Los grandes lesionados en accidentes de tráfico

Los grandes lesionados en accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico con lesionados graves siguen siendo una realidad hoy en día, que en LEGALCAR Abogados hemos vivido a lo largo de nuestra trayectoria profesional. Son casos especialmente delicados, por las circunstancias que rodean a las víctimas, y por las graves consecuencias que este tipo de siniestros tienen para las mismas, pues la vida para ellos ya no vuelve a ser la misma.

La problemática de los accidentes con víctimas graves radica, principalmente, en ese antes y después del siniestro, porque los lesionados graves en accidentes de tráfico sufren secuelas de tal envergadura que las mismas cambian radicalmente sus vidas y les obliga, a ellos y en la mayoría de los casos a sus familias, a modificar rutinas y costumbres para adaptarlas a la nueva situación que se plantea tras el siniestro.

Para la víctima de un accidente grave, la vida tal y como la conocía cambia radicalmente. Son situaciones traumáticas, que hemos vivido en LEGALCAR, donde al hecho en sí del propio accidente se unen las consecuencias presentes y futuras que la situación del lesionado provoca no solo para él mismo, sino también para sus familias. Las lesiones en este tipo de siniestros son de tal envergadura, que van a condicionar el resto de la vida de la víctima.

En muchas ocasiones, este tipo de accidentes vienen provocados por conductores que circulan bajo la influencia del alcohol o de las drogas, o que lo hacen de manera imprudente y temeraria, sin calibrar las terribles consecuencias que esas conductas provocan a los demás. Casos que todos hemos oído en los medios de comunicación, de personajes conocidos por todos, y que han provocado consecuencias gravísimas en otras personas que ese día y a esa hora, tuvieron la desgracia de cruzarse en su camino.

En LEGALCAR hemos vivido situaciones verdaderamente dramáticas con casos de lesionados graves y muy graves, donde no podemos retroceder en el tiempo para evitar lo ocurrido, pero sí podemos ponernos a disposición de la víctima y de sus familias, para ayudarles a sobrellevar una situación verdaderamente complicada por las graves consecuencias a todos los niveles que ello comporta. Insistimos mucho en que hay que ayudar, y ello implica no solo un asesoramiento legal y jurídico completo, sino poner en marcha todo un sistema de cobertura laboral, pericial, médica, psicológica y sobre todo HUMANA, para ayudar a la víctima y a sus familias en un trance doloroso y complicado de sobrellevar.

La tramitación de un accidente con lesiones graves o muy graves requiere siempre, y por encima de todo, un buen asesoramiento. Si en un accidente de tráfico habitual la víctima está perdida y desorientada, en este tipo de siniestros ocurre lo mismo pero mucho más intensamente, puesto que las consecuencias son muchísimo más graves.

La víctima y sus familias necesitan tener la seguridad y tranquilidad de que su abogado no solo va a velar pos sus intereses, sino que va a estar ahí para lo que haga falta, porque se trata de poner a disposición del lesionado todos los medios, de la clase que sean, para que se vean resarcidos sus derechos tras el accidente en todos los ámbitos. No podemos cambiar lo que haya ocurrido tras el siniestro, pero sí ayudar y asesorar, y defender con un equipo completo de profesionales los derechos del lesionado.

Los accidentes de tráfico con lesionados graves tienen importantes consecuencias que van más allá de las lesiones físicas. Deben valorarse no solamente los días de hospital, impedimento y/o curación del lesionado, sino sobre todo las secuelas que le queden tras el siniestro, y tratándose de este tipo de accidentes, las mismas suelen ser de gran importancia, y donde normalmente va a estar la pelea con las aseguradoras, junto a los denominados “factores de corrección”, pues normalmente en el cómputo de los días no suele haber discusión.

Las secuelas van a estar en función de las lesiones padecidas. En muchas ocasiones se trata de daños medulares, cerebrales, paraplejías, monoparesias, amputaciones de extremidades con o sin posibilidad de prótesis, o con necesidad de silla de ruedas, lesiones del plexo braquial…es decir, se trata de lesiones de tal gravedad que implican un cambio drástico de vida para la víctima y para su familia. Pelear estas secuelas y las consecuencias del estado en que quede el lesionado deben ser la prioridad del abogado que defienda este tipo de casos.

No podemos olvidar, además, que unido a ello va a estar la reclamación de todos los factores de corrección que el vigente Baremo de indemnizaciones de tráfico establece para estos supuestos, y que van desde las incapacidades que correspondan (parcial, total, absoluta o gran invalidez) hasta la necesidad de ayuda de tercera persona, adaptación de vivienda, etc.

En enero de 2016 entra en vigor la reforma del actual Baremo de Tráfico, que mejora de manera importante las indemnizaciones a grandes lesionados. Dada su complejidad es muy importante contar con abogados especialistas en esta disciplina, para no dejar ninguna partida sin reclamar.

LEGALCAR ABOGADOS

Desde LEGALCAR abogados, siempre recomendamos acudir cuanto antes a un especialista en tramitar accidentes de tráfico con grandes lesionados, para no dejar de reclamar todo lo que en derecho corresponde a la víctima de un siniestro de estas características.