900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En esta ocasión, te damos a conocer algunos de los más comunes del motor y cómo detectarlos a tiempo para evitar males mayores durante la conducción.

Luces de advertencia de problemas en el motor

Las luces de advertencia que se encienden en el cuadro de instrumentos al girar la llave en nuestro vehículo y luego se apagan nos indican una serie de incidencias que debemos tener en cuenta. Además, si notas que alguna de estas luces se mantiene encendida durante un tiempo mayor o de forma ininterrumpida, seguramente tengas un problema en el motor.

Si aún no lo sabías, las luces de advertencia presentes en el cuadro de instrumentos están conectadas a sensores que sirven para medir el estado de diferentes sistemas del automóvil. Las luces sirven a modo de prevención e indicarte así que algún problema puede estar ocurriendo en el motor.

Hay tres indicadores principales en el cuadro de instrumentos que nos valen para detectar problemas en el motor. Las dos primeras señales luminosas tienen que ver con el nivel y presión del aceite en el motor. En cuanto a la tercera luz de advertencia del cuadro de instrumentos, si se enciende ésta el motivo puede ser algo más complejo, de manera que lo recomendable es que revisen el motor del coche en un taller especializado.

Comportamiento del motor

Si descubres un comportamiento extraño en el motor de tu vehículo, ponle remedio cuanto antes. El motor debe responder a un manejo predecible y no sufrir sacudidas o aceleraciones imprevistas y, ni mucho menos, detenerse en ningún momento. Algunas de estas circunstancias son un signo claro de un problema grave en el motor.

Estos problemas pueden estar relacionados con el desgaste de las bujías, el filtro o la obstrucción de las mangueras de combustible. Como medidas preventivas, lo aconsejable es realizar regularmente una afinación, el cambio de aceite o la banda de distribución. Si a pesar de haber actuado con prevención detectas cambios en el comportamiento de tu motor, acude a un taller para realizar una revisión de tu vehículo.

Sonidos del motor

Los sonidos en el motor, más allá de los ruidos naturales de un vehículo, son unos indicadores ideales para saber del estado del coche. Así, un sonido parecido a una explosión podría significar una detonación en los cilindros del motor. ¿Los motivos? Que la gasolina se encienda de forma prematura en la cámara de combustión o simplemente debido a una falta de afinación del motor.

Otros sonidos que nos alertan de problemas en el motor son el de un zumbido, señal de que el sistema de arranque necesita algún cambio, o una vibración cuando cambiamos de marcha, relacionado con problemas en la transmisión.

Olores y problemas en el motor

Una vez más hacemos uso de nuestros sentidos para saber qué le puede estar pasando al automóvil. Percibir olores extraños dentro del coche no es para nada una buena señal. Cuando las bandas de distribución sufren daños o no están tensadas correctamente, podemos distinguir un olor como a goma quemada.

Olores que hacen referencia a problemas de mayor calibre son los de los gases de escape, que son muy tóxicos. En este caso, no lo dudes y lleva tu coche cuanto antes a un taller, pues al no hacerlo no solo perjudicas a tu vehículo, sino también a tu salud.

Humor desde el motor

También le reservamos un hueco a los humos que se desprenden del tubo de escape de un vehículo. Si la cantidad de humor que se sale del tubo es demasiado grande, el problema podría venir por determinados contaminantes que se hubieran filtrado en la mezcla de aire-combustible y se estuvieran quemando con la gasolina.

Además, si el humo es azul, es un claro indicio de que el aceite se está filtrando en la cámara de combustión y consumiendo con la gasolina.