900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

A tenor del artículo 1106 del Código Civil, el lucro cesante es: «la ganancia que haya dejado de obtener el acreedor».

¿Qué es el lucro cesante?

De acuerdo al artículo mencionado, en relación con los accidentes de tráfico, el lucro cesante se refiere a experimentar una pérdida del incremento patrimonial que debido al accidente se ha dejado de obtener.

Esa pérdida de ganancia no tiene porqué corresponder a un valor concreto en el momento del daño, sino que puede incluirse en el mismo la cantidad de dinero que podría haber ganado en un futuro. Así el lucro cesante puede ser actual y futuro. A pesar de que ese lucro cesante pueda ser un valor futuro, la Sentencia de fecha 22 de junio de 1967 de la Sala 1º del T.S. nos muestra los límites del lucro cesante futuro: «…que no basta la simple posibilidad de realizar ganancia, sino que ha de existir una cierta probabilidad objetiva»

Así se exige la certeza respecto de las ganancias, es decir que no estén basadas en suposiciones sino que haya una probabilidad acreditable de que se van a recibir dichas ganancias.

Relación y diferencias con el daño emergente

En un caso de accidente de tráfico, además de las lesiones corporales podremos reclamar el daño por lucro cesante o daño emergente.

Ambos daños están relacionados con el daño patrimonial causado por el accidente. Por un lado, el daño emergente puede ser actual o futuro. El daño emergente actual corresponde a los gastos relacionados con daños del vehículo, el hospital o medicamentos. Mientras que el futuro es el que está relacionado por los daños que corresponderán al tratamiento de las lesiones.

Por otro lado, el lucro cesante, se considera actual si se basa en la imposibilidad de trabajar en el momento del accidente o futuro si se tiene en cuenta lo que se dejará de percibir a lo largo del proceso rehabilitador.

¿Cómo probarlo y acreditarlo en nuestra reclamación?

Según la Ley de Enjuiciamiento Civil corresponde a la persona que lo reclama la carga de prueba, por lo tanto; será el lesionado el que con la ayuda de los abogados de Legalcar quién deberá acreditar la existencia de lucro cesante.

Nos puede surgir la duda de cómo probarlo. Ante dicha duda, debemos saber que se trata de indicios por lo tanto, para acreditar esa falta de ganancia que se ha sufrido se deben utilizar documentos en los que se muestre la ganancia que se ha ido obteniendo a lo largo de los meses anteriores y que supuestamente se habría obtenido durante el período que no se pueda acudir al trabajo.

En cuanto a la prueba propiamente dicha utilizaremos documentación como: libros de cuenta, declaraciones fiscales, nóminas, y cualquier documentación similar.

En Legalcar contamos con unos abogados especializados en reclamaciones extrajudiciales por accidentes de tráfico que podrán asesorarte a la hora de realizar la reclamación y que conseguirán obtener la cantidad de indemnización justa en el aspecto de lucro cesante correspondiente a la cantidad patrimonial que podríamos haber obtenido en el período de baja laboral.