Los accidentes de bicicleta en montaña

Los accidentes de bicicleta en montaña

Muchos usuarios  utilizan la bici como medio de recreación, algunos prefieren circular por la carretera, otros, por su parte optan por la montaña. A pesar que en la montaña no corren el riesgo los ciclistas de ser atropellados por un vehículo, si hay otros riesgos de sufrir un accidente. ¿Eres amante del ciclismo de montaña? En este artículo te contamos todos lo que necesitas saber en caso de sufrir un accidente.

¿CUALES SON LOS CASOS MÁS TÍPICOS?

 

Algunos estudios indican que las lesiones más típicas de tras un accidente de bici de montaña,  son las contusiones en un 30%, seguido de las heridas son un 26% y las fracturas en miembros inferiores 16,5%.

La mayoría de accidentes de bici de montaña se producen por tropiezos con algunos elementos, que provocan que el ciclista pierda el equilibrio, como por ejemplo raíces de los árboles o ramas en el suelo que no son visibles por el ciclista y si van descendiendo la montaña con mucha velocidad puede ser imposible no perder el control.

Además es también normal en una montaña encontrarse con desniveles y si el ciclista no tiene la pericia adecuada puede caerse, pudiendo generar lesiones, que pueden ir desde heridas superficiales hasta fracturas en casos más graves.

CICLISTAS Y ACCIDENTES DE BICI DE MONTAÑA

 

Alex Fóchez, ciclista de  montaña y Youtuber, nos ha contado su experiencia practicando este tipo de ciclismo. Este se inició en el ‘Mountain Bike’ desde los 14 años, acumulando ya 8 años de experiencia sobre la bici de montaña.Agrega: Por supuesto, ha habido una progresión en cuanto al tipo de ciclismo de montaña que he ido practicando durante estos últimos años: empecé yendo por senderos llanos de tierra a la orilla del río y, actualmente, no puedo hacer una ruta sin que haya una trialera (camino rocoso difícil de transitar y a menudo con gran pendiente que requiere de técnica encima de la bicicleta)”

Alex publicó a través de su canal de youtube un vídeo donde explica que sufrió una caída, la cual le provocó una fractura en la mano.

 

Al respecto, el youtuber nos  ha comentado como ha sido su recuperación y como le ha afectado este accidente

“Justo después de sufrir el percance, no era totalmente consciente de lo que había sucedido y me lo tomé como una caída tonta que con dos días de hielo y reposo, quedaría en una anécdota. Los ciclistas de montaña que frecuentamos trialeras nos solemos caer a menudo, más que nada por el tipo de zonas que transitamos y las velocidades que a veces llegamos a alcanzar en nuestro afán de obtener nuestra pequeña dosis de adrenalina, como en cualquier deporte de riesgo

Alex Fóchez

Este tipo de accidentes suelen causar repercusiones psicológicas, el caso de Álex no fue la excepción  “una vez vi que la cosa iba en serio y que iba a estar un verano entero sin poder utilizar una de mis manos, me frustré y hundí anímicamente puesto que yo soy una persona bastante activa y eso de estar totalmente parado fue un verdadero drama para mí”.

El ciclista nos explicó  un poco más sobre las secuelas generadas por el accidente “Tras pasar el supuesto tiempo de recuperación y el médico retirarme la escayola, me encontré con que tenía un problema a nivel muscular el cual ya no se podía solucionar (los tendones de mi mano no pasan por su sitio), con lo cual me he quedado con secuelas de por vida, a no ser que pase por quirófano”

En su opinión, la mayoría de los accidentes practicando ciclismo de montaña se producen por dos motivos:

Exceso de confianza en algunos tramos los cuales esa persona frecuenta con asiduidad o por aventurarse a realizar cosas que están fuera de nuestro alcance por nuestro nivel de técnica sobre la bicicleta. También influye la mala suerte (por ejemplo, anclar la rueda delantera y volcar o cómo impactamos contra el suelo) o el miedo a la hora de afrontar un determinado tramo técnico.
Evitarlos es relativamente sencillo: hay que tener cabeza y saber cuándo hay que bajarse de la bicicleta ante determinados tramos técnicos que están fuera de nuestro alcance y saber moderar nuestra velocidad cuando sea necesario.
También cabe destacar que para prevenir daños físicos una vez nos caemos, es muy importante llevar protecciones como mínimo a nivel de rodillas, codos y, sobretodo, cabeza”

