipo.

A diferencia de un abogado de seguro, un profesional particular especializado en accidentes de moto tiene como único fin el obtener la mayor indemnización posible por las lesiones y daños que has sufrido en el siniestro. LegalCar es un despacho de abogados expertos en accidentes de tráfico, entre ellos los accidentes de moto, con más de 20 años de experiencia ofreciendo confianza y profesionalidad a nuestros clientes.

¿Cómo trabajamos en LegalCar en casos de accidentes de moto?

El abogado especialista en accidentes de moto de LegalCar pelea por obtener la mejor indemnización posible por tu siniestro. Hemos cosechado hasta un 95% de casos ganados que hablan claramente de la profesionalidad y el buen hacer de los abogados que forman LegalCar.

Además, confiamos de tal manera en la capacidad de los profesionales de LegalCar que sólo cobramos si tú recibes una indemnización, y no pagas nada por tus consultas ni llamadas pues todas son totalmente gratuitas. Tampoco cobramos nada por adelantado, solo cuando cobre el cliente.

Trabajamos 24 horas al día para procurarte un servicio integral y un trato personalizado siempre que nos necesites. Nuestra filosofía de trabajo consiste en ofrecerte un servicio de atención para estar a tu disposición en cualquier momento que requieras de nuestros servicios.

Asesoramiento para accidente de moto

Un accidente de moto lleva implícito una serie de problemas debido a las propias circunstancias del siniestro, por lo que resulta recomendable contar desde el primer momento con el asesoramiento de un abogado especialista en accidente de moto.

En un accidente de moto suelen producirse lesiones de mayor gravedad ya que el motorista recibe el impacto directamente en el cuerpo. Por ello, en muchas ocasiones las lesiones de la víctima le impiden dar su versión de los hechos ante la Policía o la Guardia Civil en el mismo lugar de los hechos. Para evitar que la Autoridad se quede únicamente con la versión del conductor contrario, quien podría eximirse de culpa, debemos interponer una denuncia en comisaría en cuanto podamos.

También hay casos en los que el vehículo que ha provocado el accidente de moto bien se ha dado a la fuga bien no ha dado un golpe directo pero ha obligado al motorista a realizar una maniobra evasiva que ha supuesto el accidente. Para estos casos es fundamental contar con el testimonio de testigos externos a las personas implicadas en el accidente y así cobrar la indemnización por parte de la compañía aseguradora o el Consorcio de Compensación de Seguros.

Por otro lado, hay accidentes de moto donde se producen lesiones graves por culpa de los guardarrailes y donde la reclamación iría contra la Administración. La tramitación del procedimiento en este tipo de accidentes es aún más compleja.

Indemnización en accidentes de moto

La defensa legal para cobrar tu indemnización por accidente de moto te puede salir completamente gratis gracias a la cobertura por Defensa Jurídica disponible en cualquier póliza de seguros. En virtud de dicha cobertura, tienes derecho a contratar un abogado para accidente de moto y que tu seguro te cubra los gastos hasta una cantidad económica fijada en la póliza.

La reclamación de la indemnización puede ser por vía judicial o penal. La vía penal no acarrea costes para la víctima y acudimos a ella cuando sufrimos daños debido a la imprudencia de un tercero. La vía civil sí requiere de una serie de gastos, como el del procurador o el perito médico, pero tiene la ventaja de que el perito que valora las lesiones y los daños materiales es un profesional contratado por el propio demandante.

Tus derechos ante un accidente de moto

Toda persona que sufre un accidente de moto y no es responsable del mismo tiene derecho a una compensación económica por los daños sufridos. Estos daños pueden ser de dos tipos, daños materiales o daños personales.

Los daños materiales son los daños que sufre nuestro vehículo así como los objetos que llevamos encima en el momento del accidente, como un teléfono móvil o unas gafas. Los daños personales, por su parte, corresponden a las lesiones físicas y psicológicas que son consecuencia del accidente.

Consulta a los abogados de LegalCar totalmente gratis.