¿La idea de empezar a practicar ciclismo de montaña está rondando tu cabeza?  Alex te deja estas recomendaciones:

“Mi consejo tras 8 años practicando esta disciplina deportiva, es que la Mountain Bike es un deporte para disfrutar y desconectar gracias al aislamiento que nos proporciona la naturaleza.
El ciclismo de montaña a determinados niveles no es peligroso pero, una vez vas adquiriendo experiencia, quieres más y más y te vas aventurando con tramos de más dificultad técnica, y aquí es donde hay que ser conscientes del peligro y de los riesgos que estamos dispuestos a asumir.
Hay que ser constante y entonces es cuando empiezas a ver tus propios progresos: bajas de peso, tonificas tus piernas, adquieres fondo físico y, sobretodo, disfrutas y desconectas de tu rutina diaria”

¿CÓMO SE RECLAMAN?

 

Los accidentes mientras se practica ciclismo de montaña, no se pueden reclamar si han sido provocados por responsabilidad absoluta del ciclista, si el ciclista cuenta con un seguro puede recibir tratamiento médico, pero no recibiría una indemnización por el accidente.

Si por el contrario, el siniestro ocurre por responsabilidad absoluta de alguien más, ya sea un ciclista o en caso de que la montaña tenga carreteras y haya sido culpa de un conductor, si tiene el ciclista derecho a una indemnización.

En caso de que el culpable haya sido otro ciclista, será elección del afectado reclamar o no, pues si el ciclista no cuenta con un seguro a terceros, tendría que responder este con sus propios medios. Pero si el ciclista culpable cuenta con un seguro, es muy probable que dicha póliza incluya también la responsabilidad civil y puedas reclamar tu indemnización.

Cuando el accidente es provocado por algún vehículo de motor, es ciclista lesionado tiene el derecho a reclamar la indemnización por sus daños sufridos. En este supuesto, debes recordar que para la reclamación es importante disponer de un documento que acredite la culpa del siniestro, el cual puede ser el parte amistoso o el atestado realizado por la Guardia Civil o Policía.

Cuando se sufre un accidente de tráfico se puede reclamar la indemnización tanto por las lesiones, como por los daños materiales. Con respecto a las lesiones, la indemnización estará sujeta –en principio- a dos conceptos, el tiempo de curación y las posibles secuelas.

El tiempo de curación se indemniza dependiendo del estado de la víctima. Por ejemplo, el ciclista se encuentra realizando tratamiento rehabilitador, será indemnizado con 30€ diarios. Mientras que los días en los que ha estado imposibilitado de acudir a su trabajo, tendrán una compensación  de 52€. En casos más graves, donde haya sido necesaria una hospitalización, el lesionado tiene derecho a reclamar entre 75€ y 100€ por cada día, dependiendo de su estado.

Con respecto a las secuelas, es un concepto que se paga a la víctima del accidente, si tras finalizar el tratamiento rehabilitado este sigue padeciendo molestias y el médico considera que ya no es posible mejorar con tratamiento, por lo que dicha molestia prevalecerá en el lesionado, por el resto de su vida. Estas secuelas se valoran con un sistema de puntos, el cual está establecido en el Baremo de tráfico, donde se especifica la horquilla posible para cada lesión. Las secuelas se pagan, de acuerdo a la edad del lesionado.

Debes tomar en cuenta que para poder reclamar una indemnización, es necesario cumplir con una serie de requisitos básico, el primero es como  comentamos antes, demostrar la culpabilidad. Lo segundo es justificar las lesiones y que las mismas han sido producto del accidente. Por lo que es requisito fundamental que se acuda a urgencias dentro de las primeras 72 horas.

También es necesario que en la primera visita a urgencia  que se sea lo más detallado posible con los dolores y molestias que se tienen, además el lesionado debe  asegurarse de que el médico apunte en el informe todos los síntomas. Pues generalmente la compañía no reconoce lesiones que no se encuentre dentro de los primeros informes.

Es posible para el ciclista, reclamar también los daños materiales provocados por el accidente, por lo que si la bici necesita tu reparación puedes reclamarlo a la compañía, también si esta no se puede reparar, también es posible reclamar a la compañía el valor venal de la bicicleta.

LEGALCAR ABOGADOS

 

Si tienes dudas sobre si tienes derecho o no a una indemnización, puedes llamarnos gratuitamente y consultar con nuestros abogados especialistas en accidentes de tráfico, sobre tu caso en específico.

 

Llámanos sin compromiso y te informaremos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita